• sistema siate cubierta- onduline
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
Sin comentarios

Muere Domingo Pellicer, arquitecto y catedrático de la Universidad de Navarra

Ayer nos enteramos de la muerte de este magnifico profesor de arquitectura.

1.ESTUDIAR APAREJADOR

Hoy escribo en primera persona, pues fui yo quien le conocí. Soy Lorenzo Barnó, una de las dos mitades de Stepienybarno, y antes de estudiar arquitectura, hice la carrera de lo que entonces se llamaba Aparejador.

Fueron unos años que disfruté mucho y, como suele ocurrir, de lo que me más me acuerdo no es de las asignaturas que cursé: mi mayor recuerdo son l@s amig@s que hice y las peripecias que vivimos. Ya muchos años después, de vez en cuando, nos seguimos juntando y siempre son días muy especiales.

Estudiar Aperajador o arquitecto técnico me sirvió para creer en mí, para ver que era capaz de sacar adelante, con facilidad, una carrera si realmente me gustaba. Esto hoy es algo evidente, pero por aquellos años no se hablaba de estas cosas.

Además, me fue muy útil para saber que lo que quería estudiar, realmente, era Arquitectura y eso es lo que hice inmediatamente al terminar la carrera en la Universidad de Navarra. Mi intención inicial era hacerla en Pamplona, pero el destino quiso llevarme a San Sebastian y, nuevamente, no puedo estar más contento de que así fuera.

2. CONSTRUCCIÓN DE PRIMERO

Pero, a lo que iba, ¡que me despisto fácil! De mi paso por Aparejadores guardo muy buen recuerdo de varios profesores: Cristina Sanz en estructuras, Javier Ayúcar (que nos enseño la muy útil teoría del punto gordo) y Chomin Pellicer. 

Yo venía de pasar sin pena ni gloria por lo que entonces era el BUP y COU y recuerdo perfectamente las primeras clases con Pellicer.

Entonces, Domingo Pellicer me parecía un señor mayor muy serio. Hoy veo que debo andar por la edad que él tenía entonces. ¡Cómo pasa el tiempo!

Para mí fue impactante que hablase en clase y que prácticamente todo lo que dijera se me quedase directamente en la cabeza. Además nos había preparado un libro-cuaderno que estaba muy bien y lo poco que se quedaba en el aire, lo leías y listo. Algo impresionante que pocas veces más he vuelto a vivir con tanta fuerza y claridad.

También recuerdo que era un hombre bastante exigente y que no regalaba la nota en los exámenes. Aun así, la mayoría de los alumnos superamos con alegría el curso y quedamos enamorados de una asignatura que, evidentemente, debía ser clave para ser buen Aparejador: construcción.

Ese mismo año,  gracias a que me había ido bien el curso, comencé a dar clases de varias asignaturas durante los veranos (sobre todo mate y dibujo) y también ahí comenzó mi amor por la enseñanza. Nuevamente, otro regalo que la vida me trajo.

Fueron un montón de años de dar clases particulares en casa de mis padres (a los cuales no habré agradecido lo suficiente la paciencia que tuvieron de ver desfilar todas la mañanas a tantos alumnos por el pasillo de la casa).

Vari@s muy buen@s amig@s que tengo ahora mismo los conocí como alumn@s aquellos años.

Al año siguiente, en segundo, Enrique Maya, también nos dio buenas clases de construcción, y si mal no recuerdo en tercero volvimos con Chomin Pellicer.

3. UNA DUDA

Años más tarde con el estudio de arquitectura en marcha, recuerdo haber ido a la Universidad a preguntarle una duda sobre una fachada que queríamos hacer. Habíamos hecho varios cursos de Bioconstrucción, y tenía más de una duda al respecto.

Creo recordar que era algún encuentro de una gruesa fachada ventilada con hoja interior de termoarcilla, corcho natural como aislamiento, cámara de aire, hoja de ladrillo y mortero de cal. Habíamos mirado mucho por la red y por entonces había foros muy potentes donde la gente debatía de estos asuntos.

Aun así, la explicación de Pellicer, amable y sencilla, me sirvió mucho más que todo lo que había leído antes. 

Por todo ello, me siento muy apenado de su muerte.

Ojalá todos podamos encontrar, por lo menos, un profesor tan bueno como él en nuestra vida.

Descanse en paz.

Más sobre el fallecimiento de Domingo Pellicer por aquí.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio