• ASEMAS
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
4 Comentarios

ARQUITECTURA Y EDUCACIÓN 7/10 _ Iñigo García de Vaumm

EduaArq10- Iñigo García-Vaumm-stepienybarno

Hoy presentamos el volumen 7 de la serie #EduaArq10 que promete no dejar indiferente a nadie. Un texto, nuevamente, valiente y que apuesta por no dar nada por sentado. Esperamos que sea de vuestro interés!!

Saber que es Arquitectura

Al inicio de este texto, sólo puedo afirmar que en el mejor de los casos, éste generará más preguntas que respuestas, más interrogantes que certezas. En cierto modo, algo que también debería ser el objetivo más deseado de un buen procedimiento educativo.

Una de las citas más glosadas de Sáenz de Oiza, es aquella en la que centra la importancia del saber arquitectónico en poder discernir lo qué es, de lo que no es la arquitectura.

Adaptando la idea de Lorca, afirmaba: “No sé si soy arquitecto por la gracia de Dios o del diablo; pero si lo soy, es por el esfuerzo, por la técnica y por saber en absoluto lo que es arquitectura.”

Si tomásemos éste enunciado como válido podríamos concluir que para ser arquitecto, la educación de la disciplina debería de garantizar estas tres metas.

El esfuerzo, es al fin y al cabo un compromiso personal. Dejaré este apartado al margen, otros lo han tratado mejor de lo que yo lo haría. Difícilmente enseñable, aunque muchos piensen que el miedo, el castigo o incluso la humillación son las vías, no puedo estar más de acuerdo con mis predecesores en #EduArq10, Brijuni Arquitectos, y apostar por el entusiasmo, la ilusión y la pasión como el mejor acicate para el estudiante de cualquier disciplina y en concreto de la que nos ocupa, la arquitectura.

En cuanto a la técnica y el saber en absoluto lo que es la Arquitectura, me gustaría tratarlos en un único apartado, ya que probablemente encarnen las dos caras del concepto educar. Educar es al mismo tiempo instruir y formar. La técnica se instruye, son contenidos que se comprenden y aprenden, se fijan en la memoria y nos permiten actuar. Pero ese “saber en absoluto” se forma, y probablemente ésa y no otra, sea la parte más complicada de la enseñanza.

Mientras una parte se basa en el conocimiento, la otra necesita desarrollar la razón y el intelecto.

La educación de la arquitectura está hoy reglada, organizada y medida, en unas sistemáticas en las que es más o menos fácil enseñar conocimientos, pero para la segunda vía, tal vez el tablero de juego no sea el más adecuado.

La universidad es la respuesta que esta sociedad ha articulado para la enseñanza de la arquitectura, pero no siempre fue así. Le Corbusier o Tadao Ando nunca pisaron una escuela de arquitectura. Sus viajes, lecturas o trabajos previos fueron su campo de formación, y de entre lo poco que podemos afirmar hoy, sí es que está, que ellos distinguían con claridad lo qué es, de lo que no es arquitectura.

¿Cómo llevar esa enseñanza a las Escuelas de arquitectura?

Para ese campo sólo podemos recurrir a los mejores docentes. Tenemos la suerte, de que los hay y muchos. Docentes que no tienen porqué ser los mejores arquitectos, ya que el arte de enseñar, puede que diste mucho de el de elaborar arquitectura. Docentes que en ocasiones adoptan la forma de un buen viaje, o en la visita a una gran obra de arquitectura por modesta que ésta sea. Docentes que ahora también están en vídeos, en Podcasts o en blogs.  O cómo no, en las páginas de un libro.

Ya lo gritó Joseph Quetglas: “En la Escuela tienes los mejores profesores. Cualquiera puede ir a escucharlos, no importa curso ni horario. […] Sólo viven para enseñarte arquitectura. ¿Qué de cuál Escuela estoy hablando? De la tuya. […]

Deserta de las aulas. No vayas a clase. Que queden vacías. Ve a la Biblioteca.”

Ojalá tuviese yo alguna certeza más; pero he respetado mi palabra, pocas certezas y espero que muchas preguntas.

Texto: Iñigo García del estudio de arquitectura Vaumm

http://vaumm.com/

Post relacionados:

ARQUITECTURA Y EDUCACIÓN

http://www.stepienybarno.es/blog/category/eduarq10/

#EDUARQ10 IS COMING

http://www.stepienybarno.es/blog/2014/04/05/eduarq10-is-coming/

ESPECTACTORES Y FACILITADORES 1/2

http://www2.ual.es/RedURBS/BlogURBS/espectactores-y-facilitadores-12/

ESPECTACTORES Y FACILITADORES 2/2

http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=22418

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

STEPIENYBARNO EN TWITTER _ @stepienybarno

STEPIENYBARNO EN LINKEDIN

STEPIENYBARNO EN FACEBOOK

* Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó y desde mayo del 2009 estamos en la red con  la presente publicación digital (Blog) de arquitectura.

Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
4 COMENTARIOS
  1. Verónica Sánchez

    Qué importante viajar para entender la arquitectura. Me ha dejado un ratito pensando… ¡desempolvemos pasaportes, hoy es más sencillo!.

  2. Susana García Bujalance

    En la línea de lo que “veo”, creo que esa “ampliación” de la que Iván y tú habláis es la que representa el reto más difícil en la actualidad. Ser capaces de apuntar certeramente hacia lo que tiene contenido entre un mar de imágenes o representaciones sin contenidos, es a mi entender, la tarea fundamental en la que el saber se basa hoy. La generación de “cartografías” que ayuden a orientarse en un escenario, ya para siempre incierto, puede proponerse desde las aulas, pero también desde fuera, pues el ecosistema educativo se extiende tanto por el universo digital como sin duda, por el universo sensible. De hecho, no entiendo uno sin el otro si de un auténtico conocimiento se trata. Y por supuesto tanto desde dentro como desde fuera de los circuitos educativos reglados…esto es obvio. Gran texto Íñigo.

  3. Iñigo

    Buenas Iván;
    En primer lugar gracias por tu comentario.
    Creo que en definitiva mi pequeña reflexión intenta explicar la necesidad de construirse un camino propio. Yo creo que la biblioteca actual se ha multiplicado de forma geométrica. A la tradicional en papel, se le añaden otras en múltiples formatos. Formatos que para mi, en lo personal, me cuesta aún trabajo descubrir y utilizar, pero que los nativos-digitales, tienen totalmente incorporados. Al igual que antes entre los volúmenes de la biblioteca, hay que saber o tener suerte al elegir.
    Sin duda, siempre mejor ampliar que desplazar.

    Un saludo

  4. Iván Capdevila

    Íñigo, enhorabuena por tu interesante reflexión. Creo que es muy pertinente que rescates uno de los clásicos de la educación no sólo arquitectónica sino universitaria en general. Por otro lado, la idea del alumno activo que construye su propia historia, intereses, visión del mundo, etc. es uno de los pilares básicos de la universidad desde sus orígenes. El problema es que la profesionalización de los estudios ha borrado su razón de ser. Sin embargo me gustaría traer a tu texto un pedazo del de la semana pasada de Brijuni, en lo referente a “lo generacional”. Lo mismo que Sáez de Oiza, Le Corbu, Ando, etc. representan una generación que ya no existe, los alumnos a los que se dirigían tampoco existen. Por esa razón, eliminaría cualquier apreciación romántica sobre el asunto. Me pregunto cuál es la biblioteca de hoy en día en la que cada uno construye su historia. También me pregunto si hoy en día es, tal vez, más necesario que antes pisar el aula aunque sólo sea para canalizar toda esa energía o simplemente motivarla como decía el texto de Brijuni. Esto tiene una parte perversa: evidenciar y asumir con humildad que ya no somos una figura destacada a la cual imitar (y reverenciar) sino una parte más del múltiple, diverso y complejo mundo arquitectónico. Si conseguimos que el alumno sustituya lo segundo por lo primero habremos triunfado sin duda. Bueno, mejor desplazar que sustituir. Pero mejor aún ampliar que desplazar. Todavía hay muchos docentes que destacan por su individualidad y creo que ésta también debería ser compartida de manera activa y positiva para el aprendizaje.
    No obstante, lo que parece ya claro es que la situación no es comparable ni por los unos ni por los otros y, desde luego, las cosas que antes pasaban por defecto ya no pasan ni por efecto.
    Al final, lo has conseguido!!! Al menos yo me sigo preguntando…

    🙂

    Enhorabuena!!!

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio