• sistema siate cubierta- onduline
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
7 Comentarios

¿CUÁL ES LA RESPONSABILIDAD DEL ARQUITECTO?

BE001089

La verdad es que nos gustaría escribir artículos alegres y distendidos, de hecho, no perdemos la ilusión de hacerlo, pero por ahora toca asumir el realismo que nos rodea y, por desgracia, no nos da muchos motivos para lanzar las campanas al vuelo. Así que hoy toca hablar de responsabilidades. Casi nada.

 En mi país -dijo Alicia, que todavía jadeaba un poco al hablar-, cuando se corre durante algún tiempo en una determinada dirección se suele llegar a alguna parte.

-Tu país debe ser algo lento -comentó la Reina-. Aquí tienes que correr a toda velocidad para poder permanecer en el mismo lugar…”.

Pues esa misma sensación nos surge a nosotros ante el pastel que tenemos los arquitectos encima de la mesa cuando tocamos el tema de la responsabilidad. Las miles de normativas que se nos exige conocer para redactar un proyecto, realmente, son para quitar el hipo. Las consecuencias de cualquier fallo en el proyecto serán capitales para el firmante del mismo, por lo tanto,  se adquiere una grandísima responsabilidad con la entrega del proyecto. Esta responsabilidad es solo de quien firma. Que haya sido visado por el Colegio de Arquitectos, o que el Ayuntamiento correspondiente le haya dado el visto bueno, no eximirá ni un ápice de este compromiso. Así que, mientras no empecemos a redactar proyectos a la “europea”, somos responsables de todas las partes del  proyecto, incluido el estudio geotectónico, por increíble que parezca.

Si nos centramos, en lo que ocurre una vez comenzada la obra, la cosa ya se complica aun más. Además de la propia responsabilidad de cualquier irregularidad o error en el proyecto, tenemos la de que en la obra no haya ninguna desgracia. Esta misión, se encomienda tanto a la dirección facultativa (Arquitecto y Aparejador) como al coordinador de seguridad y salud, que normalmente suele ser uno de los dos.

Realmente, no terminamos de entender cómo la figura del arquitecto puede ser tan vulnerable ante cualquier problema referente a la seguridad de una obra. Parece que somos dioses y podemos estar en todas partes y a todas horas. Que deben existir planes de seguridad, está claro, y ojalá se hiciera todo con más rigor y cuidado. Que las empresas constructoras deberían cumplir la parte que les toca, ya que para eso cobran, es evidente. Pero que si pasa algo, cualquier cosa, la dirección facultativa pueda ser acusada y responsabilizada de ello, nos parece una auténtica locura.

Si a esto añadimos el “curioso” estado en que llega a obra algún trabajador y la tendencia al equilibrismo de los más dicharacheros (mientras ningunean a la dirección facultativa), el riesgo aumenta de manera considerable.  También estaría bien, preguntarnos porqué la propia empresa no les sanciona, ya que además de poner en peligro su vida, ponen en jaque el futuro de la propia constructora si pasa alguna calamidad.

Por otro lado, si nos paramos a pensar en  “el “extra” que se lleva la dirección facultativa por hacer que se cumpla la seguridad y asumir la responsabilidad, será para echarnos a llorar ya que ni siquiera cuando no había crisis se podía aspirar a unos honorarios justos. Eso sí otros sectores, ante este tema, no les temblará el pulso en hacer huelgas encubiertas para exigir todavía mas retribuciones. Pero nosotros, no. Nosotros nos sentimos como en el “País de las Maravillas”, sin poder avanzar, por mucho que lo intentemos, sabiendo  que no se cobra por la responsabilidad adquirida y asumiendo que la  obra será, con toda probabilidad, insegura.

Si la cosa se complica y la dirección facultativa acaba en el juzgado, lo más probable es que el juez le endiñe la responsabilidad, sí o sí, aunque el causante del siniestro haya estando riéndose a carcajadas de nosotros cada vez que le decíamos que las gafas le pueden salvar de ciego, que se atase, que se pusiera el casco o que las botas de seguridad hacen honor a su nombre. Donde estén unas buenas playeras, que se quite todo.

El tema es muy grave y no se puede contar de otra manera. Bueno sí, se puede y de hecho, se cuenta, pero no nos parecía bien entrar en ese juego. Así que  mejor ponemos las cartas encima de la mesa y vemos si de verdad se puede seguir jugando con estas reglas, ¿a vosotros qué os parece?

Autores del artículo: Stepienybarno

También te puede interesar nuestro post:

¿CUÁNTO CUESTA UN BUEN PROYECTO DE ARQUITECTURA?

 

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

 

*Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó. Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
7 COMENTARIOS
  1. Begoña

    Se hicieron varias obras en la finca: cambio y reparación de bajantes, sanear y pintar el patio de luces, nueva instalación de agua y gas en toda la finca y se contrató a un arquitecto para la supervisión de dichas obras. Las instalaciones de gas tienen fugas y no han puesto las llaves homologadas ni en ls contadores, ni en la entrada de los pisos, la empresa que hizo las instalaciones cerró y ahora siguen las fugas de gas y nadie se hace responsable, es el arquiteto responsable dl estado de esta acometida ya que se le pagó a él para llevar dichas obras y supervisarlas?

  2. Lorena

    Hola, soy una clienta que esta montando un bar, la duda que tengo es la siguiente:
    El arquitecto me hace el proyecto, lo presenta en el ayuntamiento con algunos fallos en los planos pero me dice que a eso hay tiempo cambiarlos. como el ayuntamiento tarda empezamos con la obra con su consentimiento. En el ayuntamiento luego nos pide un certificado de cumplir con la insonorizacion que nos lo emite una empresa externa. La duda que tenemos es: Si la insonorizacion no da y nosotros lo hicimos como el nos mando quien es el responsable????
    Yo le pedi por escrito un papel firmado por el donde se diga que él es el responsable pero me dice que eso no lo hace porque ya esta el proyecto.
    Saludos y gracias.

  3. pedro

    Hola, os he mandado un tweet alrededor de una duda que tengo, no se hasta que punto tiene responsabilidad un arquitecto sobre una memoria descriptiva. Me explico, redacto una memoria donde indico que en una obra en concreto se van a realizar determinados trabajos, estos son trabajos de licencia de obra menor, o sea enlucidos y un fratasado en el suelo, firmo esa memoria como arquitecto y la presento en el ayuntamiento.

    Ahora, ¿qué responsabilidad como arquitecto tengo yo en la ejecución de dichos trabajos?

  4. montserrat hernando

    Apenas iniciando una obra de una casa, el arquitecto presentó ante el colegio de arquitectos una medición incorrecta de la finca 55m2 menos (de un total de 325m2 que mide la finca). El proyecto lo presentó sin que yo como Promotor lo viera antes. Quedó en corregirlo, pero ha pasado más de un mes y no lo hace. Ahora no contesta mis llamadas, ni los correos. ¿Que debería hacer?

  5. Gustavo Romero

    Creo que la responsabilidad que tenemos sobre una obra es tan fundamental como la de un médico ante su paciente, por más leve que sea la enfermedad que este posea. Aquel deberá asistirlo en todo momento durante un tratamiento, por más que el paciente sea un adulto y capaz de tomar su propio medicamento ó hacerse cualquier tipo de análisis.
    No hacer esto sería un gravé falta a la ética del profesional. Hay veces que creemos que una simple obra nos exime de un control exhaustivo y que por ello podemos darnos el lujo de obviar algunos detalles como ser, medidas de seguridad e higiene, control de personal en regla, calidad de los materiales ó en el peor de los casos hasta renunciar a los justos honorarios que para tal responsabilidad, esta establecida por ley.
    Las diversas herramientas, como los libros de entradas y salidas, las órdenes de servicios y las actas respectivas, etc, nos debieran ayudar a una correcta inspección y seguimiento de la obra a cargo. Esto necesariamente conlleva a una obra bien realizada y ordenada, en la cual somos responsables, no absolutos, pero si como parte de todo un proceso que arranca desde que aceptamos un encargo hasta el momento de entregar la llave.
    El correcto proceder en el proceso de gestión y construcción de una obra debe ser rigurosamente controlada por los organismos pertinentes, sin obviar ninguna regla por más simple que sea. En caso contrario se estaría incurriendo en una falta grave de responsabilidad civil, tanto por parte del profesional de turno como de aquellos que están obligados a guiarnos y controlarnos en el buen desempeño de esta actividad.

  6. StepienyBarno

    Completamente de acuerdo contigo, José Javier, en la importancia del libro de ordenes. A veces sencillas operaciones como esta nos pueden salvar de una gorda!
    De hecho, no es tontería incluso completarlo con un libro de actas, con aportes fotográficos y demás. Todo lo que podamos hacer en este sentido es poco.

  7. José Javier

    Os recomiendo que hagáis uso del libro de ordenes.
    Un libro, bien planificado y bien llevado es una garantía frente a posibles problemas futuros.
    Soy de la opinión que conviene invertir tiempo en escribir al principio de la obra y en su transcurso, indicaciones de seguridad genéricas refiriéndolas a la legislación vigente.
    Y si algún majadero, que haberloshaylos, te dice alguna barbaridad lo fusilas en el libro, (me llegaron a decir cuando solicité a un majadero que estaba realizando una tarea peligrosa que se pusiera el casco “total que más da, si me pasa algo vas a la carcel tú”)Libro de ordenes bien trabajado, compañero, en lo referente a la seguridad y en todos los demás apartados.
    Suelo también encargar trabajos de revisión específicos a los otros agentes por escrito.
    Y así la responsabilidad recae sobre ellos.

    No olvidéis que somos la ALTA DIRECCION. Y que los jueces tienden a así entenderlo.

    Salud/os

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio