• Curso de Identidad Digital para Arquitectos
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
13 Comentarios

Arquitectura y educación 3/10 _ Verónica Sánchez (n´UNDO+CuatroESCALONES)

8simpson-lee-house-Glenn-Murcutt  350

Hoy tenemos la suerte, como cada lunes, de presentar un nuevo post de la serie #educarq10. En esta ocasión, toca dar las gracias a Verónica Sánchez que nos regala un post lleno de fuerza y sentido común que esperamos sea de vuestro interés.

Como siempre, estaremos encantados de que nos deis vuestra opinión sobre el tema!

Recientemente pregunté a dos alumnos, que acaban de terminar la carrera de arquitectura, sobre sus planes de futuro, ambos coincidían en que lo único que tenían claro es que iban a hacer un curso de Revit.

Esto me recordó una conversación con JMS, amigo del colegio, de mente inquieta y privilegiada, que cuando muy poca gente tenía acceso a un ordenador, él con apenas catorce años, ya los destripaba a pares en su cuarto. Un día, en el césped de la universidad, me dijo que había decidido no dedicar más tiempo a la informática y los lenguajes de programación porque en ese campo, sin un reciclaje continuo, lo aprendido quedaba obsoleto rápidamente. Sentía que el conocimiento adquirido en el pasado ya no servía y tenía claro que no quería invertir más esfuerzo en saberes perecederos. Hoy es un fabuloso físico, que trabaja con equipos de investigación multidisciplinares y defiende la creatividad como herramienta fundamental para resolver problemas. Una de sus preocupaciones es ver ingenieros, que lejos de ingeniar, han sido formados en la universidad como sistemáticos aplicadores de manuales.

Volviendo a la arquitectura, yo pertenecí a la generación de estudiantes que combinaba la entrega a lápiz con el recién llegado Autocad. Dedicamos esfuerzo y tiempo en instalar y aprender aquellos programas, y se necesitaron muchos clics de ratón para conseguir que los planos comenzaran a adquirir la capacidad de comunicación que la sutileza del lápiz garantizaba. Sin embargo, lo que comenzó como una herramienta necesaria, hoy se ha convertido en una actividad basada en la virguería y el preciosismo, y el alumnado se emplea con tesón en el dominio del medio, muchas veces, en detrimento del proceso de proyecto.

Esto se evidencia en las escuelas: el proyecto de fin de carrera ha degenerado en la realización de doce láminas donde prima el alarde gráfico, las delegaciones de alumnos organizan sistemáticamente cursos para aprender nuevos programas que se convalidan por créditos, con mucha más demanda y aceptación que otras formaciones, “hacer imágenes” para PFCs se considera una buena opción laboral para un arquitecto que acaba de terminar en la carrera y es habitual ver alumnos brillantes, infrautilizados por los grandes estudios, generando imágenes con los últimos programas del mercado.

Sin duda, la aparición de los medios tecnológicos ha influido en nuestro aprendizaje llegando en algunos casos a desviarlo de su fin.

Estamos perdiendo de vista el fin de la valiosa formación del arquitecto: ser capaz de crear desde el papel en blanco, de pensar y coordinar las diferentes partes de un problema, de desarrollar un proceso complejo para llegar a la solución óptima. Formación que necesariamente, precisa un tiempo y un esfuerzo que en gran parte se está dedicando al manejo de programas, los cuales previsiblemente en quedarán obsoletos y, sin duda, en un futuro no lejano se transformarán para poder ser accesibles e intuitivos para la mayoría de usuarios.

Estamos priorizando la imagen al oficio, cada vez más, y la arquitectura que se está haciendo responde a esta realidad; el problema se hará evidente cuando se precise ir más allá. Solo quien realmente se haya formado en Arquitectura será capaz de construirla.

Texto: Verónica Sánchez Carrera. www.veronicasanchezcarrera.info

Arquitecta. Ha desarrollado su trabajo como profesional liberal, compaginándolo con la docencia y la cooperación internacional. Es co-fundadora de Taller CuatroESCALONES y actualmente está desarrollando el proyecto n´UNDO.

www.nUNDO.org

http://cuatroescalones.wordpress.com/

Post relacionados:

n´UNDO EN 1 MINUTO.

n´UNDO EN 1 MINUTO.

ARQUITECTURA Y EDUCACIÓN

http://www.stepienybarno.es/blog/category/eduarq10/

#EDUARQ10 IS COMING

http://www.stepienybarno.es/blog/2014/04/05/eduarq10-is-coming/

ESPECTACTORES Y FACILITADORES 1/2

Espectactores y facilitadores 1/2

ESPECTACTORES Y FACILITADORES 2/2

http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=22418

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

STEPIENYBARNO EN TWITTER _ @stepienybarno

STEPIENYBARNO EN LINKEDIN

STEPIENYBARNO EN FACEBOOK

* Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó y desde mayo del 2009 estamos en la red con  la presente publicación digital (Blog) de arquitectura.

Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
13 COMENTARIOS
  1. Verónica Sánchez

    Completamente de acuerdo, muchas gracias.
    Susana, lo de la escala y el dibujo es un gran tema, desde luego en el autocad falta esa función que limite el zoom en función de la escala que dibujamos jjjj
    Aunque se haya podido malentender, no tengo ninguna duda en que hay que utilizar los programas que nos rodean.

    Pero lo que quería destacar es que no podemos poner tanto esfuerzo en la representación, ni echando horas en ajustar la luz de un render, ni rayando a rotring la sombra arrojada del Escorial (el mismo exceso, pero de otra época).
    y como bien dice Ivan, creo que hay que tener cuidado para que el mundo de las imágenes en el que nos movemos, no condicione tanto la enseñanza y nuestro trabajo.

  2. Iván Capdevila

    Felicidades Verónica por tus palabras tan acertadas!!!
    Tan solo quería hacer un apunte al respecto de lo que dices. Parece que siempre te estás refiriendo al alumnado. En mi opinión nos deberíamos referir al profesorado que es, precisamente, quien consiente dicha situación. Entender que un dibujo “bonito” o “elaborado” no significa necesariamente “bueno” o “complejo” es una tarea que requiere un gran esfuerzo tanto de análisis como de comunicación, especialmente con los ratios alumno/profesor que manejamos en las universidades públicas. No obstante, esto no es razón para eximirnos de culpa. Conscientes de esta situación deberíamos salir de nuestra área de confort y establecer una serie de reglas de juego que permitan una relación mejor construida entre alumno y profesor y en el que cualquier artificio estético sea irrelevante. Esto, desde luego, no es fácil ya que implica la aceptación por parte del profesorado de proyectos cuyas bondades estén ocultas en la discusión alumno-profesor y no visibles en grandilocuentes composiciones gráficas. No podemos olvidar, por otra parte, que los proyectos de estudiantes son, cada vez más, objetos de consumo susceptibles de ser publicados, presentados a concursos, etc (con todo lo que esto puede significar para los respectivos tutores, alumnos y/o universidades). Tal vez deberíamos limitar esto… o no. Lo que sí propongo aquí es que todos seamos conscientes aquí de esta perversión y establezcamos unas reglas para limitar esta deriva. Los alumnos no dejan de ser víctimas de un sistema en el que la mayor responsabilidad es nuestra (somos intermediarios).
    Lo que ya no tengo tan claro es que la solución sea dibujar a lápiz… 🙂 Aunque tal vez sí (quien esté libre de pecado…)

  3. Raúl Álvarez

    Yo también viví esa época en que dibujabas a lápiz entregas interminables, y a veces (y sólo a veces, y en cursos finales) te dejaban usar el ordenador. Podía contar muchas de mis frustraciones personales aquí, como un profesor de proyectos que nos prohibía usar esas máquinas infernales con teclas, y luego en las correcciones nos echaba la bronca por el poco nivel de definición de los pavimentos o de los forjados de bovedillas porque, según él, ahora con el ordenador ya se podía dibujar todo eso y nosotros tendríamos que poder hacerlo a mano en todos los planos (WTF?). Lo que sé es que tuve que aprender de forma autodidacta a usar el Autocad, y digo usar el Autocad porque nadie me enseñó a hacer dibujo arquitectónico con él, me limitaba a terminar los dibujos con él, sin plantearme “lenguajes” nuevos con él, y por supuesto, nunca lo usé para proyectar, sólo para dibujar el resultado final. En el fondo, siempre me pareció muy frustrante.
    Hace un tiempo descubrí Revit. Y lo descubrí gracias a un curso en el que el profesor, muy bueno, no sólo nos enseñaba Revit, si no Arquitectura. En todas sus explicaciones nos ponía ejemplos de uso en de la herramienta en un proyecto, nos enseñaba metodología, diseño… siempre dejando claro que Revit es una herramienta, no un fin, y que uno proyecta con la cabeza, no con el ordenador. Aún así, puedo decir bien alto que con Autocad dibujas, con BIM proyectas (si es que sabes usarlo). A mí me ha cambiado bastante, ahora disfruto mucho usando el ordenador, no como antes. Ojalá me lo hubieran enseñado antes.
    Y respecto a la eneñanza con o sin el ordenador, lo tengo muy claro. Las dos. Hacen falta asignaturas en los planes de estudio en los que no se deje usar una sóla tecla (y no sólo en el dibujo o el proyecto, también en otras como las Matemáticas o las Estructuras), y también otras en las que sea obligatorio usarlas. Sobre todo porque el salto de lo manual a lo digital (en metodologías, en maneras de trabajar, etc.) creo que es un terreno aún muy virgen, a pesar de ser fundamental. Y creo que hay muy poco estudiado e investigado sobre el tema. Me resulta tristísimo que uno tenga que aprender a dibujar Arquitectura yendo a cursos organizados por Delegaciones de alumnos, academias, etc… Y ojo, digo “aprender a dibujar Arquitectura”, no digo “aprender a manejar un programa”.

  4. Susana García Bujalance

    Enhorabuena Verónica por tu post. No te conocía, pero me ha encantado leerte por tu agudeza y redacción. Creo que el enfoque es perfecto.

    Se me ocurren mil cosas que comentar pero me voy a centrar en una sola que espero que continúe la misma línea de reflexión. Es acerca del problema de la ESCALA. (aviso aquí de que lo mío es el urbanismo…)
    He comprobado que el alumnado tiene graves problemas de REPRESENTACIÓN de la escala. Al dibujar en autocad a escala 1:1, luego no pueden diferenciar la información que se representa en un plano de implantación o en uno de localización. Así que en unos casos se ven dibujos abigarrados y en otros se ven planos desolados. Estoy totalmente de acuerdo con Alberto en que el lápiz es una forma de pensamiento. Y si bien acepto que se pueda pensar en autocad, lo que nadie puede negar es que lo que pierde de definición el lápiz frente al autocad, lo gana en COMPRENSIÓN de la escala de trabajo. A una escala pequeña pensamos en las cosas globales, y esto es lo que representamos. A una escala grande pensamos en los detalles, y esto es lo que representamos. La ESCALA es parte del PENSAMIENTO ESTRATÉGICO.

    Parafraseando la última frase de uno de tus comentarios: si olvidamos la importancia de la escala “otros serán los que estén centrados en esos fines”

  5. Verónica Sánchez

    En cuanto a la aportación de Miguel… uff qué pereza de tono. ¿Nos tomamos un café?, sin duda es una charla interesante.

  6. Verónica Sánchez

    Sin duda el tema del lápiz es fundamental, es uno de esos conocimientos que una vez adquiridos te acompañan y te sirven toda la vida. Hay casos de alumnos que llegan al PFC y no tienen ni el hábito de tener el lápiz en la mano cuando hablan de su proyecto, o ver una planta torpona agarrotada, preguntar por los croquis de proceso y que te contesten que “piensan con el Autocad”.
    Sin duda haber abandonar el dibujo como herramienta para pensar es un error. Enhorabuena por tu empeño.

  7. Alberto

    Por circunstancias que no vienen al caso, he terminado como profesor de algo llamado “Representación Arquitectónica”, mezcla comprimida de dos asignaturas que los ETSAM plan 75 conocimos como Descriptiva y Dibujo Técnico. Desde el primer día me he estado peleando con los alumnos (y con algún que otro profesor) porque me he empeñado en desarrollar la asignatura exclusivamente “a lápiz”. Sigo convencido de que los criterios de representación, la concreción y, por qué no decirlo, el cariño que se emplea en el dibujo manual no solo son fundamentales para un arquitecto sino que, además, son perfectamente transportables al dibujo mediante ordenador. El simil más accesible es que las calculadoras están muy bien, pero conviene aprender primero a sumar. Es obvio que la evolución lógica les llevará más pronto que tarde al ordenador, pero creo que el aprendizaje manual es bueno para sentar conceptos y evitar el riesgo de proyectar “lo que el ordenador me deja hacer”. Como dice Miguel, estamos haciendo arquitectos, no infógrafos. Eso si. Lo más fino que he escuchado es que soy una especie de carca antediluviano, pero ahí seguimos, en la lucha…:-)
    Otro tema es mi alergia a vincular la enseñanza de la arquitectura con una determinada marca comercial de software. Si Autodesk (o la que sea) quiere futuros clientes, que se lo curre y me pase un sobrecito…

  8. Verónica Sánchez

    Gracias Paco, efectivamente es con una visión más global. No hay ningún problema con las herramientas, por supuesto son necesarias, pero no pueden desviar el esfuerzo. Si nos formamos en ser especialistas en las herramientas, otros serán los que estén centrados en los fines.

  9. Paco Casas

    Está bien la pregunta que planteas para el PFC, algo así sostienen algunos profesores de la ETSAM, no creas que estás solo. Sobre BIM, entiendo que todo el mundo que pasa por aquí sabe de sobra lo que es. Mi comentario no pretende confundir sino hablar en un contexto más amplio como el que introduce Verónica que entiendo va más allá de la mera generación de imágenes y se extiende a otros programas informáticos, no necesariamente de imagen, que ocupan el tiempo de tantos arquitectos en su aprendizaje, tal como decía su amigo JMS, y quedan obsoletos enseguida. Si bien las infografías son el resultado final, para trabajar muchas veces se necesitan otros programas que vienen a confirmar lo que señala el texto de Verónica o también, de alguna manera, lo que decía Reyner Banham, que la arquitectura nunca iría tan rápido como el progreso de la técnica.

  10. Miguel Morea

    No confundamos BIM con imagenes. Se trata más bien de todo lo contrario.

  11. Miguel Morea

    Cuando un PFC pueda puntuarse desde la capacidad de responder a la siguiente pregunta:
    -¿Este proyecto cumple con lo requerido en el programa e incluye la documentación necesaria para su realización en un grado determinado de aproximación definido previamente? : SI / NO
    estaremos haciendo arquitectos y no infógrafos

  12. Paco Casas

    No puedo estar más de acuerdo con tu amigo JMS cuando le citas en relación a su decisión de no “no dedicar más tiempo a la informática y los lenguajes de programación porque en ese campo, sin un reciclaje continuo, lo aprendido quedaba obsoleto rápidamente” y en general con todo lo que dices y resumes al final en cuando a “priorizar la imagen al oficio”. No sé si es una batalle perdida porque más aún, en el extranjero (que es casi el único lugar donde se puede trabajar y donde van a trabajar muchos estudiantes) lo que prima es BIM, Revit, etc… y el pensamiento ha sido sustituido por la imagen. En todo caso, me alegro de que hayas señalado esta situación con la gravedad que tiene.

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio