• curso productividad y eficiencia para arquitectos
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
2 Comentarios

THE SEA RANCH, POR GORKA UGARTE.

 

 

 

0. portada condominium one - 350

Fotografía realizada por Gorka Ugarte y María Yáñez

Hoy tenemos el inmenso placer de presentar el artículo que ha hecho para el blog stepienybarno nuestro compañero de doctorado Gorka Ugarte. El origen del artículo se remonta a la visita que realizó junto a María Yáñez durante este verano para ver el lugar en directo. Allí quedaron prendados de su  magia y  belleza. El texto  está redactado de manera didáctica y amena, además de ser una vivencia  de primera mano, lo cual siempre se agradece.

 

 

Sea Ranch es una forma de habitar, que da tal importancia al lugar, que este hecho se refleja en todos sus aspectos, desde lo arquitectónico, hasta lo social o lo legislativo. Es un claro ejemplo de cómo los arquitectos no sólo diseñan espacios para vivir, sino maneras de vivir.

 

Todo comenzó en 1960, cuando Alfred Boeke, arquitecto y subdirector de la empresa inmobiliaria Oceanic Properties, buscando una zona donde edificar un lugar de segunda residencia, pone su vista en Sea Ranch. La zona se extiende unos 16km de la costa de California, delimitada al oeste por el Oceano Pacífico, y al este por el río Gualala. Aquí, a unos 150 km al norte de San Francisco se llega solamente a través de la sinuosa Highway 1. Al llegar, nos encontramos con un lugar donde arquitectura y entorno se funden para crear un espacio donde el habitar y el respeto por la naturaleza se hacen uno. Es precisamente la propia naturaleza, la fuerza del viento, el océano, lo que hace de él un lugar donde vivir resulta complicado. Surge entonces una contradicción, y la arquitectura que nace como consecuencia, busca un equilibrio que permite el disfrute de Sea Ranch respetando en todo momento el propio lugar.

 

DM Single Pages

 

Fue Lawrence Halprin, arquitecto paisajista, el encargado de analizar los condicionantes que se daban y de proponer un plan de desarrollo. Su investigación se centró en aspectos climáticos, topográficos y en el estudio de sus diferentes habitantes a lo largo de los años. Desde sus primeros colonizadores, los indios Pomo, el asentamiento en Sea Ranch siempre se ha caracterizado por un profundo respeto por el entorno.

 

2. esquemas lawrence halprin - 500

esquemas lawrence halprin

 

Dicho desarrollo plantea desde un primer momento la importancia de la naturaleza por encima de la edificación. Por ello, Sea Ranch es un lugar para una arquitectura sutil, que pase desapercibida, que busque la integración y que sirva de intermediaria entre hombre y el lugar. Por ello, el conjunto cobra mayor importancia que la actuación aislada. De la misma manera, la propia sociedad que se genera en Sea Ranch, forma una comunidad unida que comparte una serie de valores en común.

 

Tras el estudio y con las conclusiones obtenidas, se decidió realizar dos obras iniciales, el condominium one y las Hedgerow houses. Aunque en Sea Ranch existen más de 2000 parcelas para edificar, estos dos primeros proyectos resultaron ser obras ejemplares que sirvieron de base para el futuro desarrollo de la comunidad.

 

En el Condominium One de MLTW (Moore, Lyndon, Turnbull y Whitaker) de 1965, se ve reflejada la búsqueda por una interacción social, el interés compartido por sus habitantes, y la voluntad de crear una comunidad unida. Como método para lograrlo se propone que en lugar de edificar cada vivienda con su parcela, como se hace de manera tradicional, se construyan diez viviendas agrupadas bajo una misma cubierta, de manera que el espacio libre restante pertenezca a los diez vecinos. Así, se busca un elemento que guarde una escala adecuada con su emplazamiento, y se consigue una protección frente al viento mediante la creación de patios.

 

3. condominium(california coastal records) - 500

condominium(california coastal records)

 

Los colonos de finales del s.XIX ya se dieron cuenta de esta necesidad de protección frente al viento. Para ello plantaron una serie de pinos y cipreses en filas perpendiculares a la costa. Esta misma solución fue la empleada en las Hedgerow Houses de Esherick & Associates, en 1963, plantando nuevas hileras de árboles junto a las que ya existían. Estas edificaciones, se valen de la vegetación que las rodea para integrarse y protegerse del viento. Las viviendas se sitúan en los claros del bosque de cipreses, completándolo, para que el conjunto se aprecie como un solo elemento.

 

4.1 hedgerow houses(california coastal records) - 500

hedgerow houses(california coastal records)

 

DM Single Pages

hedgerow houses(california coastal records)

 

 

Ambos proyectos se realizaron con la intención de no reflejar ningún tipo de influencia preestablecida. Los únicos factores que se tuvieron en cuenta fueron los del propio lugar, relacionados con el clima y la topografía bajo una idea global de respeto por el entorno. Una vez concluidas las obras, llamaba la atención las similitudes entre las dos actuaciones, teniendo en cuenta que cada proyecto se realizó con total independencia del otro. En ambos casos, siguiendo el ejemplo de los árboles, las cubiertas se inclinan, conduciendo los vientos predominantes y, al mismo tiempo, ofreciendo protección en la zona exterior opuesta. Los materiales empleados son materiales autóctonos que facilitan la integración de las edificaciones, y que recuerdan sin quererlo, a las construcciones de anteriores colonos. Las ventanas se amplían y liberan, y las estancias se orientan para maximizar vistas.

 

5.1 lyndon wingwall house - 500

lyndon wingwall house

 

5.2 interior lyndon wingwall house (foto jim alinder) + 500

lyndon wingwall house

 

De esta forma, y viendo el buen resultado obtenido, se extrajeron unas conclusiones que sirvieran como normas a seguir en futuras intervenciones y se plasmaron en “The Sea Ranch Restrictions” (Las restricciones de Sea Ranch) en 1965. Dichas restricciones, se emplean desde entonces para realizar cualquier tipo de intervención y son incluidas en cada contrato. Para controlar además el cumplimiento de las normas,  se creó el comité de diseño, formado por técnicos que siguen el desarrollo y son los encargados de aprobar los proyectos para su realización. Además, para facilitar el cumplimiento de las reglas, el comité creo el manual de diseño y reglas de Sea Ranch. Todo este marco legal se encuentra defendido por The Sea Ranch Association, organización a la que pertenecen todos los propietarios y empleados de Sea Ranch.

 

Pero, aun siendo buenas las intenciones de cara al respeto por el medioambiente, sus promotores tuvieron que enfrentarse a diferentes problemas medioambientales y legislativos en materia de ley de costas. Esto supuso, en 1980, la reducción de las unidades edificatorias desde 5200 hasta 2329, y además se tuvieron que facilitar cinco accesos públicos a la costa, ya que se consideraba inadecuado privatizar una franja costera tan grande.

 

Con el desarrollo sucesivo, surgió el llamado Sea Ranch Style, pero muchas de las obras posteriores reflejaban esta corriente como una imitación formal y vacía de contenido, sin centrarse en los condicionantes que motivaron las primeras obras, que aun hoy, siguen como referente de una arquitectura que sabe dónde y cómo se sitúa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
2 COMENTARIOS
  1. Matías

    Esperamos con ganas el próximo artículo de Gorka, aunque no nos atrevemos a sugerir que sea sobre los metabolistas japoneses y el porqué de su fracaso (Si es que corresponde decir que fracasaron)

  2. Ana

    Una vez más me gustaría felicitaros por el proyecto escogido. Estáis completando una excelente colección de arquitectura con mayúsculas. Enhorabuena también por la nueva colaboración. Ojalá no sea el último artículo de Gorka con vosotros.

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio