• Curso de Identidad Digital para Arquitectos
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
Sin comentarios

SINCERIDAD PÉTREA

 

Hoy tenemos el placer de compartir con tod@s vosotr@s el post que nos envía nuestro buen amigo Iñigo García, socio de Vaumm arquitectos.

Es un artículo con mucho contenido y en el que entra de lleno en las posibilidades de la piedra dentro de nuestro mundillo arquitectónico.

A buen seguro que os va a encantar su reflexión.

…………………………………………………..

A lo largo de la historia la fachada ha tenido una importancia definitiva en cuanto a la expresión del edificio hacia el exterior, hacia lo público. En ese contexto la piedra ha aglutinado siempre el valor de lo permanente, de lo duradero y eterno. No es una cuestión menor que la biblia recoja esa idea en Mateo 16,18: “Tu est Petrus et super hanc petram aedificabo ecclesiam meam. Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia”; como un símbolo de la estabilidad eterna de los cimientos de la institución.

En la vida más mundana por ejemplo, cuando un mensaje escrito quiere hacerse desaparecer se recurre a su escritura en papel húmedo, no hay nada más efímero e insignificante que aquello que se escribe en papel mojado. Por el contrario, cuando algo debe permanecer rotulado de cara a las futuras generaciones, de forma nítida y clara se recurre a su grabado en piedra. Como si de algún modo el esfuerzo necesario para su tallado y la dureza del soporte garantizase la perpetuidad del propio mensaje.

15 Clerkenwell Close
GROUPWORK + Amin Taha Architects

En la arquitectura su realidad física, su construcción, recae sobre su materialidad, un concepto complejo más si cabe en una era en la que la fabricación digital y la tecnología permiten generar cualquier ficción. La transformación de las materias primas para su puesta en obra, una vez convertidas en materiales, es clave para modular la apariencia final de la arquitectura. Si durante ese proceso de transformación la materia pierde su esencia, de alguna manera se anula su valor. Un ejemplo claro es el erróneamente ahora tan valorado solado cerámico que por ejemplo, imita la madera, un material perverso que ni es madera, ni cerámica ya que su disfraz anula toda posible sinceridad de la materia.

La experiencia, y por lo tanto la historia, dicta que hay un cierto valor en que los materiales hablen por sí mismos y aparezcan sin cosmética añadida, mostrando por tanto su verdadera naturaleza. O como explican muchos teóricos de la disciplina,  hay que dejar que los ladrillos aparezcan como ladrillos, la madera como madera, o el hierro como hierro, cada uno de acuerdo con las leyes estructurales que se les aplican, cada uno con su propia genética, haciendo gala de su propia esencia.

Habría en primer lugar que reconocer el papel hegemónico de la piedra como material constructivo clásico a lo largo de la historia, sobre todo en lo referido a la arquitectura que podríamos considerar culta. Una arquitectura basada en la lógica del muro como elemento tectónico y, por lo tanto, en lo pétreo y en su carácter duradero y permanente.

Uno de los últimos proyectos llevados a cabo por los arquitectos de Groupwork, liderados por Amin Taha, ha seguido esta idea clásica, para la construcción de un edificio capaz de albergar apartamentos y oficinas, así como su propio estudio en el área central de Londres.

Debido a los antecedentes históricos del lugar, el edificio se asienta sobre los antiguos trazados de una abadía normanda del siglo XI, el proyecto utiliza la piedra caliza como elemento principal estructural y de acabado.

 

15 Clerkenwell Close
GROUPWORK + Amin Taha Architects

Los arquitectos plantean con esta obra la integración del patrimonio arquitectónico en la construcción contemporánea, y es mediante el uso de la piedra con lo que en cierto modo, pretenden generar una arquitectura que a pesar de nueva, nace ya cargada de historia. Durante la redacción del proyecto se realizó un meticuloso estudio para investigar el contexto y una serie de posibles soluciones de ajuste para respetar las ruinas de la antigua abadía.  Originalmente, el edificio religioso había sido construido por el Barón Jordan Briset. Posteriormente, fue ampliado y remodelado hasta su disolución en el siglo XVI con la revolución religiosa, precipitando una ruina gradual a través de la subdivisión y la conversión de sus partes en grandes mansiones para los recién nombrados Barones protestantes.

Oliver Cromwell trajo la revolución republicana y remplazó las mansiones baroniales por una nueva y sobria casa, antes de que la historia viese entre aquellos muros la presencia de personajes como Marx y Lenin. En las últimas décadas una sala destinada a la venta de muebles había ocupado los restos de los antiguos comedores de la abadía y el claustro antes de que un incendio en la década de 1970, dejase unas pocas piedras y el trazado de la carretera como recuerdo del convento de las monjas.

Los normandos descubrieron que la piedra caliza, cuando se mantiene mojada en la cantera, permanece lo suficientemente blanda para poder ser tallada más fácil antes de calcificarse y endurecerse, y ser así empleada incluso en fortificaciones. Una tecnología que explora la naturaleza de la piedra y que permite tanto establecer conquistas exitosas, como esculpir la tracería más fina en edificios religiosos y señoriales.

El proyecto del nuevo edificio intenta sumarse al entorno construido, mediante la actualización de aquellos métodos constructivos que sirvieron para dar forma a la abadía original, aprovechando, por tanto, las posibilidades poéticas inherentes de la piedra y dando con ello continuidad al lenguaje arquitectónico primitivo.

La piedra utilizada proviene de la misma cantera de Portland en el condado de Devon. Una formación rocosa que hace 350 millones de años se encontraba bajo el mar del Canal de la Mancha, y que revela claramente en su textura el coral fosilizado o las conchas de amonita de su pasado marino. La utilización de estos acabados naturales es muy inusual hoy en día, ya que el vínculo entre arquitectos y canteras también se ha perdido. A menudo pequeñas piezas de muestra, preparadas a modo de mosaico son la única conexión y comprensión del material que conformará la fachada del edificio.

15 Clerkenwell Close
GROUPWORK + Amin Taha Architects

La idea de mantener los fósiles, así como las huellas del barrenado para extraer del lecho de la cantera los bloques de piedra hablan de esa idea de mantener la sinceridad de la materia, al dejar sobre la piedra las marcas de su proceso de transformación en material constructivo.

De este modo, la fachada del nuevo edificio adopta ese aire atemporal que hace que el edificio quede insertado en la historia del lugar gracias a la naturaleza pétrea, masiva y directa de su construcción.

Autor: Iñigo García, socio de Vaumm arquitectos.

También te puede interesar:

 Entrevista con VAUMM

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

Suscribirte a nuestro blog y recibe gratis nuestra guía:

10 Ideas para vender más si eres arquitecto

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio