• Arquitasa curso barcelona
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
1 comentario

EL ARTESANO DIGITAL FRENTE A LA MÁQUINA TÉCNICO-PROFESIONAL

vidrio-Susana García Bujalance- stepienybarno

Susana García Bujalance, una de las alumnas de la última edición de nuestro curso de Identidad Digital para arquitectos, nos hace llegar esta excelente reflexión. A buen seguro que ¡será de vuestro interés!!

…………………………………………………………………………

En su libro “El artesano” de Richard Sennett (marido de la socióloga y economista Saskia Sassen, y con el que, por cierto, comparte un común estilo de investigación), el autor trata sobre la condición del artesano a lo largo de la historia. Esa figura que parece propia de tiempos pretéritos, emerge en este momento histórico como una nueva categoría en la que muchos profesionales podemos encontrar claves para entendernos en el mundo.

Entre sus reflexiones, Sennett habla de la propuesta ilustrada de Jean-Jacques Rousseau en su libro “Julia, o la nueva Eloísa”, respecto a la manera en la que se debían “fabricar” niños ilustrados. Mientras la madre debía estimularlos a utilizar sus sentimientos, el padre debía incitar a los niños y niñas a pensar racionalmente. Y en ambos casos, padre y madre debían convertirse en los modelos a seguir.

Louise d`Épinay, amiga de Diderot, aconsejaba en “Conversaciones con Emilia”, no seguir este modelo, desafiando así a Rousseau. Para la escritora ilustrada, padre y madre debían convertirse más bien en una propuesta sobre cómo las personas pueden ser, ayudando a los hijos a razonar, cómo deberían ser ellos.

Sennett traslada esta reflexión al ámbito de la relación máquina-artesano durante la primera industrialización, momento en el que muchos artesanos veían en la máquina una amenaza al modo en que habían venido trabajando durante siglos. Tomando como ejemplo la técnica de la producción de vidrio de los artesanos, Sennett muestra cómo la planeidad y transparencia que habían conseguido fabricar las nuevas máquinas que produjeron el vidrio para el Palacio de Cristal de la Exposición Universal de Londres de 1851, convirtió al vidrio soplado de los talleres artesanales en un producto incapaz de competir.

Sin embargo, la técnica de soplado no ha desaparecido, sino que se ha convertido ya desde entonces, en una manera única de producir un vidrio especial, precisamente valorado por la imperfección, el color y la calidez que aporta a piezas específicas que no están destinadas a la producción de ventanas normalizadas.

Según Sennett, la clave de este cambio estuvo en reconocer y aceptar los límites. Según indica en su libro, fue Voltaire quien en su obra “Cándido” aconsejó preferir lo que uno es capaz de hacer por sí mismo, pues la persecución de la “perfección” puede llevar al ser humano a la amargura antes que al progreso.

Llevado al tiempo contemporáneo y a nuestra condición de arquitectos y arquitectas, creo que somos muchos los profesionales que hemos visto como los cambios ocasionados por la globalización en todas sus formas (culturales, normativas y, por supuesto, económicas), han desmontado un modelo de trabajo en el que toda la producción arquitectónica se hacía en “talleres” más o menos grandes, pero con estructura de taller. Las continuas exigencias de complejidad hacen inviable competir con la forma de producción de las grandes industrias de producción de arquitectura en cualquiera de sus escalas: arquitectura, paisaje, ingeniería, urbanismo, diseño. La “máquina técnico-profesional” ha irrumpido en nuestro modo de fabricar proyectos, transformando radicalmente la manera en que se conciben los concursos, obras y proyectos. Tratar de competir en un concurso para la fabricación de vidrios para el Palacio de Cristal con las herramientas propias de un taller de vidrio soplado, sólo trae confusión y amargura (en muchos casos también envidia por falta de comprensión del fenómeno) a muchas personas.

Personas de distintas áreas, ya han entendido esta metáfora y por eso cada vez es más usual ver como algunos profesionales se autodenominan “artesano” o “artesana” de la comunicación o el diseño, por ejemplo en las presentaciones de sus webs, creando así una nueva tendencia en lo que a identidad digital se refiere.

Diseñar nuestra estrategia profesional, tanto en el ámbito digital como en el analógico, pasa por entendernos en el tiempo que nos ha tocado vivir. Y como indicaba John Ruskin en su libro “Las siete lámparas de la arquitectura”, en un claro canto a la figura del artesano y la artesanía, la lámpara de la memoria debe proporcionarnos luz sobre los tiempos anteriores al dominio de la “máquina técnico-profesional”, para aprender y adaptar estrategias válidas. Y volviendo al inicio del artículo, no como forma de imitación, sino como estímulo sobre una forma de hacer…tal y como proponía Louise d’Épinay.

 

Autora del post: Susana García Bujalance. Artesana Arquitecta.

Soy arquitecta. Me dedico profesionalmente al planeamiento…cuando me lo permiten. Me atraen las escalas borrosas y los conceptos aún por definir. Tengo el privilegio de intentar ayudar a los futuros arquitectos y arquitectas que pasan por mis clases a situarse en el mundo.

www.laboratoriodeurbanismo.wordpress.com

 

 

Editores del post: Stepienybarno _ Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

 

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro.

STEPIENYBARNO EN TWITTER _ @stepienybarno

STEPIENYBARNO EN LINKEDIN

STEPIENYBARNO EN FACEBOOK

* Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó y desde mayo del 2009 estamos en la red con  la presente publicación digital (Blog) de arquitectura.

Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE, redactores de LA CIUDAD VIVA y directores del blog de FUNDACIÓN ARQUIA.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio