• sistema siate cubierta- onduline
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
4 Comentarios

SIN PERDER EL FOCO

Las redes sociales nos han traído un mundo maravilloso y lleno de posibilidades pero, como ya hemos reflexionado en otros post, también acarrean sus peligros y sus reglas, a veces no escritas.

Por ello conviene poner este tema encima de la mesa y ver cómo, entre tanto ruido y prisas, podemos seguir manteniendo el foco en lo realmente importante.

No es tarea fácil, pero bien vale la pena intentarlo.


1 NUEVOS TIEMPOS

Con la llegada del coronavirus, much@s arquitect@s se ha visto  obligados a teletrabajar de un día para otro y, en muchos casos, como el nuestro, hacerlo mientras improvisaban su nueva faceta como profesores particulares de sus hij@s. Han sido meses convulsos e intensos. Por un lado, nos hemos hecho conscientes de las posibilidades del teletrabajo y de la formación online. Pero, al hacerlo todo de golpe y a marchas forzadas, también ha traído mucha dispersión y bastante estrés.

Sobre el Teletrabajo ya hemos hablado mucho y, si te interesa el tema especialmente, tenemos un curso (ver aquí).

Uno de los factores más importantes para que podamos rendir al máximo de nuestras posibilidades es nuestra capacidad de focalizar pero los nuevos tiempos nos lo han puesto todavía más difícil.

Como apunta el experto en productividad, Jose Ignacio Azkue,

“Está claro que la naturaleza del trabajo ha cambiado radicalmente en los últimos años. La tecnología ha puesto a nuestro alcance una serie de herramientas  que facilitan la productividad pero también la desconexión y la pérdida de foco. El uso excesivo de estas nuevas tecnologías provoca un impacto negativo en nuestra capacidad de concentración y, por tanto, en nuestra productividad personal. Tanto es así, que esta semana he leído un titular en la prensa económica que decía “Estar enganchado al móvil y al e-mail te vuelve más idiota”.

Al final del artículo se hacían algunas recomendaciones a modo de gestos o trucos para evitar esta desconexión. Pensé que, como casi siempre, se trataba de trucos y detalles aislados. Vienen bien pero la experiencia me dice que son insuficientes si realmente queremos ser eficaces y conseguir resultados profesionales y calidad de vida (…).” (Ver post completo)

En estos tiempos en los que a golpe de click podemos conocer tantos proyectos de arquitectura como queramos, quizás se haga extraño que, desde este blog, sigamos incidiendo en la importancia de los libros.

Ver proyectos, tantos como queramos, no es conocerlos; de hecho, lo que normalmente se hace navegando por la red es dejarse seducir por aspectos interesantes de cada proyecto. Estas llamadas de atención, muchas veces, tienen más que ver con la calidad del reportaje fotográfico que con el proyecto en sí mismo.

Por ello, estamos completamente convencidos de que para ser buen arquitecto no hace falta estar a la última de lo que se cuece en la red y mucho menos estar pendiente de lo que se publica en Instagram. Le Corbusier, Mies y compañía fueron capaces de hacer historia sin tener ni un mínimo porcentaje de conocimiento de la historia de la arquitectura de la que cualquier arquitecto tiene en la actualidad. La capacidad de realizar algo notable en la arquitectura depende de muchos factores (entre ellos el cliente –ver aquí-) y no sólo del conocimiento como tal.

En fin, que para estar enfocados, es mucho mejor no dejarnos llevar por las redes sociales. Si queremos estar concentrados en lo que estamos haciendo, más allá de si es algo personal o profesional,es importante tener nuestros pitidos y notificaciones del móvil lo más lejos posible.

Foto del aparcamiento para móviles que ha hecho nuestro alumno del curso de productividad Edu Fdez de Alba.

2 CUESTIÓN DE HORMONAS

Seguramente, este post no se lee igual si tú eres nativo digital  o si, como en nuestro caso, esta revolución digital te llegó de buenas a primeras y tuviste que adaptarse a ella.

En el caso de que seas arquitec@ nativ@ digital, es posible que se te haga complicado imaginar cómo era nuestro mundo hace poco más de 15 años en la Escuela de arquitectura de San Sebastián.

Si nos dejan elegir cuál era una de las mejores cosas de la carrera responderemos, sin duda, que la biblioteca — dando por hecho que lo mejor fueron los amigos que hicimos—.

Una biblioteca realizada por Miguel Garai, en su “etapa clásica” como profesional, , que recuerda al mejor Asplund.

Era un espacio sobrio y contundente, de una escala que impresionaba, y con miles de libros. Todos los que necesitábamos. Para nosotros era un gran placer tener un par de horas libres y ponernos a revisar una pila de libros y dejarnos cautivar por ellos. Siempre cogíamos muchos más de los que daba tiempo a estudiar, pero aquello también tenía su gracia.

Y sí, leíamos mucho y muchos libros. “Libros gordos” que a día de hoy nos cuesta la vida ponernos con ellos.

¿La razón? No es la falta de ganas ni tampoco el desinterés, más bien al contrario. Seguimos pensando que gran parte del conocimiento en arquitectura sigue estando en el mundo 1.0-. La razón no es otra que, sin darnos cuenta, nuestro cerebro ha cambiado. El nuestro y casi seguro que el tuyo también. Nuestras neuronas funcionan diferente y nuestra aparente necesidad de gratificaciones inmediatas se ha disparado por mil.

Esto nos ocurre aun siendo relativamente conscientes de ello y sin habernos dejado cautivar al cien por cien por los cantos de sirena 2.0.

Estas nuevas redes neuronales hacen que seamos capaces de ser muy rápidos conectando la información disponible pero nos cuesta mucho mantener el foco en una sola cosa.

El tema de las gratificaciones tiene que ver con las dosis de dopamina que segrega el cerebro cuando está cerca de conseguir su objetivo y también de la oxitocina que segrega cuando consigue terminar con éxito una tarea.

Por lo tanto, enfrentamos a un post de sólo 500 palabras es una fiesta para nuestro neocortex. Sin embargo, si vamos a por un libraco importante, este mismo hipocampo cerebral comenzará a sudar y a mandarnos miles de estímulos para que hagamos algo más sencillo.

3 LA IMPORTANCIA DE FOCALIZAR

En cualquier caso, y asumiendo estos cambios cerebrales, los espacios arquitectónicos potentes de algunas bibliotecas siguen siendo tentaciones inevitables. Algunas, aun sabiendo que lo más seguro es que jamás las visitemos, siempre las tendremos en nuestro imaginario como lugares insuperables de paz y felicidad. ¿Algún ejemplo? La Biblioteca de la Phillips Exeter, de Louis Kahn o la  Biblioteca  de la Universidad de Aveiro, de Álvaro Siza.

Biblioteca de la Phillips Exeter, Estados Unidos. 1945. Autor: Louis Kahn  Imagen: wikipedia

 

Ante este panorama, y siendo muy conscientes de que el 80% de nuestras acciones son comandadas por nuestro inconsciente, solo nos queda  ejercitar el músculo cerebral y convocar a nuestras  amigas la disciplina y la constancia para que nos ayuden a encontrar un término medio y poder seguir navegando en este mundo híbrido (digital y analógico).

Evidentemente parar para meditar o hacer visualizaciones también ayuda a ejercitar la concentración y mejorar la atención. En nuestro caso, desde hace muchos años, procuramos sacar un rato cada día para  ello y cuando, en alguna temporada, bajamos la guardia, lo notamos claramente en una dispersión nada deseable.

Eso sí, lo que siempre nos ayuda a estar a foco es seguir la metodología GTD, que es la base de nuestro curso de productividad.

Y ahora, si te apetece, te animamos a que nos cuentes cómo llevas tú este tema de la concentración y el foco.

Post recomendado:

Masterclass ONLINE: Herramientas digitales para gestión de Estudio de Arquitectura

 

Te puede interesar:

LA CIUDAD DEL SELFIE

Curso de TELETRABAJO en ARQUITECTURA.

Autores del post: Stepienybarno _ Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó

 

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

 

Suscribirte a nuestro blog y recibe gratis nuestra guía:

10 Ideas para vender más si eres arquitecto

http://bit.ly/2fkkTS7

 

Si te interesa contactar con nosotros para que te ayudemos a mejorar tu visibilidad online y, en consecuencia, mejorar tus oportunidades laborales, no dudes en escribirnos a: blog@stepienybarno.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS
4 COMENTARIOS
  1. Permiso de obras en barcelona

    Buen artículo, enhorabuena por el blog! Toda la razón en que no hay que desviarse demasiado del objetivo, saluddos!

  2. eduFDEZdeALBA

    Hola compañeros!
    Qué buen post… me recuerda muchas cosas vistas en el curso, que fue fantástico.
    Me alegra que hayáis utilizado la imagen del aparcamiento para móviles. Cada vez que lo uso, la mañana se vuelve maaaaas productivas.
    Abrazos y besos según corresponda!

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio