• Curso de identidad digital para arquitectos
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
5 Comentarios

ARQUITECTURA Y EDUCACIÓN 2/10 _ José Ramón Hernández

sota-gimnasio

Después del estupendo comienzo de la serie #Eduarq10, gracias a Blanca Espigares, hoy pasamos el testigo a José Ramón Hernández (arquitectamoslocos). Nuevamente, agradecer a José Ramón que se haya dejado líar y la claridad y concreción del post que nos envía.

A su vez, como siempre, os animamos a dejarnos vuestra opinión sobre el tema.

LA FORMACIÓN DEL ARQUITECTO _ por José Ramón Hernández

Hace años que no piso una escuela, y me pregunto desde fuera: ¿Para qué sirve la formación de los arquitectos?

Un alcalde regañaba a uno: “Prefiero a los ingenieros porque me resuelven lo que les pido. En cambio tú me lías proponiéndome siempre otras soluciones”. Es cierto, somos raros. Y, encima, tenemos fama de caprichosos y poco prácticos.

Ha sido muy repetido el (¿desafortunado, o tal vez demasiado lúcido?) razonamiento de un decano de colegio de ingenieros industriales: Ya que un ingeniero puede calcular la estructura y las instalaciones de un hospital, ¿por qué no puede diseñar “la caja”? (Lo que deja ante la opinión pública la insidiosa y falaz idea de que diseñar la caja es muchísimo más sencillo y más tonto que calcular frigorías y secciones de tubos).

No tenemos más que preguntar a la gente qué les parece más importante: que las casas no se caigan o que la forma de entrar en ellas sea así o asá y el recorrido sea tal o cual. Todo ello, de paso, extiende la convicción de que a los arquitectos no se nos enseña a calcular estructuras ni secciones de tubos de aire acondicionado, sino sólo tontunas.

Existe la clara convicción de que los estudiantes de arquitectura están perdiendo el tiempo en la escuela, mientras que los de las distintas ingenierías aprenden cosas útiles.

Recuerdo, por ejemplo, los encendidos debates sobre cómo entrar en una casa. También los croquis, las correcciones, las discusiones, sobre si este hueco de fachada debía llegar hasta el techo, para que éste se “escapara” volando hacia el exterior. Y la doble altura, el “espacio”, la “expresión”, etcétera.

Estos pilares básicos de nuestra formación son, para la sociedad en general, chorradas, estupideces, cosas de arquitecto. Un ingeniero hace una ventana rectangular convencional (sin olvidar jamás dibujar esas rayitas inclinadas que hacen ellos y que pretenden simbolizar “vidrio”), que no da problemas de funcionamiento y va al grano. Patapam. Plantifica su cubierta: patapam, y su fachada: patapam. Asunto resuelto. Sin pérdida de tiempo ni discusiones sobre el sexo de los ángeles. Y, todo ello, con unos honorarios bastante baratos. (A ver si eso no es lo que la gente quiere, se nos dirá. Y seguramente con razón: Hagamos una encuesta).

Los arquitectos, una vez más, nos defendemos enarbolando nuestra supuesta “poesía” (habría que verlo) y dando a menudo soluciones poco prácticas, mal mamadas desde la escuela. Nos negamos a estabular a las personas detrás de ventanas con rayitas, pero pocas veces somos capaces de defender que nuestras rayitas sean mejores.

Nuestra formación es muy buena, y es una pena que muchos no sepan apreciarla. Pero le falta un detalle: Convencer, lo primero a los estudiantes, y desde el primer día de escuela, de que nuestras soluciones no son caprichos poéticos ni suspiros melifluos; sino que, además de dar más calidad de vida, funcionan mejor y son más económicas y prácticas. Si no lo hacemos estamos perdidos, y la formación de arquitecto verdaderamente no servirá para nada.

Texto: José Ramón Hernández

http://arquitectamoslocos.blogspot.com.es/

https://www.facebook.com/pages/Homo-Structor-Estudio-de-Arquitectura/350256868348962

@arquitectamos

Post relacionados:

ARQUITECTURA Y EDUCACIÓN 1/10 _ con Blanca Espigares

http://www.stepienybarno.es/blog/2014/04/07/arquitectura-y-educacion-110-_-con-blanca-espigares/

#EDUARQ10 IS COMING

http://www.stepienybarno.es/blog/2014/04/05/eduarq10-is-coming/

ESPECTACTORES Y FACILITADORES 1/2

http://www2.ual.es/RedURBS/BlogURBS/espectactores-y-facilitadores-12/

ESPECTACTORES Y FACILITADORES 2/2

http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=22418

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

STEPIENYBARNO EN TWITTER _ @stepienybarno

STEPIENYBARNO EN LINKEDIN

STEPIENYBARNO EN FACEBOOK

* Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó y desde mayo del 2009 estamos en la red con  la presente publicación digital (Blog) de arquitectura.

Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
5 COMENTARIOS
  1. Verónica Sánchez

    Enhorabuena por tu texto Juan Ramón, me encantaría que le siguiera otro tanto explicando lo que se esboza en el último párrafo.
    Que somos magníficos en la autocrítica y nos falta saber valorarnos con modestia sin caer en el el pedestalismo de superstar…(supongo que también heredado de la escuela).
    Un saludo.

  2. Iván Capdevila

    “Tema muy interesante, la verdad. A veces me da la sensación de que todo esto no es más que otra de las cosas que hemos heredado de nuestros mayores (algunos de ellos, maestros incluso) y que nunca hemos vivido ni tendremos la oportunidad de vivir: cuando no hacía falta explicar nada ya que la “arquitectura” se imponía ya fuera por estatus, porque había 1000 veces menos arquitectos (cuando arquitecto = élite), porque los colegios profesionales “existían” en la sociedad, etc., etc. Ya no nos sirve de nada seguir lamentándonos. En la Escuela de Arquitectura de Alicante hace mucho tiempo que somos conscientes de que “la necesidad” de la Arquitectura aún siendo obvia no es evidente. Por esta razón, debe ser comunicada en consecuencia y su comunicación planteada como toda una estrategia arquitectónica en sí misma. En definitiva sería como ampliar, por fin, el sentido de educación en arquitectura a la sociedad en su conjunto. Todo esto suena muy bien, claro. Pero lo que deberíamos empezar a hacer es a quitarnos todos los complejos, bajar del pedestal y aprender a establecer vínculos claros y horizontales con “los otros”. La verdad es que, afortunadamente, esto ya no es nada nuevo y llevamos ya años celebrándolo con el trabajo de muchos compañeros cada vez más populares. Por otro lado, viene implícito con las nuevas generaciones 🙂 La cuestión sería ahora si esta nueva actitud debe entrar a formar parte de los programas docentes…TEMAZO!!! En Alicante lo tenemos claro…”

  3. Northon

    En primer lugar, no se puede hacer ninguna comparación entre dos ramas con fines distintos, una de ellas es exacta y la otra es una disciplina. Segundo en general los alcaldes carecen de cocnocimientos suficientes para discerner entre arquitectura e ingeniería y son muy provincianos en su manera de actuar.
    La ingeniería muchas de las veces es sólo un elemento utilitario para la arquitectura, y a mi modo de ver la arquitectura no es simplemente utilitaria, sino que es una parte fundamental de la cultura de una sociedad. En casos contados arquitectura e ingenieria se han elevado conjuntamente al rango de patrimonio cultural, como en el caso de las propuestas de los maestros de la arquitectura, un ejemplo claro es la Opera de Sidney, o Chandigar.
    Por último para que la arquitectura sea poesía, se necesita muchisimo más que un par de vueltas con el pasillo y las dobles alturas, llegar a ese nivel de expresión poética no lo puede hacer ningún estudiante, ni docente, a no ser que estos sean excepcionales.

  4. José Ramón Hernández Correa

    Blanca, en una frase lo has expresado mejor que yo en todo el artículo. La formación tiene que ser capaz de imbuirnos “una profesión técnica especializada en ciertas cosas, entre ellas cruzar lo técnico con la habitabilidad que no son frigorías ni watios, sino espacios que permiten ser”.
    Espacios que permiten ser. Eso es.
    Muchas gracias.
    Abrazos.

  5. Blanca

    Enhorabuena Ramón por hilar el tema importante actualmente: cómo explicar que no nos dedicamos a tontunas sino que la formación es muy compleja, y desde el inicio no hay que vender que es “poesía” sino que es una profesión técnica especializada en ciertas cosas, entre ellas cruzar lo técnico con la habitalbilidad que no son frigorías ni watios, sino espacios que permiten ser. Un saludo

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio