• Curso de Identidad Digital para Arquitectos
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
Sin comentarios

Arquitectos y auto-constructores: Enemigos íntimos

Post Invitado escrito por: Igma Pacheco-Rivas.

Para los que no conocéis a Igma os contamos que es un arquitecto bien activo en la red y con las ideas muy  claras.

Tiene una plataforma, Abouthaus,  en la que aporta mucho valor en un nicho concreto y normalmente poco transitado por los arquitectos. Además, ahora está detrás de un congreso online bastante potente.

Vaya… que Igma no para y además pone mucho entusiasmo en todo lo que hace.

Esperamos que su reflexión sea de vuestro interés.

……………………………………….

La arquitectura se ha nutrido y observado con gran interés los procesos de autoconstrucción desarrollados por diferentes culturas lo largo de la historia.

Estos procesos han sido objeto de estudio desde perspectivas antropológicas, sus técnicas constructivas, estrategias bioclimáticas, urbanísticas, etc.

No obstante, gran parte de estos procesos de autoconstrucción han sido desarrollados sin la presencia de lo que hoy conocemos como arquitectos.

Han sido proceso colectivos lentos, basados en la observación, la práctica y la experiencia que conlleva el método de ensayo y error.

Hoy en día, y después de un problemático y febril siglo XX, los procesos de autoconstrucción se manifiestan de manera muy distinta que antes de la inevitable migración del campo a la ciudad.

Dicha migración trajo consigo una modalidad de autoconstrucción que hasta entonces no conocíamos. Una “autoconstrucción urbana”, por llamarla así.

La autoconstrucción urbana se caracteriza por ser rápida, intensa, sin arraigo al territorio y, en muchos casos, al margen de la legalidad.

Esta modalidad de hacer ciudad es la que caracteriza a la mayoría de los países del sur del mundo, donde gran parte de la ciudad la hace la gente, no los arquitectos o los planificadores urbanos.

Pero quedarnos solo con esta imagen de autoconstrucción urbana ligada a la pobreza e informalidad es superficial, en cuanto desconoce otras y nuevas modalidades de autoconstrucción.

Hoy estamos en presencia de un nuevo autoconstructor, a quien lo mueven otras fuerzas y motivaciones. No es un autoconstructor pobre, marginado o que busca construir su casa por fuera de la legalidad.

Es un autoconstructor más formado y consciente de los tiempos que corren, alguien que voluntariamente se aleja de la ciudad, apostando por una vida con “más tiempo libre” y ligada a la naturaleza.

Una persona que quiere participar del proceso de construcción de su casa por convicciones políticas, filosofía de vida o por cuestiones económicas.

Este nuevo autoconstructor se siente lejos de los arquitectos y, quizás, su nivel de autosuficiencia, soberbia o ambas lo llevan a pensar que es posible prescindir de ellos.

Los autoconstructores ven a los arquitectos como una obligación legal a cumplir más que como un aporte real para incrementar la calidad de su hogar y su vida. Y probablemente ese “exceso de legalidad” es lo que, finalmente, los separa.

Del otro lado, muchos arquitectos no ven con buenos ojos a los autoconstructores. Y es entendible, en cuanto nadie quiere ir a una fiesta donde no ha sido invitado.

Y ahí el abismo… ahí la distancia infranqueable entre unos y otros. Pero es justamente ahí donde radica una gran posibilidad de acción para nosotros como arquitectos.

Los arquitectos hemos sido llamados a incursionar -sin invitación alguna- en territorios nuevos, ignorados y aún inexplorados. Y las nuevas modalidades de autoconstrucción merecen ser abordadas sin prejuicios atávicos.

La arquitectura le debe mucho a la autoconstrucción y debemos reconocer que, como arquitectos, estamos en deuda con ella.

Seria válido entonces hacernos la siguiente pregunta: ¿Cuál es el aporte que puede hacer hoy la arquitectura a la autoconstrucción?

Autor: Igma Pacheco-Rivas.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio