• sistema siate cubierta- onduline
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
20 Comentarios

ARQUITECTAS Y ARQUITECTOS, ¿IGUALES O DIFERENTES?

 

igualdad+hombre-mujer

  

Parece que en los tiempos que corren ya nadie cree que el sexo determine nuestras predisposiciones para realizar  un trabajo u otro. ¿Pero realmente es así? ¿Qué pasa en la arquitectura? No queremos entrar en un debate de hombres contra mujeres, sino que nos gustaría invitaros a reflexionar sobre los cambios que se están produciendo en nuestra profesión. Por eso, hoy, el día de la igualdad, vamos a hablar de este tema.

 

 

 

La reflexión sobre esta cuestión no puede dejar de lado los conceptos de lo “productivo” y “reproductivo”. Ancestralmente han estado asociados el primero a lo masculino y el segundo a lo femenino. Hoy las estrechas relaciones entre estas ideas han perdido sentido pero, por desgracia, en algunos idiomas (culturas) siguen teniendo tanta fuerza que, sin ir más lejos, la forma femenina de nuestra profesión suena raro y muchas mujeres se niegan a usarla.

 

En este país el problema no parece ser tan grave. Tenemos unas cuantas arquitectas que han alcanzado cierta popularidad, pero también existen las que deciden retirarse de la carrera después de experimentar en su propia piel el problema del “techo de cristal”. Sin duda el sexismo y paternalismo en ciertos ámbitos sigue estando en auge. Como solución a este problema, por ejemplo, el/la británic@ RIBA promueve la presencia de mujeres arquitectas tanto en ambientes universitarios como en los colegiales y en consecuencia también se prodiga su aparición en los medios de comunicación.

Todo esto, tiene como objetivo ayudar a las jóvenes que acaban de terminar la carrera en su salida al mundo profesional y combatir la invisibilidad social, ya que, en las universidades en este momento estudian arquitectura más chicas que chicos. Hay que tener en cuenta que hay más arquitectas que ingenieras o mujeres que se dediquen a otras carreras técnicas, a lo que debemos añadir, según se comentaba en el congreso de arquitectos año pasado, muchas veces ellas cobran menos que ellos por el mismo trabajo.

 

Nosotros tenemos claro que la buena arquitectura o buen urbanismo está por encima del género, pero ignorar el problema no parece lo suyo y si a todo esto sumaríamos lo que en este ámbito tiene que ver con el espacio público de la ciudad, podríamos acabar escribiendo un libro. Como comenta Zaida Muxí: Hombres y mujeres no hacen arquitectura diferente, ni una es mejor que la otra. Hombres y mujeres perciben de manera distinta el espacio y su entorno y eso impacta la producción arquitectónica.

Es importante tener en cuenta la mirada tanto de los hombres como de las mujeres, pero, por otro lado, desde ahí es también peligrosamente fácil perder de vista el quid de la cuestión. Las actitudes de limitar el problema a hablar de las políticamente correctas aceras pensadas para caminar con tacones no solucionan nada. Como comentaron hace poco n+1, es allí donde reina la igualdad. Las malas condiciones urbanísticas, las sufren igual tanto hombres como mujeres.

 

Hablar del género viene a ser como hablar de religión. Cada uno tiene su mirada muy personal probablemente bien distinta de la del otro. Pero precisamente por esto quisiéramos invitaros hoy a contarnos cómo lo veis vosotr@s.

 

DIA DE LA MUJER STEPIENYBARNO 350 pix

imagen realizada por stepienybarno

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
20 COMENTARIOS
  1. D1anA

    Difiero en lo que dice este artículo porque dice que hay mas chicas estudiando arquitectura, en realidad hay mas hombres que mujeres que estudian esta carrera. Al menos así es en mi universidad, en la ciudad de México. Es todo lo que quiero decir, gracias.

  2. martut

    os falta añadir la figura c.
    el padre con los dos niños y la madre a trabajar… sin embargo cuando esto sucede nos invade un sentimiento de culpabilidad inevitable. Es el poso cultural que aún nos pesa.

    La profesión de la arquitecta (o de la arquitecto, creo que esto carece de importancia en absoluto) es una profesión que absorbe y que, en muchos momentos, requiere de una dedicación 100%.
    Para ello es necesario que la pareja apoye, al igual que antaño apoyaba la mujer al hombre cuando sólo éste podía trabajar.
    Por mi parte, como mujer arquitecto, decir que con esfuerzo es posible la concialiación familiar con el trabajo, mi socia y yo hemos creado una empresa mientras una acababa de dar a luz y la otra estaba embarazada, esto significa que muchas veces nuestros maridos se quedan en casa con nuestros hijos y nosotras trabajamos. Otro tema es lo dificil que resulta con los seguros sanitarios de los arquitectos tener una baja de maternidad. Es un tema interesante a explicar, pero me extendería demasiado y no sé si es oportuno.

  3. JMER73

    Hey chicos, gracias por la mencion!!!. Muy buen articulo!.

  4. ANA BEATRIZ THIERER

    Muy interesante el articulo.
    A mi modesto modo de ver, las cosas al menos en mi país, argentina, pasaba que siempre antes se le tenia más confianza al hombre arquitecto por cuestiones de presentismo total, por maternidad de la mujer y otras cosas, etc. Pero además hubo muchísimo machismo dividiendo directamente: el hombre es para la obra y la mujer es para el diseño, cosa que fue progresando, y que muchas arqtas mujeres no estuvimos nunca de total acuerdo, si bien reconocemos muchas que el hombre puede ser mas capaz, o lo es, físicamente para recorrer digamos la obra en sus principios de la construcción, tomar mas riesgos físicos, repito, pero hay mujeres también lo hacen sin ningún miedo.

    En cuanto al diseño, en bs as al menos, pasamos una etapa, no muy feliz, en la cual por estar frente a la computadora o en el tablero, antes, lo que fuese, diseñando y dibujando sobre todo en un estudio, el hombre percibía el doble de sueldo, cuando se trata de un trabajo de intelecto y no físico, pero pienso seria por el presentismo aunque las mujeres concurren como estén en general a sus trabajos. Así que, la diferencia no era nunca el doble y además la mayoría de las veces, salvo maternidad, no había diferencia, porque si es por enfermedad, cualquiera puede enfermarse, hombre o mujer, pero la típica era esa, pagarle a una mujer la mitad, cosa tremendamente injusta de aca, que se fue reformando por suerte.

    La mirada sobre los aspectos urbanos, constructivos, etc, depende de cada ser humano y no del sexo. Dudo que el sexo del arquitecto sea un determinante para su capacidad u objetividad frente al fenómeno arquitectónico y sí del ser humano en general. Como todas las cosas, nadie es mas, nadie es menos.
    Al menos para mí. ana thierer.

  5. Raul

    Estoy de acuerdo y apoyo la igualdad entre Hombres y Mujeres.
    La igualdad es cuando el hombre y la mujer trabajan y no se encuentran en desigualdad o machismo (que es cuando el hombre trabaja y la mujer se queda en la casa cuaidando a los hijos). Esto último está muy mal porque la mujer tambien tiene derecho al trabajo.
    Tampoco esta bien que la mujer trabaje y el hombre se quede cuidando a los hijos eso tambien esta muy mal (es hembrismo). Lo correcto es que hombres y mujeres tranajen por igual.
    Tampoco esta bien que el hombre le deje el todo el trabajo a la mujer ni tampoco esta bien que la mujer le deje todo el trabajo al hombre. Todos merecemos respeto. Nadie es esclavo de nadie. Ni el hombre ni la mujer, todos somos humanos y como todos seres humanos merecemos respeto y la misma consideracion.

  6. Alvaro Perez Rey

    http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=577026&idseccio_PK=1006

    Esta semana Carme Pinós ha dado dos conferencias en Madrid, en la ETSAM y en el Circulo de Bellas Artes.
    He tenido la fortuna de escuchar las dos, ambas sobre su obra reciente. Especialmente la Plaça de la Gardunya, detrás del mercado de la Boquería en Barcelona
    Soy fan suyo, tanto de su obra como de su romana elegancia personal (en mi opinión, Roma es la ciudad con las mujeres mas elegantes de Europa y del mundo ¿?)
    Este enlace contiene una entrevista a nuestra estimada Carme Pinós, en la que expresa (entre otras) su parecer sobre la diferencia existente entre la diferente manera de abordar y de percibir la arquitectura por los hombres y las mujeres
    Espero que os guste

  7. Ivan J. Sanchez

    Hay 3 temas claros (que se pueden ampliar a mas):

    1. Al observar fisicamente al hombre y a la mujer encontramos diferencias notables. Estas diferencias son tan interesantes que por donde las analicemos encontraremos que son unas diferencias, a veces abismales, pero… complementarias!!!, ahora podemos ir mas alla…. aproximarnos a lo inmaterial: … Ver másasi como en el cuerpo tenemos diferencias, en la mente o en el espiritu tambien, lo que nos hace diferentes desde adentro, pero es, como dije, un complemento que nos ayuda a resolver situaciones cotidianas (incluidas las tareas proyectuales) de una forma integral, en colaboracion.
    2. Existen estudios de que el sentido de orientacion en los hombres es diferente al de las mujeres: mientras ellos construyen una ruta mental mediante el dibujo de un ‘plano’ en su mente, ellas la construyen mediante el reconocimiento de ‘referencias’ o ‘hitos’. Esto nos explica que el razonamiento de un hombre es: voy a la derecha tantos metros, luego a la izq, luego recto…etc… mientras que de una mujer es: llego alla, giro, y voy hacia aquel lugar, luego… etc… Esto es muy interesante, pues, ya sabemos como o con que teorias criticas en la arquitectura podemos compararlas o referenciarlas.
    3. La cantidad de materia gris y materia blanca en el cerebro es diferente en hombres y mujeres. La gris son los centros de procesamiento, mientras que la blanca son los conductos de comunicacion. Ellas, al tener mas materia blanca, pueden hacer que sus neuronas interactuen mas rapidamente, por la fluidez de su informacion, y ellos pueden procesar mas informacion en sus grandes ‘paquetes’ de materia gris… el resultado final es una igualdad en inteligencia, pero con inlfuencias en las decisiones proyectuales distinta… saquemos nuestras propias conclusiones.

  8. Alvaro Perez Rey

    Pero lo que si podemos es describir la realidad, así por ejemplo cuando he mencionado dos actitudes diferentes a la hora de proyectar, lo que hago es transcribir la experiencia de un buen profesor de proyectos amigo mio, obviamente desde la observación de su realidad docente (tanto a alumno@ como a profesore@s), evidentemente no exenta de una inevitable generalización y alguna otra,tambien inevitable, proyección personal y cultural, pero esta experiencia la puede verificar cualquier alumno@ de proyectos observando la cuestión desde este punto de vista.

    Luego se puede entrar considerar si las diferencias entre lo masculino y femenino pueden ser culturales o biologicas (incluso geometricas) y si creemos en la “biodiversidad” como metafora ambiental,cultural, etc… es decir creemos en la diferencia, no sé porque hemos de hacer un tabú de la diferencia de género.

    la diferencia produce tensión y en esa tensión está la vida.

    Hay quien piensa que construir espacios de calidad discrimina y genera espacios de exclusión, ¿debemos no hacer espacios de calidad? ¿no debemos trabajar en los espacios de exclusión?

    Ya digo, que los términos masculino y femenino pueden ser intercambiables y tienen en este caso un sentido mas amplio (incluso cósmico) que el puramente biologico, pueden ser virtuales o reales, o simplemente pueden ser opuestos,…
    El reconocimiento de la diferencia no puede ser discriminatorio y tampoco me interesa que esa diferencia sea un tabú.

    ¿Lo contario de diferencia es igualdad, o es indiferencia?

    Creo en una sociedad paritaria y para eso son necesarios tanto los dos opuestos como el gradiente que existe entre ámbos.

  9. manolo fernandez

    Hablar de cualquier disciplina en términos de masculino/femenino no tiene sentido en mi opinión. Y transladar estudios de género a otros terrenos no hace más que potenciar la discriminación. Usamos la biología como arma para tipificar sin reparar en los individuos.

  10. Andrés

    Queridos AS&LB: ¡otro interesante artículo! Y gracias por vuestro comentario a “Arquitectura es I+D+i”, que contestaré en breve. Abrazos, AM.

  11. Alvaro Perez Rey

    Ayer estuve en una conferencia sobre Frank Lloyd Wright, impartida por Fdz Galiano en la fundación March de Madrid.
    Wright es otro exponente de arquitectura fenomenológica, y ademas muy conciente de ello, como lo demuestra el hecho de que Wright, para darse a conocer inicialmente, se anunciase en revistas de decoración destinadas a un público femenino (algo así como “Casa y estilo”,…) y utilizó esta estrategia porque sabía que lo que ofrecia lo comprenderían bien las mujeres de su época
    y aunque en la oficina de Wright no creo que hubo colaboradoras femeninas (?¿), la influencia que en él tuvieron las mujeres fué importantisima, su madre, sus esposas, sus amantes. Wright costruyó para las mujeres.
    Estamos hablando de una época victoriana discriminatoria y con una clara separación de sexos.

    En la actualidad, como el ying y el yang, los papeles, las actitudes,etc… están entrelazados y el mundo de las cosas coexiste con el de las ideas en régimen cercano al paritario, pero en mi opinión si existen algunas maneras de hacer arquitectura influidas por el género (puede ser un género virtual puramente instrumental, no necesariamente biológico) conviene acoplarlas e hibridarlas para conseguir un resultado más completo.
    ¿Que opinan las arquitectas?

  12. StepienyBarno

    Como era de esperar la discusión no es si la mujer está más capacitada o menos que el hombre para desempeñar un trabajo, sino si los pueden realizar de diferente manera como comenta Álvaro. Nosotros sin entrar en valorar si realmente es así, lo que pensamos es que los proyectos cada vez menos están hechos por una sola mano.
    Sin ir más lejos, en nuestro caso los proyectos no son ni de uno ni de otra. Son de los dos y de la gente que ha colaborado con nosotros en ellos, en los que siempre ha habido manos femeninas y masculinas.

    Lo que si que vemos, es que la mujer está en desigualdad con el hombre, cuando llega la hora de ser madre. 16 semanas parece poco para poder volver al puesto de trabajo. Seguramente esta situación debería estar mucho mejor regulada, para que las mujeres no tengan que esperar años para tener niños intentando estabilizar su situación laboral.

    Respecto a lo que comenta Iranzu, sobre el menor sueldo “haciendo lo mismo”, estamos totalmente de acuerdo en que la comparación de las estadísticas seguramente no siempre se hace de forma correcta. Nos cuesta pensar que en un estudio de arquitectura se puede pagar X a un hombre y 0.75X si se es mujer. Parece demasiado retrógrado! Otra cosa es que los dos cobren X y que debería ser más, pero esto es otro tema.

  13. Alvaro Perez Rey

    Evitar hablar de los géneros puede equivaler a evitar hablar de la realidad, y las diferencias de género no tienen porque ser negativas “per se”.
    Si nos referimos más al modo de proyectar masculino y femenino que al ejercicio profesional, existen una serie de tópicos que no por ser tópicos son inciertos
    Se suele decir que el hombre proyecta desde las ideas y que incluso el concepto “idea” sería una figura masculina (Freud, Jung, Lacan. etc…)
    Tambien se suele pensar que la mujer proyecta desde las cosas y su manera de hacer es fenomenológica y descriptiva.

    Eso no quiere decir que estos compartimentos sean estancos, el reto de los hombres son las cosas y el de las mujeres las ideas estructurantes
    la arquitectura fenomenologica procede de la tradición doméstica y la estructurante de la tradición publica.

    La arquitectura de las cosas es de reciente aparición: Morris, Voysey, Loos, Aalto… por eso nos es tan dificil para los tíos organizar mundos tan detallados, y para las mujeres lo es estructurar ideas de mayor escala.

    Cuando iba al gimnasio había dos tablas de mantenimiento alternas, una se basaba en las pesas y la otra en el aerobic, la primera la llevabamos bien lo tios, en la segunda eramos el hazmerreir de las pibas.

    Por eso no creo que hablar de generos sea incorrecto, somos binarios pero entre los dos opuestos existe todo un mundo de graduaciones.

  14. Iranzu

    Cuando dan estas cifras nunca las entiendo (y hablo siempre desde mi experiencia). Yo soy mujer, arquitecta y en ninguno de los sitios donde he estado trabajando, he visto que se pagara distintos salarios a hombres y mujeres.

    Creo que no se suelen explicar bien estos datos, o por lo menos a mí siempre me quedan mis dudas. Por ejemplo no me queda claro a qué se refieren con “por hacer el mismo trabajo”. No sé si realmente se refieren a “hacer el mismo trabajo” o se refieren a qué con las mismas titulaciones los hombres llegan a puestos más altos que las mujeres (creo que más bien es a esto).
    También sabemos que en la arquitectura hasta hace pocos años apenas había mujeres, con lo que tiene cierta lógica, que si a los buenos salarios se llega con trabajo y tiempo (y esto pasa en muchas profesiones a las que las mujeres hemos llegado más tarde) todavía en muchos casos estemos por llegar,y es cuestión de tiempo que lleguemos.

  15. Ricardo

    Hoy mismo he escuchado eso en las noticias, que las mujeres, actualmente, cobran un 25% menos que los hombres, en general.
    Me parece bastante retrograda esta cifra, ya que veo ilógico que un parámetro a tener en cuenta sea ese y no, por ejemplo, la capacidad de trabajo. Hay que medir la profesionalidad y no otras cuestiones.

  16. CCAD – Daniel Moyano

    Pues la verdad es que me parece increíble que a día de hoy siga siendo cierto que las mujeres cobran menos que los hombres en las mismas condiciones. Me parece increíble que el único arma que se plantee sea la obligatoriedad de la igualdad en número de hombres y mujeres en el gobierno, en las empresas, ya que eso es darle más valor al género que al propio valor de la persona, justo contra lo que se quiere luchar. No tengo nada claro el debate lingüístico (me parece tan cogido por los pelos que no creo que tenga ningún valor real).
    Sólo puedo decir que en mi experiencia he tenido la suerte de trabajar con arquitectos y arquitectas, con aparejadores y aparejadoras, con jefes y jefas de obra, con ingenieros e ingenieras, etcéteros y etcéteras, y si he tenido algún problema os aseguro que nunca ha sido porque fueran o’s o a’s.
    Tampoco creo que la arquitectura de una mujer sea distinguible por ser producto de una mente femenina. Sinceramente creo que eso es mirar mucho (y al menos yo, no lo veo).
    Que hombres y mujeres tenemos percepciones matizadamente diferentes, es posible (por desgracia no se puede cuantificar y por tanto es un debate estéril), pero yo creo que el pensamiento (y también el pensamiento arquitectónico) está por encima del género. Por suerte.
    Bonita reflexión…creo que va a dar que hablar. Un saludo!

  17. abril

    Como esta arquitecto, bueno pues para que despues no diga que los alumnos del 1 “B” no pasamos a checar su pag. jeje.. Referente a lo que si las arquitectas y los arquitectos son iguales o diferentes yo considero que ambos son capaces de hacer my buenas cosas y que no es cuestion de quien es el sexo fuerte o debil, hay mujeres que realmente pueden impresionar, aunque jaja hasta ahosita me estoy dando cuenta de que no se ha mencionado a ninguna arquitecta famosa, tanto contemporanea como reciente. Espero que la proxima clase pueda hablarnos algo referente a eso.. saludos..

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio