• sistema siate cubierta- onduline
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
1 comentario

ALVAR O ALVAR, LUGARES COMUNES. LA INFLUENCIA DE AALTO EN LA OBRA DE SIZA.

0.0 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Aprovechando que esta semana, el viernes día 20 de noviembre, Fundación Arquia rinde homenaje en Madrid a Álvaro Siza y en Caixa Forum Madrid se puede disfrutar la exposición de la obra de Alvar Aalto, nos parecía un  buen momento para desempolvar nuestro trabajo de investigación sobre ambos maestros de la arquitectura.

Se trata de una tesina que, al finalizar nuestros cursos de doctorando en el 2010, hicimos estudiando la influencia de Aalto en la obra de Siza.

Lo compartimos, completita y tal cual la entregamos,  en abierto con tod@s vosotr@s.

¡Esperamos que sea de vuestro interés!

A continuación os dejamos la Introducción y el primer capítulo del trabajo.

Al resto del documento podéis acceder en formato pdf al final del post.

ALVAR O ALVAR, Lugares comunes.

La influencia de Aalto en la obra de Siza.

Autor: Stepienybarno

Directora: Ana Azpiri Albístegui

0. INTRODUCCIÓN

La obra de los arquitectos Álvaro Siza y Alvar Aalto, ha sido sobradamente analizada y documentada. Hacer un nuevo estudio sobre ambos arquitectos de manera independiente carece de sentido para este documento.

A lo largo de las siguientes páginas, se intentará ahondar en los nexos de unión que creo poder definir entre la arquitectura de Alvar Aalto y Álvaro Siza.  Para ello se intentará omitir las similitudes formales o gestos de lenguaje comunes, por no considerar estos aspectos fundamentales de sus obras. Ambos arquitectos, por su forma de trabajar transcienden el concepto de la forma, para ser el fondo de sus planteamientos lo verdaderamente interesante de sus arquitecturas.

Estos lazos que iremos analizando muchas veces parecen ir más allá de lo meramente arquitectónico para llegar a analizar determinados aspectos de su personalidad se ven reflejados en su obra. En el caso de Álvaro Siza, destaca una actitud  profunda y humilde a la hora de vivir la vida, que le ha permitido desenvolverse durante gran parte de su trayectoria profesional relativamente alejado del estrellato arquitectónico, hasta los últimos años en los que éste ha llegado casi a pesar de él. Como veremos el nulo afán de protagonismo, tanto de Siza como de Aalto, se refleja  claramente en sus arquitecturas.

0.1 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

El propio Álvaro Siza, ha reconocido en varias ocasiones su pasión y admiración por el maestro finlandés tal como se aprecia en las siguientes citas;

“El instrumento del arquitecto es su capacidad de ver. Recuerdo haber leído un texto de Alvar Aalto en el cual comentaba de tener la costumbre de que cuando un proyecto se encontraba en fase de explosión de ideas, él se paraba para ponerse a dibujar sin intención concreta respecto a los problemas del proyecto.  Durante este impás de espera nacían las ideas que le retornaban al proyecto con la claridad necesaria para terminar el proyecto.” [1]

“Alvar Aalto está de nuevo presente; se le necesita, hay una demanda real de él. Quizá la razón sea que se plantea abordar la innovación sin perder la historia, la tradición y la atmósfera local.”[2]

Con todo ello, se intentará  verificar de la manera más clara y ordenada posible, cómo esta herencia arquitectónica, se manifiesta tanto en el pensamiento como en la obra de Álvaro Siza.  De hecho, la relación entre ambos arquitectos, también ha sido puesta de manifiesto por los comentarios de prestigiosos críticos de arquitectura como William Curtis o Kenneth Frampton.

0.2 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Durante el transcurso de este análisis se estudiará la relación y nexos de unión entre ambos arquitectos. Así se intentará mostrar cuales son estos lazos y cómo se producen. Para ello se documentará con presión  todas las conjeturas, por un lado a través de palabras de los propios arquitectos objeto del análisis, y por otro, mediante la  investigación conceptual y visual a través de imágenes de sus obras.

Para ver los nexos se unión de Siza y Aalto se hará coincidir cada “lugar común” con un capitulo del trabajo. A su vez, estos apartados seguirán siempre el mismo esquema.

Primero se analizarán algunas obras de Aalto y luego otras de Siza. Así, se verá cómo se manifiestan estas ideas en sus arquitecturas para pasar a desarrollar con más detenimiento obras de cada autor que tengan especial relevancia para cada capítulo. Para terminar cada parte, se buscará la relación que existe entre ambos arquitectos respecto al “lugar común” elegido.

Analizar la obra de estos dos arquitectos tiene la dificultad, de que ninguno de ellos sigue ningún método preestablecido. Aunque sus argumentos y planteamientos son tremendamente lógicos, es la chispa de la inspiración, lo que hace que estemos hablando de arquitectura con mayúsculas en ambos casos.

0.3 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

LUGAR COMUN 1, LA IDENTIDAD.

Es muy importante ser conscientes de qué tipo de identidad hablamos cuando queremos buscar los nexos de unión entre ambos maestros. No es lo mismo que nos estemos refiriendo a su propia identidad, la identidad de un lugar (incluso de lo que allá ha acontecido, es decir, su pasado) o a la identidad de toda una nación, que bien se puede poner de manifiesto a través de la memoria colectiva.

Existen elementos, a modo de arquetipos, en las culturas de ambos arquitectos que se tienen que poner sobre la mesa para poder entender en qué manera son tenidos en cuenta en sus proyectos. Elementos como el bosque o los lagos tienen una significación especial en la obra de Aalto, y por ello, es importante darles el papel que les corresponde.

Por otro lado, bien se pudiera hablar del carácter (personalidad) de Aalto o de Siza y cómo éste se manifestaría en sus proyectos, pero se intentará evitar esta aventurada deducción. Por ello, el análisis intentará  centrar el tema en la manera en qué el carácter de un pueblo, sí que se manifiesta en sus arquitecturas de una forma relativamente objetiva. Por ello, se enfocará este capítulo, buscando la relación de la cultura nórdica o portuguesa en las obras Aalto y de Siza.

1.1 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

1.1 LA IDENTIDAD EN AALTO

Para Alvar Aalto, el concepto de la identidad, era algo más que mostrar con  orgullo su nacionalidad. Es un sentimiento personal, que es compartido por varios intelectuales nórdicos de la época, y es consecuencia del agitado momento político por el que atravesaba el país. Éste se encontraba recién creado a principios de siglo, con una larga guerra de por medio.

Precisamente en la posterior reconstrucción de la nación finlandesa. Aalto veía posibilidades para experimentar dentro de lo más auténtico y genuino de su país, pero que a la vez sus descubrimientos pudieran ser extrapolables a otros países. A este respecto comentaba,

“Finlandia debería ser el primer lugar para experimentación y la investigación en la actividad humana llamada ahora reconstrucción. Es deber de este país para con la humanidad”.

Realmente, la memoria de una nación tiene tanto que ver con sus recuerdos como con el propio olvido.

1.2 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Era necesario reafirmar las costumbres y tradiciones finlandesas, dentro de un panorama internacional, donde apenas se conocía nada de este nuevo país.  El enraizamiento en el lugar, Aalto lo vivía como una experiencia personal, como si de una seña de identidad se tratase.

El pueblo finlandés es muy reacio a realizar cambios en su ideología, aman sus tradiciones y su romanticismo nórdico. El propio Aalto comenta que Siegfried Giedion, escribió sobre él,

“lo típico en mi es la internacionalidad. Y sin embargo, prefiero construir – o por lo menos lo hago a gusto – en Finlandia.

Eso no se debe sólo a razones sentimentales, sino a que los problemas constructivos me resultan más familiares aquí. Al mismo tiempo me siento internacional, pero de un modo distinto al de aquéllos que escriben artículos sobre la internacionalidad como la única forma válida.

La internacionalidad no está reñida con el eraizamiento en un lugar, que es a su vez parte de una colectividad mayor.” [3]

Una de las características más importantes en los proyectos de Aalto es la  forma de distribuir los distintos volúmenes. En varios proyectos recuerdan las agrupaciones de granjas de Finlandia, resultando su arquitectura una reinterpretación de los graneros y arquitectura popular de los campesinos finlandeses. Esta arquitectura tradicional, usaba materiales y técnicas muy sencillas y económicas, como el encalado de paredes, techos planos con vegetación, que Aalto conoció durante su infancia y adolescencia en Jyväskylä.

El uso de estas técnicas y materiales tan populares hacía que la obra  de Alvar Aalto fuera recibida de buen grado por el  usuario. Estamos hablando de uno de los pocos arquitectos que realizando una obra de absoluta vanguardia para su época, no solo obtuvo el respeto de la crítica, sino que fue capaz de contagiar su entusiasmo a todo el pueblo finlandés, hasta ser considerado una especie de héroe nacional. Como bien apunta a este respecto Pallasmaa, “Alto era un realista crítico y su arquitectura concernía directamente a las emociones y los sentidos. Por ello su obra se enmarca en uno de los pocos éxitos populares de la estética contemporánea.”[4] Incluso se pudiera ir más allá, al recordar que Aalto era (y es) un gran referente para toda Finlandia, que levanta la admiración y el orgullo de todo un pueblo.

1.4 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

1.5 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

El concepto de  identidad en se ve perfectamente reflejado en el proyecto ganador del concurso para EL PABELLÓN FINLANDÉS DE LA EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE PARIS EN 1937. La realización del proyecto supuso un soplo  de aire fresco para el estudio, pues ya eran cuatro los años que llevaban presentándose a concursos de una manera continuada sin ningún éxito, lo que había llevado a Alvar a una gran depresión. Antes de la inscripción en el concurso, viajó a Paris para estudiar el solar, lo cual ayudó enormemente a que su propuesta destacara sobre las demás. Para este concurso, el estudio de los Aalto presenta dos propuestas que obtienen el primer y segundo premio.

A principios de los años treinta, Aalto empieza a experimentar con una arquitectura que tiene que ver tanto con la memoria del lugar como con la memoria colectiva de toda una nación. El tema de representar la identidad de un país con un pabellón le lleva a buscar un lenguaje específico  y una imagen que represente lo finlandés. Aalto  quería evitar el uso del folclore en el proyecto, como las tradicionales alfombras finlandesas. Y para ello quería controlar todos los aspectos del pabellón incluido el mobiliario y decoración interior. Absolutamente toda la muestra debía pasar por sus manos, incluidas las propias exposiciones que fueron concebidas en el entonces nuevo arte de la fotografía. Esta pretensión,  no resulto tan fácil de lograr, lo cual produjo en  Aalto a un gran enfado, hasta el punto de no asistir a la inauguración.

1.6 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Para la realización del pabellón de Finlandia en  Paris  Aalto se inspira en temáticas que puedan representar la identidad del país,  como pueden ser el respeto al entorno, el uso de la madera en sus diferentes técnicas, la metáfora del bosque, reinterpretación de las granjas finlandesas y la  recreación del paisaje exterior en el interior. Todos estos recursos propios del imaginario de Aalto, no iban de la mano de las  últimas tendencias del momento que  correspondían a la arquitectura moderna. A pesar de ello, el pabellón de Finlandia nunca dejó de ser  catalogado como uno los grandes referentes  del estilo internacional.

El solar donde se ubica el pabellón resultaba perfecto para los intereses de Aalto, pues se trataba de una abrupta  ladera de una colina poblada de árboles. Las normativas prohibían talar los árboles más importantes, lo que para el pabellón de Aalto resultó perfecto pues los incorporaba al proyecto como parte de la identidad del pueblo finlandés.

El pabellón  se forma por un cuerpo principal al que se le añaden una serie de volúmenes con una geometría libre que se extendían por la parcela esquivando a los árboles existentes, produciendo una interesante simbiosis entre arquitectura y naturaleza.  Aalto en su visita al lugar localizó de un modo preciso  todos los árboles importantes para poder situarse en torno a ellos, como muestra de gran respeto al lugar y forma de representar la fascinación del pueblo finlandés por el bosque.

1.7 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

El proyecto se debe entender como un itinerario que comienza en este salvaje jardín exterior, para pasar luego a un porche de madera que acoge al visitante. La idea de recorrido por un simbólico bosque finlandés (a modo de promenade) es perfecta teniendo en cuenta que se trata de un pabellón de exposiciones. Así el público entendía que desde el exterior ya había empezado la muestra.

Alvar Aalto plantea como corazón del proyecto del pabellón,  un espacio a triple altura iluminado cenitalmente para evitar el asoleo directo. Este volumen  de carácter introvertido va situando al espectador a diferentes niveles. En el proyecto se plantea un patio que bien pudiera estar inspirado en la casa romana de Pompeya, pero  se traspasa a la cultura nórdica  mediante unas columnas realizadas directamente con maderas de árboles del bosque finlandés. Estas columnas del patio central, son cuatro troncos de abedul sin descortezar que intentaban confundirse con verdaderos árboles (naturales) plantados en los cuatro vértices del patio.

Como se puede observar, la dualidad (tradición – universalidad) es una cualidad que ser irá repitiendo en la obra de Aalto. El pabellón es una continua síntesis de ideas que en principio se pudieran considerar casi contradictorias como puede ser combinar lo  universal con lo particular.  Sin embargo, esta matizada ambigüedad resulta una buena ayuda a la hora de plantear un pabellón que representante a una nación  en  una exposición internacional.

1.8 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

1.2 LA IDENTIDAD EN SIZA

Hasta 1968, a los arquitectos portugueses no se les permitía salir de sus fronteras. Pero a partir de esa fecha Siza y sus colegas, partieron a ver Europa con sus propios ojos, y por un lado, lo hacen con un espíritu muy portugués, y por otro son como  auténticas esponjas que quieren entender los nuevos mundos que hasta entonces habían estado restringidos. Como dice el propio Siza, “un portugués si es verdadero portugués, no es solo portugués”, y esta especie de contradicción tiene que ver con la mirada que el pueblo portugués tiene puesta en el océano, donde estos ojos parecen estar seduciendo con un guiño constante al continente americano.

Para Siza, el valor de la identidad está en cada pequeño detalle. Le gusta recordar que “ningún sitio es un desierto. Siempre puedo ser uno de sus habitantes!”. Trabaja con mucha intensidad en el tema de la rehabilitación a nivel de ciudad y es ahí donde aparece el Siza más respetuoso. Si su arquitectura, es de por si considerada hacia el lugar donde se ubica, hay ocasiones donde extrema este cuidado. Como le gusta comentar al maestro portugués, “la ciudad no está sólo hecha de su realidad física, sino también de su memoria.”

1.9 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Siza, es llamado para trabajar en Europa (Alemania y Holanda) avalado por su fama de experto en vivienda social desde mediados de los ochenta. Al país de los tulipanes  llega con la inquietud de quien quiere conocerlo todo. Para más inri, le toca trabajar con población inmigrante, y Siza actúa como si de un experto en participación ciudadana se tratase. Se vuelca en dar opción a la gente, para que exprese cómo desea vivir y cuáles son sus verdaderas necesidades. El habitar del pueblo holandés no es igual que el del portugués, y el de inmigrantes en Holanda, tampoco se parece al holandés autóctono. Todos estos matices, son los que Siza traduce en arquitectura para poder así  adaptar los espacios y sus funciones a cada identidad que los va a disfrutar.

Respecto a su etapa germana el propio Siza comenta, “Construí viviendas en Berlín y la crítica preguntó dónde estaban los detalles y la sensibilidad que habían hecho famosa mi arquitectura. Expliqué que la atmósfera de la ciudad y la mano de obra berlinesa no podían resultar nunca en un edificio portugués. No es cierto que un arquitecto pueda tener un sello e imprimirlo en cualquier lugar.”[5] Estas palabras no son muy diferentes de las de  Kenneth Frampton al respecto, ”Siza, en su etapa europea ha procurado ensamblar un tejido que armonizase con los rastros del pasado.”[6]

1.10 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

El arquitecto luso  se enfrentó al proyecto del PABELLÓN DE PORTUGAL, con la particularidad de que se celebraba la EXPO en  Lisboa allá por el año 1998, es decir,  en su propio país. El  concepto de identidad, de una manera u otra se debía de poner de manifiesto y no tanto la representación del propio Estado.

Siza valora la humildad y honradez de la forma de trabajo manual de Portugal, en la misma medida que cuando se encuentra trabajando  en otros países como Alemania y Holanda sabe que tiene que ser capaz de entender su idiosincrasia. Bajo este prisma ve cuales son los deseos y necesidades más íntimas de cada ciudad en la que interviene. También hay que destacar que a Siza le gusta trabajar desde la ambigüedad y la dualidad, siempre busca el nexo de unión entre lo local y lo global. El arquitecto luso a la vez que se identifica plenamente con su Matosinhos natal, considera que cada ciudad que visita es su ciudad.

Con el proyecto del pabellón de Portugal, Álvaro Siza quiso trascender a lo efímero de un pabellón supuestamente temporal, e intentar ir mas allá, pensando en cómo este edificio sobreviviría a la EXPO y qué nuevas actividades pudiera albergar. Entre estos posibles usos Siza contempló la posibilidad de  que pasara a ser un  museo o  bien un pabellón administrativo.

1.11 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Sabía que su edificio quedaría entre la tierra y el río, e incluso fue capaz de convencer a la organización para resituarlo en un entorno más adecuado para hacer que  el edificio se agarrase  al lugar donde se ubicará. Con ello  intentaba que el río pasase a formar parte del propio proyecto, convirtiéndose su  reflejo en el agua,  en una de las imágenes más impactantes del proyecto

Siza pensó que era importante plantear un elemento bajo el cual   poderse  sentir seguro (algo que protegiese), que  diera la sensación de cobijo. Por ello el  corazón del proyecto es el espacio público que queda acotado bajo un techo sin apoyos. Una de las primeras ideas que tuvo Siza para el techo de  la plaza fue la de una bóveda con curvatura relativamente suave, pero esto no daba suficientemente sensación de refugio, y con el tiempo la idea se invirtió y devino en una cubierta suspendida a modo de gigantesco toldo.

Esta gran catenaria  recuerda simbólicamente una vela, que evoca el océano al que el pueblo de Portugal se encuentra expuesto. Con la vista hacia el océano de alguna forma se tiene la percepción del mundo entero. Es como una especie de memoria colectiva sobre la identidad de un país moderno y abierto,  reflejada en el propio edificio a través de su elemento más importante.

El edificio cumple la misión de representar la identidad de todo un país, planteando cuestiones como  la autoridad o la protección, la idea de puertas abiertas y explicar su localización mediante el  compromiso con el  entorno.

1.12 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

1.3 LUGARES COMUNES DE IDENTIDAD

El concepto de identidad en la obra de Aalto y Siza es algo casi sagrado. Un rápido recorrido por sus obras, nos lleva a darnos cuenta de que sus proyectos van variando en función de la identidad de la gente de cada lugar.  Nada se repite en sus obras, o mejor dicho nada es igual de un proyecto a otro. Siempre parten de lo ya aprendido en los proyectos precedentes y del legado histórico de la arquitectura, del cual ambos son grandes conocedores. Pero luego, cada proyecto es diferente, y en esta diferencia, juega un papel fundamental la idea de identidad.

Esta falta de condicionantes a priori, son las que provocan nuevas visiones a los proyectos y así se enriquece la mirada original del arquitecto. Es ahí donde ambos arquitectos se mueven con comodidad, de hecho el propio Siza reconoce,

“En las ultimas etapas de mis trabajos, he intentado establecer un cierto distanciamiento entre mi personalidad y el producto final arquitectónico. Toda mi obra es parte de un proceso personal.” [7]

1.13 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Parece prudente diferenciar cómo ambos arquitectos entienden el concepto de identidad, ya que por un lado lo hacen desde una perspectiva muy personal, mientras que por otro lo hacen desde una idea más colectiva.

Y es precisamente esta vivencia tan personal de la identidad lo que muchas veces ha ido marcando la obra de nuestros protagonistas. Quizás en el caso de Siza sea más fácil ir viéndola pues su arquitectura siempre ha tenido una fuerte carga personal. Siza trabaja en solitario. Desde el momento en que entra un proyecto en su cabeza hasta que lo plasma en sus bocetos y deja participar a su equipo pasa mucho tiempo. Sus proyectos son muy personales y en ese sentido se diferencia bastante de Alvar Aalto.

En esta búsqueda de una identidad particular del maestro finlandés siempre hay que tener en cuenta que su obra no se ejecutó de una manera tan “solitaria” como la de Álvaro Siza. Alvar  Aalto siempre compartió su trabajo con sus dos esposas. Hasta finales de los años cuarenta fue Aino su mano derecha, y para a partir de los años cincuenta ser Elisa quien comandaba el estudio con Alvar.

Por otro  lado, parece importante destacar que la identidad en la obra de Aalto tiene que ver con el sentimiento fuertemente arraigado a su entorno, una especie de memoria colectiva que tiende fuertes lazos  con la naturaleza. Según Juan P. Quintero cuando Aalto despliega juegos metafóricos, siempre abre la posibilidad de dudar entre si representa presencias en metáforas de “primera generación”, o si en cambio hace metáforas de metáforas anteriores, en cuyo caso estaría representando su memoria.”[8]

Mientras que Siza trabaja más con otro tipo de memoria, en la que intenta representar los elementos inconscientes de un pueblo, “En la arquitectura de Siza se puede ver como se representan cuestiones como la autoridad, el pueblo, la nación y lo internacional. Son elementos inconscientes de la sociedad de hoy día.” [9] Mientras que el propio Siza comenta,

“algunos de mis proyectos han sido expresamente debatidos con grupos organizados de vecinos o futuros vecinos. La lucha por la vivienda digna en Portugal sobrepasó los límites de la casa o de la cooperativa. Poseyó la ciudad. Me convierto en un moderador que se sumerge en una nueva formulación del deseo, el nuestro y el de los demás.” [10]

1.15 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

1.16 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

La idea de dar lugar a cada ciudadano en su arquitectura parece que es común en ambos arquitectos. Ambos mostraban un compromiso muy fuerte con la sociedad y que bien se ve en palabras como estas de Aalto, “el nivel de discusión conviene que sea lo mas amplio posible. Deberíamos poner todas las cartas encima de la mesa y hablar juntos, planear conjuntamente y hablar abiertamente de nuestras debilidades.” [11]

Ninguno de los dos admite la posibilidad de dejar “su firma” en su arquitectura. Ambos son conscientes de que en la intervención urbana, las alteraciones al conjunto no pueden ser demasiado significativas. Como bien apunta el propio Siza, “Es la receptividad universal capaz de despertar las raíces de cada ciudad, prolongándola en su tallo, sus ramas, sus hojas, sus flores y sus frutos en cualquier lugar. Todas las ciudades son mi ciudad a la que siempre regreso.” Tanto Aalto como Siza son capaces de desprenderse de sus ataduras para que su arquitectura sea el resultado de un proceso.

En ambos arquitectos se ve una estrecha relación entre su discurso y su obra. Como se ve, el concepto de identidad que manejan tiene muchísimo que ver con la tradición y el respeto por la historia que veremos en el próximo capitulo.

1.17 Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.

Este texto es la introducción y el primer capítulo de la tesina de Lorenzo Barnó (Stepienybarno)

ALVAR O ALVAR, Lugares comunes.

La influencia de Aalto en la obra de Siza.

Directora: Ana Azpiri Albístegui

Acceder al documento completo en formato pdf, AQUÍ.

2.  Stepienybarno-blog- Ana Azpiri- Lorenzo Barnó-Aalto-Siza.


[1] Texto de William Curtis, en el croquis 68/69+95+95.

[2] Texto de William Curtis, en el croquis 68/69+95+95.

[3] Entrevista a Alvar Aalto, 1972, para la televisión finlandesa.

[4] AV Monografías 66, pag. 18.

[5] Entrevista a Álvaro Siza 28.01.2009, publicada en el diario EL PAIS.

[6] ALVARO SIZA, obras y proyectos 1954 – 1992, José Paulos dos Santos (ed), 1993.

[7] Álvaro Siza. Entrevista de Alejandro Zaera, en el croquis 68/69+95

[8] Habitar de tiempo. Imágenes para la lectura de una casa, .JUAN P. QUINTERO (1996).

[9] Texto de William Curtis, en el croquis 68/69+95+95.

[10] ÁLVARO SIZA, La arquitectura universitaria, AAVV, 1983.

[11] Alvar Aalto. Discurso en el Royal Institute of British Architecture; Londres abril 1957.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio