• curso productividad y eficiencia para arquitectos
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
16 Comentarios

CARTA DE UN ARQUITECTO A LUIS DE GUINDOS

LUIS guindos NOALALSP LSP ARQUITECTOS _ STEPIENYBARNO 350

Hoy volvemos con un nuevo post de nuestra serie “cartas de un arquitecto a …”. Esperamos que sea de vuestro interés!



Aunque, a veces lo parezca, los arquitectos no nos hemos caído de un guindo. Vaya… que no le ha hecho gracia el comienzo de mi carta; pues a mí tampoco me está haciendo ninguna gracia la nueva Ley de Servicios Profesionales que, desde su MIniSTERIO de Economía, quiere sacar adelante. El motivo de esta carta no es otro que mostrar mi absoluto rechazo a ello e intentar explicar por qué creo que es un sin sentido hacerlo.

Usted dice que nos tenemos que modernizar y aumentar la competencia entre profesionales para que el mercado sea más competitivo. Vayamos por partes. ¿modernizar? Es decir ¿ser más europeos? Pues le comunico, señor MINIstro, que los alemanes, sí esos que se supone que son tan avanzados y con quien el jefe de su partido hace tan buenas migas, no tienen ninguna Ley de Servicios Profesionales como la que quiere usted meternos con calzador; ni la tienen ni la tendrán. Es más, al contrario que en España, donde en nombre de un neoliberalismo absurdo se eliminaron hace años las tarifas de honorarios de los arquitectos, el país teutón las conservó y bien conservadas. De esta forma, se garantiza que un arquitecto cobrará lo necesario para poder realizar su trabajo con dignidad y responsabilidad.

Lo contrario, a ello, se llama darse navajazos por un chándal. Ahora mismo, por desgracia y, en parte, por culpa de quienes nos gobiernan, sufrimos una de las crisis más violentas de la historia y nuestro gremio, los arquitectos, somos especialmente perjudicados por ello. Ahora mismo, hay unas bajadas de honorarios bestiales para realizar cualquier trabajo de arquitectura; así que, aumentar todavía más la competencia no llevará a ningún sitio más allá de la ruina de miles de profesionales. Porque quienes se llevarán el trabajo serán grandes ingenierías que son las más rápidas y baratas del mundo. Eso sí, sobre la calidad de lo que vayan a hacer mejor no me pronuncio.

Así, los arquitectos españoles que, no por casualidad, han sido reconocidos por medio mundo como altamente cualificados, no podrán optar ni a las migajas del pastel. De esta forma, en vez de encontrar la manera de que  estos arquitectos, con una formación técnica mucho más potente que en la mayoría Europa, pudieran optar a la doble titulación de arquitectos e ingenieros, va a suceder, justo lo contrario. Por desgracia, los ingenieros, sin ningún tipo de formación específica en arquitectura, podrán, si un milagro no lo impide, hacer de arquitectos. ¡!De traca!!

De todas formas, no tiene usted más que darse una vuelta por cualquier extrarradio de nuestras ciudades y ver cómo son nuestros polígonos industriales. Edificaciones una al lado de otra, sin ningún orden ni concierto. Como para hablarle a usted de que la arquitectura llena de alma los edificios y ayuda a que las personas sean más felices. Sin duda, es mucho mejor que “cualquier técnico competente en edificación” pueda hacer la arquitectura de nuestras ciudades y convierta a éstas en los estafermos industriales de los que le venía hablando.

Ah! antes de que se me pase. También, ya puestos, quiero entonar un mea culpa de nuestro sector. No, no le voy a pedir perdón por los desastres urbanísticos que se han cometido macizando nuestro país. Eso, es cierto, lo firmaron arquitectos; pero, eran cuatro y solo hacían de mano ejecutora de una sucia alianza entre el sector inmobiliario y los políticos que alentaron y permitieron tal desaguisado.

El mea culpa que quiero entonar es porque los arquitectos, durante todos estos años, no nos hemos preocupado de contar qué es lo que hacíamos o para qué servíamos.

Por esta razón, la sociedad no tiene ni idea de lo que es un arquitecto o cuáles son las ventajas de que un buen arquitecto realice un proyecto de arquitectura. Así, usted como parte de esta sociedad, corrobora esta idea y nos pega una patada en el culo, para vender una moto que no es, pero que seguramente le dará más votos. Porque en política el voto importa, otra cosa es cómo se consigue, ¿no?

Sin embargo, la mayoría de nosotros somos arquitectos porque nacimos con la arquitectura en la sangre; en nuestro ADN ya venía impreso nuestro amor por la arquitectura. Porque, aunque le parezca mentira, a la arquitectura se le puede amar y ésta se ha de realizar con amor; es más, si no se hace así, serán unos cuantos tipos haciendo como que hacen arquitectura y mirando el reloj para no dibujar ni una raya de más de la cuenta. La eficiencia es la eficiencia y el tiempo, en este caso más que nunca, es oro.

Además, ahora tengo otro problema, y no es que con cincuenta años casi no tenga trabajo y no sepa muy bien qué va a ser de mi. Mi problema es que uno de mis dos hijos, después del verano, va a entrar a la universidad; y ¿sabe lo que quiere estudiar? Efectivamente: ARQUITECTURA. Ya ve que ni aun viéndome en la cuerda más floja que jamás hubiera podido imaginar, he podido camuflar mi pasión por lo que hago.

Aun con todo, un adolescente como él quiere entregar su vida a la profesión más bella del mundo. Pero a usted qué le importa! Como ve, un casi niño es capaz de entender, mucho mejor que usted, que los arquitectos y la arquitectura serán siempre necesarios y que con “políticas” como las suyas, no solo perdemos los arquitectos, que puede dar más o menos igual; quien pierde de verdad, y pierde mucho, es la sociedad a que se supone que usted debiera servir. ¿Ya sabe que servidor y servil no son lo mismo, no?

Ojalá mis palabras no caigan en el saco roto y otras más de 50.000 voces podamos unirnos para GRITAR fuerte y claro: #NOalaLSP

Si estás de acuerdo con la carta, te animamos a difundirla en tus redes sociales y a dejar tu nombre en los comentarios, en signo de apoyo.

* Por supuesto, la carta está escrita por los responsables de esta publicación digital y el “anonimato” de la misma es solo un recurso literario.

* El post ha contado con la colaboración en su edición de Mercedes Sánchez-Marco _ arquitecta y traductora _ www.architrad.com _ 629819499 _ miembro del COAVN, Asetrad y SFT

ARTÍCULOS RELACIONADOS
16 COMENTARIOS
  1. Laureano

    Me sumo al espíritu de la carta.
    Otro arquitecto que quiere seguir siéndolo.

  2. Enrique Prieto

    Este viernes 21, a las 12:00 en Castellana 162, Madrid (Mº Economía):

    1. Concentración y entrega firmas Mº Economía
    2. Plantada de cascos negros.
    3. Regalo guía de arquitectura española a Ministro, y libros de arquitectura a ciudadanía.

    – ¡Lleva tu casco si tienes!
    – Pídenos casco si necesitas (solo seguro 200 primeros).
    – Lleva libros de arquitectura.

    ¡El viernes todos a Madrid! No solo arquitectos

    Convoca: asociación de Arquitectos (aA)
    Participan y colaboran: TODOS. , instituciones, agrupaciones, estudiantes, …
    Invitados: TODOS.

    Más Detalles, cumplimiento legislación y FIRMAS: http://ning.it/18FqIF5

    PARTICIPA
    PÁSALO
    PUBLÍCALO

    Juntos contra esta ley, sin justificación económica, y en contra de directivas europeas

    12:00h, puerta del Mº Economía, coincidiendo con Consejo de Ministros que quizá apruebe LSP.

  3. Sam

    Javier, su comentario sí que me parece de una demagogia suprema.

    La arquitectura tiene tres dimensiones principales, técnica, “de uso” y estética. Solamente desde un cierto infantilismo para las cuestiones de valor y desde la mentalidad del “fachidiot” o “tonto especializado” se puede afirmar que solamente tiene importancia la dimensión técnica, y que las otras dos dimensiones son secundarias o no requieren formación. Es evidente que quien está ansioso por hincar el diente a un nuevo campo de competencias, y únicamente puede demostrar conocimiento en una de las dimensiones, intentará despreciar las otras dos dimensiones o las intentará reducir a su escasa formación. Ya se sabe, la ignorancia es atrevida.

    deje de sacar el ya apestoso ejemplo (por manido) de Le Corbusier y Frank Lloyd Wright.

    Le Corbusier estudió durante cinco años en la Escuela de Arte de la Chaux-de-Fonds, donde L’Eplattenier ya le orientó hacia la arquitectura. Después estuvo formándose, trabajando ni más ni menos que en los estudios de dos grandes maestros: Auguste Perret y Peter Behrens. Estudios de ingeniería, ni por asomo.

    Frank Lloyd Wright abandonó los estudios de ingeniería civil, y donde adquiríó realmente su formación de arquitecto fué trabajando seis años como delineante jefe en el mismísimo estudio de Adler y Sullivan.

    Ya que trae a colación estos dos ejemplos, le hago notar que su genialidad no vino precisamente de su faceta de ingenieros, sino más bien de las otras dos. La dimensión técnica es siempre la más fácil de integrar.
    Pero si sigue obstinado en este ejemplo infantil, ¡sea al menos coherente!,¡pida la eliminación de cualquier regulación competencial, incluida la de los ingenieros!

    ¿Por qué la exclusividad de los ingenieros de telecomunicaciones para los proyectos de ICT, cuando el propio inventor del teléfono fué un logopeda (Alexander Graham Bell)? ¿Por qué regular ninguna competencia para los ingenieros industriales, cuando un gigante de la industria como Henry Ford no tenía ningún estudio de ingenería cuando fue contratado como ingeniero en la compañía Edison (otro autodidacta sin estudios superiores)? No sigo con la lista de profesionales e “ingenieros” autodidactas de todas las especialidades, porque la lista es interminable.

    Y puestos a llegar hasta el fondo, pida la eliminación de la contrapartida a las competencias: la responsabilidad ligada a esas competencias. Nada de responsabilidad “in vigilando”, ni subsidiaria, ni compartida, ni leches. Que se asegure directamente el objeto construido, y punto. ¡viva la vida alegre y divertida!

    Usted no tiene ni pajolera idea de por lo que ha pasado la mayor parte de la profesión antes y después del estallido de la burbuja inmobiliaria. Usted desde su prejuicio se atreve a acusar sin saber. El urbanismo es un campo multidisciplinar, por donde campan a sus anchas ingenieros, economistas y abogados. Y tanto desde esta perspectiva tecnoeconómica como desde la anterior falta de planificación es desde donde se ha producido lo peor de nuestras ciudades. ¿Qué los arquitectos, así, toda la profesión, son los que se han lucrado?¿Es que todos los Pacos Poceros que han proliferado estos años son arquitectos?¿Es que la condición de arquitecto conlleva tener la propiedad del suelo?¿Usted sabe la cantidad de arquitectos que han trabajado hasta la extenuación por ganancias que no compensan, ni de lejos, el esfuerzo en formación, dedicación y responsabilidad?

    ¡¡Por favor!!

  4. José Antonio Gras

    Totalmente de acuerdo con la carta y suscribo lo dicho por Miguel Mrtín Heredia. Los políticos pasan, caerán y vendrán otros, somos nosotros y nuestra pasión por la arquitectura lo que permanece.

    Eso sí, no podemos quedarnos callados. Los políticos que nos desgobiernen deben caer, y esa caída la debemos provocar nosotros, la sociedad, no esperar a que caigan por su propio peso. La clase política de nuestro país y en especial la del Gobierno actual es peligrosa, son terroristas sociales y el tema de la LSP no es más que una de las muchas artimañas que están llevando a cabo a partir de una mayoría absoluta no legítima que les permite hacer lo que les venga en gana, que no es otra cosa que el interés por enriquecerse a costa de empobrecer al grueso social. Hay que moverse, gritar y enfrentarse a esta situación, o saldremos mal parados tanto como arquitectos como ciudadanos.

  5. Ana

    Me gustaría dar replica al señor Javier….Soy Arquitecta desde el 2001, aunque trabajé haciendo prácticas en un estudio durante dos años antes de termina para aprender todo lo que se supone no te enseñan en la Universidad (trabajo gratis, por cierto) . Viendo lo complicado que era montar un estudio sin poseer un padre promotor o una serie de contactos me dedique a deambular de un estudio en otro de arquitectura, donde te pagaban entre 600 euros brutos al mes ( tu de ahí sacabas tu alta de autónomo) hasta 1500 brutos (también como autónomo)que fue lo máximo que saque en uno de estos maravillosos estudios de gran fama….lo digo porque éramos y somos muchos….y muchos de nosotros hemos trabajado para otros por sueldos míseros porque siempre había alguien dispuesto a ganar menos y ocupar tu sitio….Despúes pasé a trabajar para grandes empresas, llenas de Ingenieros enchaquetados que eran los jefes….lo máximo que conseguí fue un contrato mercantil y 1800 brutos, dirigir un equipo y ser Jefa de un Departamento con 12 personas a mi cargo (no quiero ni pensar en la miseria que cobraban esas criaturas) y por último el salto a dos de las mejores empresas del mercado inmobiliario Llanera (la segunda en entrar en concurso de acreedores en España) donde conseguí un contrato fijo y 2000 euros netos al mes y luego pasé a Dolmen donde cobraba mucho menos pero tenía contrato y un horario y me permitía conciliar la vida familiar con la profesional….en estas dos ultimas pase duros procesos de selección, varias entrevistas, test psicotecnicos, etc…y ahora estoy en el paro como toda la plantilla porque la empresa a quebrado como muchas otras….esta última se dedicaba a las VPO ( viviendas sociales)… ¿De verdad crees que todos nos hemos lucrado? Por cierto, en Llaner prácticamente media plantilla de la directiva de sueldos demencia les, similares a los fichajes de futbolistas, al igual que en dolmen, eran de Ingenieros Industriales….Yo amo la arquitectura,la llevo en las venas, tengo 40 años y no he hecho otra cosa en esta vida que entregarme a ella y amarla….pero ahora hago pendientes….ya ves, no creo que vuelva a ejercer esta profesión que tanto amo, porque ni las políticas lo propician ni esto se arregla con dos Decretazos….Ahora, que me cualificacion es alta y tengo los problemas de la maternidad superados, no tengo futuro…quieren a gente sin experiencia, a la que pagar la misma miseria con la que yo empecé…esos sí hay trabajo.El que puede abandona el País….yo en cambio, me quedo aquí, con el alma rota pensando en lo que fuí y en lo que pudo haber sido.
    Un saludo

  6. JAVIER

    djcaye,

    Un ingeniero estará más o menos capacitado que un arquitecto para la construcción dependiendo del concepto de “construcción” que tengas. Si lo concibes como el hecho de edificar cuatro paredes y un techo, estará, en efecto, igual de cualificado. Sin embargo la arquitectura es crear espacios de humanidad, de comunicación, respetuosos e integrados en el lugar y aptos para la función que desempeñan. Esta visión global solo se aprende en las escuelas de arquitectura donde los estudiantes somos educados para hacer frente a multitud de variables con el fin de dar el mejor servicio a la sociedad.

    En cuanto a que los desastres urbanísticos fueron cosas de cuatro, evidentemente habrán sido más. Sin embargo, y en consecuencia a esta crisis, la arquitectura del negocio ha desaparecido. Los estudiantes miramos al futuro no buscando el enriquecimiento, sino dando un servicio a la sociedad ayudados por nuestra pasión por la arquitectura. Arquitectos y estudiantes estamos más que nunca convencidos de nuestra función social. No obstante, parece ser que los gobiernos no han aprendido la lección cuando, desde el Ministerio de Economía, se crea una ley para fomentar la competitividad. ¿Es competitividad en términos económicos lo que la arquitectura necesita? ¿No sería un regreso a los tiempos de la arquitectura-negocio?

  7. djcaye

    No creo que los desastres urbanísticos sean cuestión de 4.
    No creo que el ministro De Guindos (en el cargo desde Enero 2012) tenga la culpa de lo que está pasando (un poco de visión histórica no vendría mal).
    No creo que un Ingeniero esté mas o menos capacitado que un arquitecto para una construcción.
    No creo que Las Grandes Ingenierías sean baratas y no ofrezcan calidad (si no, aunque pese, no serían grandes).

  8. Jose

    Javier,
    El problema es que los argumentos de los ingenieros siempre se basan en cuestiones dimensionales y aqui no se está hablando de ver quién la tiene más larga. Por esa regla de tres, por qué iba a estar menos capacitado un arquitecto para hacer un viaducto que un ingeniero, si solo es cuestión de tamaños, hay arquitectos que se enfrentan a proyectos que superan con creces el tamaño de un viaducto o una central nuclear. Al final solo se trata de tener un equipo detrás que esté capacitado.
    No niego que haya ciertas partes de la carta con las que no esté demasiado de acuerdo, pero si reducimos todo a una lucha de capacidad constructiva creo que nos estamos equivocando. La arquitectura es más que eso, la arquitectura se encaja en un contexto, la ciudad o lo rural y proyectar en cada sitio teniendo en cuenta contextos físicos, históricos y humanos entre otros es lo que hacemos los arquitectos.

  9. Javier

    Me parece una carta horrible y absolutamente demgagógica.

    ” no le voy a pedir perdón por los desastres urbanísticos que se han cometido macizando nuestro país. Eso, es cierto, lo firmaron arquitectos; pero, eran cuatro y…”
    Vaya mentira más descomunal. No fueron cuatro, fueron todos y cada uno de los que en 7 años construyeron lo que se debería haber hecho en 40. Todos se lucraron de esa explosión inmobiliaria que hubo en España.

    Por otro lado y sobre las competencias profesionales, soy partidario de que si alguien sabe hacer algo, no se le debe impedir, y que estudiar una carrera no debe ser un factor excluyente para gente con conocimientos técnicos y experiencia o formación complementaria. Las ideas claras, las ganas, y la capacidad.
    Porque por ejemplo Le Corbusier no fue a una escuela de arquitectura, o Frank Lloyd Wright se formó en una escuela de ingeniería civil (sin llegar a graduarse nunca, por cierto). Según el redactor de la carta, pues, se les debería haber impedido construir nada ni hacer nada relacionado con edificación.

    Por último, decir que resulta bastante absurdo que un ingeniero pueda hacer una central nuclear o un viaducto de 200 metros de altura pero no pueda hacer una casa de una planta y dos habitaciones.

  10. Mika

    Excelente… si señor ¡¡¡

  11. Jose Manuel Juan

    Muchisimas gracias por escribir esta serie de cartas y difundir el pensamiento de muchos de nosotros. Aunque no lo penseis estais haciendo un gran favor a la arquitectura actual y a los jovenes apasionados por esta profesión trasmitiendo vuestro propio amor. Ojala todos los arquitectos sintieran esta pasión por su trabajo, ahora mismo no estariamos en esta situación y el mundo sería muchisimo mejor.

    Sabemos que vivimos en un mundo gobernado por unos politicos que se enteran mas bien de poco, pero por suerte siempre nacerá y crecerá alguien apasionado por la arquitectura y mientras siga habiendo arquitectos así, nos podrán quitar competencias o encargos pero jamas nos podrán quitar nuestro amor por esta maravillosa profesión.

  12. Manuel J Gonzalvez

    Gracias, por expresar lo que siento en este articulo, lo que siento yo, y muchos que somos muchos y no nos movemos practicamente nada. Tenemos que hacer algo para que no nos sigan machacando.
    Este comentario lo hago desde el ordenador del SUPERMERCADO donde trabajo a jornada completa, dedicandole el tiempo de mi ocio a las migajas que puedo rescatar para poder HACER LO QUE MAS ME GUSTA.

  13. MARIA ANGEL GARCIA FONT

    No suelo leer articulos tan largos,pero este me lo bebí….gracias por escribir con naturalidad lo que el resto de nosotros pensamos…pero sobre todo eso de pedir perdón por no haber SABIDO contar a los demas lo que un arquitecto hace,y con el AMOR con que lo hace!!!para que resulte cuanto menos BELLO.(Aunque a veces no termine saliendo como queremos….EL ESFUERZO SIEMPRE MERECE LA PENA!!!)

  14. Elena

    Totalmente de acuerdo con la carta!
    Aún así, cada vez que leo manifestaciones de este tipo no logro evitar pensar que hay más colectivos amenazado por la LSP… ¿no deberíamos de aunar fuerzas? Quizás así se nos escuche un poco más….
    Firmado: otra arquitecta más que ha tenido que emigrar y trabajar en otro campo para salir adelante!

  15. Miguel Mrtín Heredia

    Chicos muy de acuerdo con la carta, pero hay que mantener el ánimo alto, los ministros y los gobiernos pasan, ya caerán y vendrá otros que también caerán, pero la pasión de los arquitectos seguirá entre las dificultades de los tiempos y seguiremos intentando servir a la sociedad aunque sea sin reconocimiento, no puede ser de otra manera.

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio