• Curso de Identidad Digital para Arquitectos
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
46 Comentarios

CARTA DE UN ESTUDIANTE DE ARQUITECTURA.

Siza cuaderno de viaje rec

Nuevamente, nos animamos con una entrada un tanto diferente. A ver si os gusta.


Soy estudiante de arquitectura, un estudiante sin nombre, porque, aquí y ahora, cómo me llamo no es importante. Creo que mis palabras representan a muchos estudiantes de arquitectura y eso sí que es  más importante. Para más datos, estoy en tercero y, tengo que reconocer que, el bicho de la arquitectura ya se ha apoderado de mí.

Hoy, hemos recibido el enunciado de un nuevo proyecto.  Y ¿de qué se trata? Pues de realizar un museo de arte contemporáneo. Sí, como lo oís. ¿Un museo?! El mismo enunciado que hace 10 años y que hace 20… triste ¿no? Los tiempos cambian, la crisis pone patas arriba el sistema y a la arquitectura (y los arquitectos) la deja temblando, pero, en la asignatura de proyectos, seguimos pensando en museos.

Como digo son ya tres años de carrera y gracias a ellos he empezado a saborear la esencia de la arquitectura; veo el mundo distinto y, para mal o para bien, el mundo me ve distinto a mí. La mayoría de los que leeréis esta carta seguramente seréis arquitectos y bien me comprendéis si os hablo de largas noches de entrega, de profesores con el ego desbocado, de los planes que realizan mis amigos de otras facultades y que, ya, ni se molestan en contarme. Pero no quiero hablar de ello; hoy quiero quejarme. Sí ¡leches! quejarme por la desconexión de la escuela con la realidad. La universidad es como un inmenso elefante, cuyos movimientos son lentos, lentísimos, y  no se recicla de ninguna manera. Algunos diréis que la universidad no tiene que estar a expensas del “mercado”, pero esto ya se pasa de castaño oscuro.

También es cierto que, dentro de ella, tenemos la suerte de tener profesores, sobre todo jóvenes, que nos tratan con respeto y que nos ilusionan con sus asignaturas. Éstos, por lo que nos cuentan, tienen un pie dentro y otro fuera; están pendientes de rollos de certificaciones académicas y no sé que historias. De esta forma, no son los mejores profesores los que tienen el puesto asegurado; sorprendentemente, por lo menos para mí, son los que peor lo hacen ¡De locos! Éstos últimos viven en su torre marfil, inmunes a la realidad y a la crisis, pensando que todo puede seguir siendo como fue.

Muchos dicen que sobran escuelas de arquitectura y seguro que no les falta razón. Pero también es cierto que los que estamos dentro queremos tener opciones de ser arquitectos. Ya es tarde para echarme atrás, esto me gusta, y mucho. Sé que no hay trabajo, que la sociedad nos ve como nos ve, pero a mi nadie me puede impedir querer se arquitecto; es mi vida y lo va a ser para siempre. Quizás, peque de ingenuidad, pero es lo que toca con mi edad, pensar que puedo, que podemos, cambiar el mundo. La arquitectura es un servicio y yo soy un servidor. Algo más grande que yo está en marcha y quiero formar parte de ello.

Tal vez, muchos de vosotros dejasteis de soñar, pero no es justo que yo no tenga derecho a seguir soñando. Porque esta es, a pesar de todo, una carrera de sueños.  Sueños encontrados y sueños por encontrar. Un mundo mejor es posible y la arquitectura tiene mucho que decir en todo ello.

También es cierto que soy de otra generación; soy un nativo digital. A lo mejor a algunos os suena raro, pero es así. Esto no me preocupa, para mi es normal, es como ser rubio o moreno; lo que me preocupa es la brecha digital que existe. La gran mayoría de quienes toman las decisiones en esta escuela pasan olímpicamente de esta realidad. No les interesa entender que el mundo ha cambiado y que nosotros, los usuarios de estas aulas, nos merecemos unas clases adaptadas a la realidad.  Si me despierto tuiteando, me comunico desde Tuenti con mi gente, tengo un blog donde voy dando la murga con mis obsesiones y paranoias y pertenezco a más de 20 o 30, qué se yo, grupos de facebook; por qué mis profesores no hacen nada para que todo ello se integre en sus asignaturas. Bueno, para ser justos, algunos sí que hacen su esfuerzo y montan un blog de la asignatura; pero… hay tanto por hacer!!

Cuánta información disponible en la red que aumentaría mi conocimiento a un solo click de distancia. La red podría ser la extensión infinita de las limitadas pareces de mis clases. Existen miles de posibilidades de completar nuestra formación, por ejemplo, con una sencilla comunidad digital que nos ayudara a que los alumnos colaborásemos entre nosotros.

Con ello, no digo que lo más importante sea el entorno digital; nada de eso, sé perfectamente que la magia de la arquitectura se transmite cara a cara, y todavía mejor entregándome a las lecciones que la propia arquitectura, en vivo y en directo, nos brinda. Soy consciente de ello, pero hibridar ambos mundos es posible y además muy barato ¡perfecto para los tiempos de crisis!

Sin embargo, en vez de animarnos a colaborar entre nosotros, se siguen empeñando en enseñarnos a competir. Los codazos y los enchufes serán el pan nuestro de cada día en el “mundo real”, pero yo quiero un mundo más humano en el que las sinergias sean ese alimento de cada día. Tantas cosas… y seguro que pensareis tanta inocencia!!

Aun así, seguiré soñando con una escuela sin profesores subidos en la tarima, soltándonos chapas de dos horas sin descanso. Seguiré soñando con profesores que me hablen de los mejores blogs de arquitectura en vez, del Croquis y demás. Seguiré soñando con trabajar como arquitecto, sin tener que ser por fuerza un falso autónomo; si para ello tengo que irme a la China, pues, muy a mi pesar, me iré. Seguiré soñando con profesores que además de ser buenos arquitectos, sean buenos docentes y consignan ilusionarme hasta si me hablan de los límites de Atterberg!

Quizás sea mucho soñar, pero si no sueño muero.

También te animamos a echar un ojo a nuestro
 nuevo curso de Identidad Digital para Arquitectos:
http://cursoidentidaddigital.stepienybarno.es/
* Nos hemos permitido, desde Stepienybarno, escribir este texto en una extraña primera persona, en nombre de miles de alumnos de arquitectura.

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

Autores de la entrada: Stepienybarno

STEPIENYBARNO EN LINKEDIN

STEPIENYBARNO EN TWITTER

STEPIENYBARNO EN FACEBOOK

* Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó y desde mayo del 2009 estamos en la red con  la presente publicación digital (Blog) de arquitectura.

Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
46 COMENTARIOS
  1. O.C

    Estimado redactor del Post,puedo decir que tus palabras emocionan porque están llenas de ilusión y verdad….enhorabuena…..hacia mucho tiempo que no me creía nada de nadie…..soy Ingeniero Civil y estudio Segundo de Arquitectura…tengo mas de 10 años de experiencia en el sector y te digo….tómate la uni como un medio no como un fin porque es lo que es…..después persigue tus sueños y es seguro que lo vas a conseguir lo firmo donde quieras….un abrazo y no te conozco pero eres un orgullo de persona…..gracias por tus palabras.

  2. maria

    Hoy tenemos en todos los medios informativos el caso Cifuentes, es el momento de que se proceda a inspeccionar todos los masters de la Universidad Pública. Esta página es de arquitectura y a través de ella solicito que se inspeccione los masters que se imparten en la ETSAM. Por poner un ejemplo citaremos el de Proyectos Arquitectónicos Avanzados, con ello no se quiere exponer que, en el mismo, se produzcan irregularidades, simplemente es poner un ejemplo. No estaria mal que se analizara si algun director de master está jubilado y, aun así, sigue percibiendo emolumentos de fondos públicos, si hay algún profesor que en el pasado ha tenido problemas con alguna empresa vinculada al Sector Público o si hay personas dando clases en una Universidad Privada y figuran como profesores asociados de exposiciones pero que realmente lo que hacen es dirigir y dar clases del mencionado máster. Si hay algun alumnos que, durante los 10 últimos años, se ha matriculado meses después de empezar el mismor, si alguien ha empezado el máster sin terminar la carrera, si algún familiar de los que imparten el máster tienen beca para realizar el doctorado perteneciendo a una facultad de letras y con un tema de nada tiene que ver con la arquitectura impidiendo, con ello, que arquitectos con trabajos relacionados con su carrera puedan optar a ellas. Es posible que todo sea legal pero en estos momentos, es UN BUEN MOMENTO para que se analicen todas estas cosas y si, presuntamente, hay irregularidades, se subsanen por el bien de los alumnos que se sacrifican por realizar estudios que les permita un futuro. Igualmente es necesario que se investiguen los tribunales de fin de máster y de doctorado para verificar que todo se hace de forma justa.
    La verdad nos hara libre, la justicia nos hará honrados y la igualdad de oportunidades, sin recomendación, nos hará personas. Hay que luchar por un puesto de trabajo pero también porque las personas que imparten un máster oficial tengan las virtudes antes citadas.
    Los responsables de esta página tienen que revitalizarla y que sirva realmente para algo. Una voz poco puede hacer pero miles de ellas puede imponer justicia,

  3. luis

    Como sera mi futuro con la arquitectura?, c vale soñar pero tendremos k aceptar la realidad de un arquitecto.

  4. maria

    Si hubo una lista seria necesario, dada la actual situación vergonzante, que se volviera a publicar, seguro que la tienen archivada. No es posible que tengan personal gratis, para presentar proyectos, y sin limite de horario. Lo mas sangrante es que se creen que les hacen un favor y que deben estar agradecidos. Seguro que si vuelven a publicar la lista muchos se animaran y habra nuevos nombre, muchos de la ETSAM, que sorprenderan.

  5. StepienyBarno

    Recordamos que ya la hubo. Desconocemos la razón de su desaparición.
    Sin duda, sería necesaria!

  6. Maria

    ¿Por que no establecen una pagina donde los jóvenes arquitectos expongan , sin miedo, las situaciones vergonzosas que tienen que sufrir, en los estudios de arquitectura y en Escuela de la Politécnica, por sus propios compañeros , si quieren tener un puesto de trabajo?. Contratos como falsos autónomos ofreciéndoles 800 euros y de ahí hay que descontar lo que cuesta el colegio de arquitectos y el estar como autónomos, pero con un horario de mañana y tarde. Pero dando nombres de personas y estudios.

  7. maenia

    Acabo de leer el informe PISA y hace una referencia al mal empleo de los recursos que, en España, se hace, también, de los recursos que reciben las Universidades Españolas.
    Por ese motivo me gustaría que algún responsable de arquitectura de la Politécnica de Madrid me respondiera ¿como utiliza dicha Escuela los recursos que reciben?. Es decir si las ayudas se dan por expediente académico o por afinidad con los profesores y catedráticos.
    Si las ayudas que reciben los profesores por acudir a Congresos esta en función de la mejora que ello supone a la hora de dar clases o simplemente esta en función de su interés personal.
    Si los profesores que dan clases en la carrera, los másteres y doctorado están cualificados o son grupos de amigos afines los que se aúnan para el mismo.
    Cuando una Universidad es privada sus recursos puede utilizarlos como quieran, segun su criterio, esta en su derecho, pero cuando la enseñanza es Pública, es decir, que la subvencionamos entre todos los españoles, la cosa cambia.
    Debe existir, como dice el Informe Pisa, un control sobre la dotación presupuestaria que reciben los centros educativos. Son muchas las personas que se creen que el dinero publico es de propiedad y que pueden hacer con el lo que quiera, por ejemplo que en la Escuela de Arquitectura se de ayudan a personas que han realizado, por ejemplo, Políticas, considero que la ayuda se la debe dar su Facultad porque ¿Que hace un licenciado en letras en la Escuela de Arquitectura?.
    Por ello, desde estas paginas, insto a los alumnos de arquitectura a solicitar una comisión, formada por alumnos que controlen en que se invierte la dotación que recibe la Escuela de Arquitectura y a quien se la dan, solicitando el expediente academizo de los alumnos que han sido beneficiados con alguna ayuda. Hay alumnos brillantes a los que nunca se les ha facilitado ayuda alguna y, en cambio, a otros mediocres se les ha dotado de ellas. Entendiendo que la Comisión debe estar formada por alumnos que representen a sus compañeros y no a los profesores.
    Igualmente recordar a los profesores que tienen obligación de atender al alumno, de ayudarles a desarrollar sus ideas y de pensar qe la docencia es vocacional, el que solo se dedique a ella para tener cubiertos los gastos fijos diarios es mejor que se dedique a otra cosa.
    Por ultimo decir a los alumnos que no deben tener miedo a solicitar aquello a lo que tienen derecho. Tener miedo es morir un poco cada día.
    Y a los profesores que piensen en como pensaban y sentían cuando eran jovenes.

  8. MAENIA

    Estoy, como se dice hoy en día,que alucino. En todas las respuestas que leo vislumbro una aceptación a la situación actual que no entiendo.
    Hace unos meses me encontré con una compañera de la Universidad que tiene una hija arquitecto y no podía creer lo que me comento, estaba indignada y no me sorprende. A su hija la había contratado un profesor de la Escuela, en teoría iba a ser para dos semanas pero para ahorrar se lo había dicho 4 días antes de entregar el proyecto y esto porque no tuvo mas remedio. Estuvo trabajando 50 horas de las cuales 30 fueron seguidas, sin dormir, sin comer y sin la mas mínima consideración por parte del, digamos señor, encima tuvo que llevar su ordenar y sus programas porque el no tenia mas que una cara tan dura como el acero. A la hora de pagarla su sorpresa fue cuando, después de muchas llamadas logro que la pagara a 3 euros la hora. Hasta la que menos cobra, de las que se dedican a la prostitución no lo hacen por menos de 20 euros los 15 minutos y en casa a la señora que ayuda en casa la pagamos 10 euros la hora ¡¡¡que verguenza¡¡¡. Lo peor es que el individuo la dijo que le pagaba a 10 euros/hora, es decir que ni siquiera sabia multiplicar. Otro de los casos que la había ocurrido es que, practicante había quedado en ir a un estudio, quedaron en llamarla al día siguiente para decirla cuando empezaba, al día siguiente al ver que no la llamaban llamo ella y al ver que no la cogían el teléfono en casa la dijeron que llamara desde otro, Eureka, en menos de 2 segundos se lo cogieron, pero no creáis que se sorprendido ni se le cayo la cara de vergüenza, simplemente dijo que la iban a llamar para decirla que ya tenían a otra persona menos cualificada pero mas economica.
    No hay nadie cualificado que levante la voz ante estos sinvergüenzas que abusan de la falta de trabajo que hay, cuando ellos han vivido a lo grande y la mayoría de ellos del sector publico.¿ No hay nadie que se atreva a levantar la voz?. Que esta ocurriendo con los jóvenes hoy en día que solo levantan su voz de manera colectiva y no para defender sus derechos. ¿Tanto miedo hay? y yo me pregunto ¿miedo a que? a que no le humillen mas, a que les paguen calderilla y encima tengan que dar las gracias.
    Ninguno de los partidos políticos va a proporcionarles trabajo, este se lo darán a sus amigos como ya hemos visto en la comunidad de Madrid.
    Lo que tienen que hacer es acabar con Bolonia, que es lo que ha ocasionado, en todos los sectores, que tengan trabajadores gratis y que las subvenciones y ayudas que den sea controlado por un comite justo, ni un euro a los que estan en las cátedras años y años y dan las mismas a quien ellos quieren y renovar el personal encargado de las mismas de todos los ministerios, estos temas, como los cargos políticos, no pueden estar años y años en manos de las mismas personas, Hay que dejar que entre el aire, ya sabéis que a veces Madrid esta muy contaminado..
    Me dio pena oír decir a esta amiga que no había día que no se arrepintiera de que su hija hubiera estudiado arquitectura, menos mal, me decir que otra era cirujano y no la faltaba el trabajo.
    Me reitero, no entiendo la pasividad de los arquitectos jóvenes, o hay mucho hijo de papa arquitecto o con relaciones para que estén “colocados”, o tengo que pensar que muchas veces se tiene lo que se merece por permanecer callado

  9. maria

    Buenas noches;
    He leído alguno de los comentarios que se publican y por ello, voy a permitirme, el hacer una pequeña reflexión sobre la situación de los arquitectos jóvenes hoy en día en España.

    Como todas las personas que somos y tenemos hijos arquitectos buscamos la manera de ayudarles buscando, como en una librería de libros raros, que pueden hacer para que no pierdan la esperanza y sigan adelante. De esta manera di con las denominadas becas ARGO del Ministerio de Educación. No voy a hablar de la manera en que, siempre presuntamente, estas se otorgan, porque se aburrirían de oír siempre lo mismo. La verdad es que hacia tiempo que no me reía tanto y por ello les doy las gracias.
    Mi pregunta es ¿a quien se cree, el Ministerio, que van dirigidas las becas?. Siempre presuntamente, supongo que por su cabeza habrá pasado la idea de que a estas becas optan los que no tienen trabajo, los que no tienen amigos en los estudios de arquitectura que les puedan proporcionar un trabajo y con ello una ilusión, los que no tienen recomendación en la Escuela o bien no están dispuestos a perder su dignidad diciendo amen a todo, los que sus familias carecen de medios o bien hay mas hermanos y los padres no pueden
    pagarles una practica o un máster en el extranjero…….. Sin embargo dudo mucho que esta idea se haya pasado por su cabeza, porque ¿en que cabeza, un poco amueblado, cabe pensar que se pueden desplazar a Londres con una Beca ARGO para realizar una practica en un estudio trabajando 8 horas diarias y DOTARLA CON 700 EUROS ( y de ahi descuente la parte correspondiente a SS). Señores con esta
    cantidad, en Londres se tiene para el trasporte y poco mas Se imaginan ustedes a los eurodiputados con esa remuneración y a los hijos de los presidentes de gobierno, ministros y mas de los denominados altos cargos que han estudiado en EEUU o Reino Unido viviendo con esa cantidad. De lo cual deducimos que esas becas se otorgan a personas que pueden pagarse un piso compartido en Londres, es decir unas 700 libras (y esto por lo bajo y en la zona 4 o 5) y otras 500 libras en comer, lo cual hace un total de 1200 libras, unos 1600 euros mensuales. ¿Que familia con hijos arquitectos en paro, teniendo mas hijos, puede permitirse ese lujo?. España, dicen, va saliendo de la crisis pero ¿para quien?.
    Suprimen cuatro directores generales pero no dicen que meten 40 asesores mas y de aquí a diciembre esta cifra de multiplicara por 100, incluso hay asesores de mas de 70 años, jubilados sin ninguna función que realizar.
    En la tristeza que tenemos los padres que hemos visto a nuestros hijos estudiar día tras día, mes tras mes, año tras año. Realizar un máster, hablar idiomas, formarse con cursos informáticos y un largo etc. consiguen ustedes que a veces con sus “mejoras” tengamos ganas de reír. Los dirigentes de este país tienen hijos y como en todas las familias unos serán inteligentes y otros no darán la media ¿hay alguno de ellos, por muy poco inteligente que sea, que no este de becario o colocado en algún buen sitio o universidad privada? yo desde luego no conozco ninguno. Lo que si conozco son licenciados en letras que están de investigadores en la Escuela de arquitectura de Madrid. Las madres por sus hijos hacen lo que sea, todo, como todas,pero la dignidad no hay que perderla nunca que es lo mas preciado que tenemos. Confió en que algún día se ponta freno a lo que ocurre en la Escuela y los alumnos digan ¿BASTA!

    Dicen que España va bien. No señores del gobierno, no señores de la oposición, España no solo no va bien es que tristemente no tiene solución.
    Mientras nuestros hijos se desesperan, se sienten sin futuro, sin esperanza y cada vez mas asqueados por lo que ven.

    “Hay que mantener el vaso limpio para que lo que vertamos en el no se corrompa” Horacio
    España empezara a salir cuando los políticos se
    graben esto, en su cabeza y en su pensamiento.
    Vosotros, los arquitectos jóvenes tenéis la obligación de defender vuestro futuro, no dejéis que os intimiden no dejéis que abusen de vosotros vuestros propios compañeros por unas migajas, si os negáis a que os exploten, los explotadores no podrán hacerlo. No permitáis que empleen la máxima de:Divide y vencerás. Si estáis unidos no podrán hacerlo porque están desfasados y ellos por si mismos no son nada

  10. Gloria Heiber

    Queridos colegas y estudiantes.Encuentro este lugar para expresarme y me animo a hacerlo.Que puedo aportar?Me recibi en la Universidad publica en Buenos Aires en 1973.Justamente porque era gratuita.Ese es un puntobde partida que no es menor.No lo hubiera podido hacer si no hubiese sido asi porque no tenia los recursos.Este tema califica a los alumnos a los profesores y a los temas que se tratan en el aula.Desde esa epoca existio un oscurantismo acerca de la trasmision de los conocimientos vinculados al diseñoy su desarollo.Los alumnos nos debatiamos en vaguedadesvcorrecciones ambiguas impresisas.Un conglomerado deincertidumbres que poco menos eran indescifrables.Tuve buenas clasificacines y me diplome en tiempo y forma.Despues vino el ejercicio profesional,otro desafio.Ahora con 42 años de egresada tengo mucho para contar.Amo esta carrera que ejerci con dificultades y con logros.Que me permitio hace un pequeño patrimonio,me permitio viajar y conocer remotos lugares del planeta.Es imperioso replantearse todo para poder reinventar,imaginar,reveer lo que hacemos mecanicamente.A veces losvaportes llegan de los sitios mas insolitos pro cuanto mas nos abrimos a nuevos conocimientis sumamos a lo ya aprendimos.Nos vaciamos de prejuicios y replanteamos postulaciones que son certezas absolutas.Eso es bueno.Las condiciones politicas y sociales nunca son ajenas al ejercicio de nuestra tarea.Nuestra actividad se materializa con dinero y contactos.Es muy recomendable que los trabajos importantes se concursen y que los jurados sean serios.Esre sistema permit la llegada de profesionales jovenes que se hacen conocer.Solo puedo decir que de vover a elegir estudiaria nevamente esta carrera.De hecho tengo una sola hija y es arquitecta ,docente,pero a elegido desarollarse en el area de Urbanismo.Ahi anda por el mundo dando charlas donde yo ya tengo dificultades en seguir.Ella pertenece a este nuevo mundo tecnologico .Maravilloso e inconmensurable en cuanto a la comunicacion y al intercambio de informacion en tiempo real.Ahora que me he puesto en contacto con los”fractales” estoy como una colegiala entusismada en el descubrimiento de un universo desconocido.Agradezco a la UBA.’,a mis maestros y a los inconvenientes que me hicieron la persona que soy.Aliento para todos los que quieran involucrarse en este universo.

  11. ALejandra

    Felicitaciones a la persona que dredactó la carta y a los siquientes dos comentarios (los demas no los lei). Estudio en Argentina, la verdad, una universidad de la cual hay quejas pero son las menos. En la USAL encontré un mundo dela arquitectura distinto al que venía observando, me enseñaron que sin entorno no existe proyecto, que sin dibujo a mano, sin croquis, no existe la representación sensorial del espacio, a no pedir limosnas a los grandes estudios sino a ganarme el conocimiento en el estudio en el que me encuentre, el respeto por mis compañeros y colegas. A colaborar y a sentir el espacio como propio, para servir a los “comitentes”. Entre muchas otras cosas más. Por eso, estoy de acuerdo con esta gente que reclama que la arquitectura sea un arte y una manera de vivir y no un comercio. Yo apuesto a esto. Saludos! no se rindan!

  12. LAURA

    Acabo de leer mas abajo el nombre de Einstein, y no puedo dejar de recordar su comentario: la tecnologia ha superado a la humanidad esperemos que un dia la humanidad supere a la tecnlogia.
    ¿Donde estan los arquitecto que dibujaban, diseñaban, pensaban, esbozaban y plasmaban? cuantos mravillosos recuerdos en laminas nos han dejado. Hoy en dia los arquitectos no leen ni investigan el medio y el edificio que van a construir. ¿Cuantos libros hay en los grandes estudios?, lo que si abunda es personal que dicen ser arquitectos pero que lo unico que hacen es tener contactos para que les den los proyectos. Grandres estudios han pasado de padres a hijos y con ello la comercializacion de la arquitectura, pagan salarios de 700 euros a arquitectos pero se gastan miles de euros en maravillosas maquetas. El Titular del estudio no es que no enseñe a los arquitectos que aguantan ese salario a cambio de adquirir conocimientos es que ni siquiera sabe sus nombres, el muy todopoderoso jefe ni siquiera se digna dirigirles la palabra, su mundo esta donde consigue proyectos sus relaaciones son los que le facilitan proyectos y su diversion esta en las pistas de sky europeas selectas. Que pena, los mitos caen no porque sean de barro solamente sino porque no tienen nada que enseñar, la arquitectura para ellos es un negocio y los arquitectos jovenes mano de obra barata. Les tienen trabajando 10 horas diarias y ni siquiera se lo agradecen, faltaria mas, tienen que dar gracias de estar en su prestigioso esstudio, mejor dicho en el estudio que han heredado así como el nombre.
    Y que hacen los arquitectos jovenes, pues darle al ordenador, saben muchos programas pero ¿realmente eso es ser arquitecto?. ¿Por que no les dejan exponer sus ideas? porque tienen miedo de ver como eran ellos hace 30 años. Muchos deberian dedicarse a las finanzas y no a la arquitectura.
    Por otro lado ¿Qué ocurre en la Escuela?, simplemente que esta llena de fracasados, que solo miran al compañero de su promocion que es catedratico cuando el solo es profesor titular. Luego existe el sector que no ha construido nunca nada y para el que la arquitectura es filosofia, vamos que hay que poner cara de intelectual y mirar a las nubes, entornar los ojos y pensafr en el mayo frances, del que no han salido. El que mas chorradas dice es el mas genio. Dan matricula a quienes hacen trabajos sobre como localizar en la calle a homoxesuales y dan el visto bueno a tesis que tratan sobre las moradas de Sta Teresa, me gustaria que alguien me diga que tiene que ver este tema con una tesis doctoral de proyectos. Los jovenes arquitectos se van, pero mi recomendacion es que lo hagan corriendo, vamos como si fueran a ganar un maraton porque si se quedan les van a quitar las ilusiones, se van a sentir fracasados y todo el esfuerzo que han hecho no haba servido para nada. Si se van, al menos conoceran otros paises, otras tendencias, otras personas, se enriqueceran y sobretodo entrara en sus pulmones aire mas fresco. Su mente se abrira y es preferible comer un bocadillo disertando sobre cosas interesantes que no aguantar las bobadas de muchos profesores a los que hay que decir que son especiales para que les apoyen y poder obtener una beca, cuando realmente son especiales en su mediocridad.
    Foster dice que la unica costante es el movimiento, toda una filosofia con la que estoy de acuerdo, pero deberia bajar de su trono porque como para todos su tiempo se agota.
    Hay que cambiar el modo de otorgar proyectos, hay que limpiar la escuela, hay que exiger una enseñanza mejor y menos faltar ls profesores para asistir a congresos, si van que lo paguen con su dinero y si faltan a clase que se lo descuenten de la nomina. Menos camaraderia y mas calidad practica en la enseñanza.
    Mas ayudas, mas becas por expediente y conocimientos y no por recomendaciones.
    Una de las carreras mas completas y bonitas la estan comercializando y lo que es peor estan primando la maquina a lo artesanal.
    Un arquitecto debe saber proyectar una torre, un edificio, debe saber del entorno, en sintesis debe aprender de nuevo lo que es ser arquitecto y lo que se espera de el.Lean la republica de Platon, asi sabran como enseñar, lean la etica de Aristoteles asi sabran como actuar, sean humildes como Diogenes y oigan el silencia y vean la oscuridad, a lo mejor con un poco de optimismo salen de la caverna y dejan de ver su figura invertida.

  13. Jorge G. Meunier Valladares

    Muy estimados estudiantes:
    Soy Arquitecto y docente catedrático desde hace 35 años en la Escuela Mexicana de Arquitectura de la ULSA. Estoy totalmente de acuerdo con todos sus comentarios y como nadie tiene la verdad absoluta, parcialmente tienen vos la suya y muy respetables. Por desgracia muchos de mis colegas y muchos de mis ex alumnos que ahora están como docentes, efectivamente el ego, los prejuicios y las vanidades, son gran parte para muchos, su vestimenta social y su modus vivendi. No comprenden que ustedes los jóvenes de hoy, están y se encuentran sumergidos en un mundo con una crisis jamas vista por la humanidad, todo en este momento es un caos. Político,social, ecológico,humano,cultural, tecnológico,urbano, económico, militar, religioso, familiar,etc. No hay dinero que alcance, no hay familias, no hay empleos, no hay, no hay…. Entonces es el momento de poner el desorden en un orden mundial y ustedes los jóvenes son los capacitados para ello, son mas aventados, les gusta la experimentación y tienen el arrojo para intentarlo pase lo que pase. Ustedes los futuros arquitectos,tienen que exigir los cambios en las universidades, el respeto y el reclamo a sus derechos de expresarse a su manera. Son las pautas para nuevas leyes, normas, códigos y constituciones. Los Arquitectos que en vez de apoyarlos, encaminarlos, guiarlos y orientarlos a ,lo que ustedes buscan; efectivamente solo van a lastimar,herir y matar sus ideales, sus sueños y sus filosofías de ser arquitectos y eso no lo deben de permitir. El S. XX, estuvo fundamentado por otros tipos de modus vivendis, necesidades, industrias y manufacturas de construcción, que para hoy estos ya son o están siendo obsoletos. Te comentare lo que decían mis grandes maestros:
    Arq. Josè Villagràn García y el Arq. Vladimir Kaspè…. La Arquitectura es un lenguaje que se vale del dibujo y de las maquetas para velar las ideas de los sueños y las ilusiones, que cada uno trae. Y la función del docente,no son echártelas para tras, negarlas, abortarlas,criticarlas y mucho menos evitartelas. Sino por el contrario,decirte que cómo puedes mejorarla, hacerla más útil y comprensible para todos los demás, basado en su experiencia y conocimientos de la materia. El es tu apoyo y en el que más fe deberías tener, pero la realidad es totalmente contraria y contradictoria. Yo también he sufrido mucho con poder llegar a las escuelas de arquitectura para innovar éste tipo de sistemas de enseñanza. De he hecho he ofrecido cursos y talleres para los maestros y universidades, pero su estatus y su formación tan rígida e inflexible por asì convenir a sus propios intereses y políticas, evita llegar a estas. Aún hemos olvidado compañeros que las materias de Filosofía o Teorías de la Arquitectura (de las cuales me honro en ser maestro de éstas e historia) están en total divorcio con la materia de Composición (Diseño arquitectónico o proyectos). Cuando la teoría de las formas, son las bases y fundamentos para defender un proyecto, las ideas principian y nacen en las neuronas cerebrales, las intuimos a través de la imaginación y les agregamos aún en el interior un toque de inspiración, sensibilidad,cariño,sentido lógico creativo y mucha pero mucha creatividad para traerlos al mundo a través del dibujo, las perspectivas y las maquetas. Eso se llama autenticidad, originalidad, identidad y creación.
    El siguiente paso es que esa idea “semilla” recién llegada al mundo real, se debe de tratar con cuidado, con respeto, seriedad y tolerancia, para poco a poco hacerla crecer, madurar y por fin llegar al producto terminado, con una obra magnanime,grandiosa, acertada y real, lista para ser presupuestada y construida.
    La Teoría es en pocas palabras, la primera parte antes de empezar a corregir un proyecto de dibujos vagos, abstractos muchos de ellos y sin ninguna inspiración del creador, con solo copiar o inventar para ver si pasa la materia de diseño, con el “me gusta” según el maestro o reprobar o el tan sólo “no me gusta tu proyecto” y a reprobar otro año o semestre. Por que el corrector no comprende el significado de tu obra,del cómo nació y mucho menos del tiempo de horas y horas de desvelo para comprender todo lo que tuviste que hacer para lograr expresar tus emociones… ni modo, asì es la triste verdad y lo lamento mucho para los que deciden abortar sus sueños y sus ilusiones de ser arquitectos hoy en día. Pero si hay alguien que necesite un apoyo, orientación o consejo… No lo duden, se que tengo 55 años de edad, pero estoy muy actualizado en las didácticas de enseñanza para alumnos de arquitectura. Animo y mucho éxito.

  14. maria, madrid

    En primer lugar enhorabuena por la carta a Dani. No se si lo que te voy a decir te va a gustar pero hace años que deje la universidad y desde la lejania y con hijos arquitectos de, mas o menos tu edad, se ven las cosas con otra perpectiva. Permiteme que te puntualice lo siguiente:
    -Recomendaciones ha habido y las habra siempre, es un concepto de dificil solución. He visto alumnos, compañeros, que una vez instalados han actuado de la misma manera que criticaban antes una vez instalados en el sillón, empleando el “hoy por ti y mañana por mi”
    -Los problemas los hay en todas las carreras y los trepas, que generalmente no son los mejores, estan a la orden del dia y desgraciadamente siempre consiguen lo que quieren.
    -Hay profesores jovenes buenisimos y otros pedantes, prepotentes que se creen que ser arquitecto le da derecho a despreciar a los de otras disciplinas. La silla debe cumplir el fin para el que ha sido creada, es decir para sentarse y a partir de ahi modela el diseño, principio basico de filosofia, lo que no se puedes hacer es burlar la estetica haciendo algo que no sirve para nada, basandose en su genial percepcion de las cosas, que no es mas que falta de imaginacion y mucho ego absurdo.
    Por otro lado hay profesores consagrados que, por solo oirles y aprender de ellos se tendria que pagar y otros que tendrian que pagar ellos por aguantarles sus bobadas elocubrantes y que son los que a la hora de calificar dan matricula a proyectos y trabajos fin de master que merecian estar en la basura.
    -Dices que sueñas, ¿te crees que solo tu porque no tengas aun 30 años eres el unico que sueña?. Soñar con lo posible y lo imposible es algo tan unido al ser humano que solo deja de hacerlo cuando se muere. ¿Has preguntado a tu padre o a tu madre que sueñas, que piensan, cuantas esperanzas y deseos se quedaron en el camino? ¿cuantos despachos, cuantas lagrimas,cuanto orgullo se han tragado para conseguir las cosas y que tu puedas estudiar? seguramente no, porque, hoy en dia, lo unico que hay es egoismo y un egocentrismo total y lo unico que cuenta es ser joven. ¿Sabes cuantos proyectos de basura han tenido que aceptar (de arquitectura o de lo que sea) en contra de sus ideales, en contra de sus sueños para que tu puedas vivir mejor? no, eso no te interesa, porque cuando se llega a los 50 ya no se piensa, ya no se siente, ya no se sueña, tan solo se intenta sobrevivir y aguantar las criticas de los que dentro de 20 o 30 años haran lo que ahora critican.
    -Todos hemos querido cambiar el mundo, todos hemos soñado con la esperanza de un mundo mejor, no solo en la arquitectura,un mundo mas
    creativo, mas bello por dentro y por fuera, pero al final acabas aprendiendo que lo que es sobrevivir. ¿Porque no te enfrentas a los profesores cuando te mandan hacer un PFC que no quieres hacer ? porque temos que te suspendan, esa es la realidad y acabas lamiendo las babas, no al mas listo sino al que tiene el dinero o el poder, para que te consiga una beca o te busque un trabajo con el que rellenar tu curriculum y poder optar a algo mejor, pues eso es lo que hemos hecho todos, tragar y tragar,
    -Te puedo asegurar que los mas pedantes y prepotentes de la escuela son esos que tu llamas jovenes y que se aproximan a los 40-50 años. Esos que tu llamas mayores casi siempre se escuchan, si les llamas te responden y saben de las dificultades que hay hoy en dia,y lo mas importante te tratan con respeto y consideracion y no con el falso amiguismo de los otros, pero si alguien te consigue algo son ellos, de eso no debes de dudar.
    -Las recomendaciones existen en todas partes, pero en arquitectura lo mismo que en la carrera diplomatica el que tu padre o madre sea arquitecto o que esten trabajando, casi gratuitamente, en algun estudio de gente relacionado con la escuela, es un pasaporte para conseguir becas, ayudas y mil cosas mas. Con respecto a esto, tengo que añadir que es fundamentl que le caigas bien al profesor o profesora ¿verdad Blanca?, si le sigues la corriente y le halagas tienes casi todo el camino ganado.
    Todo esto que te digo es la triste realidad que ha existido y existira siempre, la solucion esta en el individuo lo cual quiere decir que no tendra solución y es una pena, pero somos la unica espeie que mata y destruye ideales y personas por el simple placer de hacerlo.

    Dejame seguir soñando, dejame seguir leyendo en busca del tiempo perdido, dejame seguir viendo formas en las nubes y gigantes que me mecen en la montaña, dejame seguir deslizandome por las pistas de nieve respirando libertad, dejame seguir soñando que aun soy persona aunque haya cumplido ya los 50. Mi corazon es joven y mi espiritu tambien, pero a veces me despierto y contemplo como gente joven, que no es tu caso, ni piensa, ni lee, ni sabe hablar ni tan siquiera razona, tan solo gasta su existencia de manera tediosa, aburrida y pensando que siempre v a tener 20 o 30 años.
    Animo, te deseo que dentro de 25 o 30 años, cuando tengas mi edad sigas soñando y la arquitectura y tu seais una sola cosa pero sin prepotencia y con humildad.

  15. Patricia López

    Hola , soy arquitecta chilena , con 12 años afincada en España y viviendo casi todo mi trabajo profesional por estos lados ( YA QUE ME TITULE EN EL 2000)…leyendo esta carta , me vienen muchas preguntas y recuerdos a al mente de mi época de estudiante, como por ejemplo: El por que mis profesores en la titulación querían que cambiaran mi MEGAPROYECTO DE UN MEGAPUENTE MULTIFUNCIONAL Y CON UN COMPLEJO PROGRAMA DEPORTIVO ( TODO A LO MEGA) ,jajajaja, si estábamos en una de las escuelas de arquitecturas mas recónditas del NORTE DE CHILE , EN PLENO DESIERTO DE ATACAMA , SIN ADELANTO ALGUNO PERO OJO, RECONOCIDA…ellos querían que hiciera una casita o una guardería , por que era mas controlable para ellos y mas real, PERO FUÍ CAZURRA Y NO LO DEJE…INSISTÍ , INSISTÍ CON MI SUEÑO, era un sueño nada mas, pero lo tenía en la mente y quería desarrollarlo , lo tenía atravesado en mi garganta y en todo mi ser…en conclusión , después de tantas y tantas correcciones para hacerme aterrizar a la realidad de mi pueblito natal en ANTOFAGASTA DE CHILE , pasamos de las formas ORGÁNICAS DE MIS DINOSAURIOS a las extrema cuadrícula de los puentes colgantes arqueados, solo me salvó el programa atrevido…PERO NADIE SUPO ENCAMINARME POR EL SENDERO DE LA ARQUITECTURA ORGÁNICA , ALGO QUE LLEVO EN MI SER DESPUÉS DE PASAR POR MEDICINA Y AGRONOMÍA Y MAS…al final pude mantener la esencia de proyecto y de la fluidez de sus espacios basándome en la orgánica, pero en lo estructural NO TUVE APOYO ALGUNO…después de todo eso te preguntas para que?…PUES YO NUNCA ME LO E PREGUNTADO, sigo dando rienda suelta a mis sueños , aunque es España me especializado en el sector inmobiliario y en analizar los espacios humanos desde otra perspectiva que un despacho de arquitectura no me hubiese dejado analizar…veo la realidad humana , PERO NO GRACIAS A ESTA CRISIS , LA VEO DESDE QUE LLEGÉ A ESPAÑA EN PLENO CRECIMIENTO DE LA BURBUJA INMOBILIARIA Y e podido ver los graves errores de todos mis colegas arquitectos (tema aparte )…Bueno en conclusión…que sigo soñando y sigo soñando ,no paro de soñar ….y veo q avanzo poco a poco , voy creciendo , DE IR SIN UN DURO POR LA CARRERA DE ARQUITECTURA a ESTAR EN ESTA BELLA EUROPA CREANDO MI PROPIA EMPRESA DIA A DIA , ME HACE CRECER COMO PERSONA Y ARQUITECTO…E CONOCIDO PROYECTOS QUE EN LA VIDA PENSE QUE VERIA, E VISTO LOS ERRORES DE LOS GRANDES ARQUITECTOS QUE ME COMIA EN LOS LIBROS DE LA BIBLIOTECA MIENTRAS ESTUDIABA…E DISEÑADO EN MAQUETA PARA OTROS MIS GRANDES SUEÑOS Y HAN GUSTADO Y ASI SIGO SOÑANDO DIA A DIA CON Q ALGUN DIA LLEGARA MI MOMENTO, y no es necesario q sea un MUSEO , UN MEGA PROYECTO…pero de seguro un gran momento…y el ser arquitecta , me a ayudado a seguir adelante dentro de mi propia crisis…DOY GRACIAS A LA VIDA POR SERLO y doy gracias a INTERNET QUE ME ABRIÓ TODAS LAS PUERTAS PARA CRECER Y SALTAR EL CHARCO HASTA ESTAS TIERRAS….definitivamente NO PARES DE SOÑAR, NO CAIGAS Y LUCHA POR TUS SUEÑOS….ARQUITECTO ES TODO…espero q me entiendan…saludos a todos mis colegas arquitectos y los q vienen BIENVENIDOS A ESTE BELLÍSIMO MUNDO.

  16. ZETA lucas

    Mi experiencia es similar a lo que aquí leo, soy estudiante en Granada y estoy en la fase de P.F.C.

    Es un poco difícil hacer un proyecto final de carrera en el que crear 150 nuevas viviendas sociales mientras en cuatro me ponen un programa sobre la cantidad de ellas que hay vacías y toda la gente desahuciada que comienza a okuparlas…

    Si, podría haber decido hacer un museo o cualquier otro macro edificio público pero por un lado es muy posible que cuando sea arquitecto ni siquiera tenga la posibilidad real de enfrentarme a un proyecto de ese tipo y por otro lado prácticamente no he desarrollado ni un solo proyecto de vivienda colectiva durante estos cinco años de carrera…

    El caso es que voy a volver a ponerme a dibujar, o a pensar sobre la situación de la vivienda en este momento enfrentándome a un enunciado que habla de flexibilidad durante cuatro hojas pero me obliga a proyectar viviendas de 100 m2 o 100 m3.

  17. René Guzmán Gil

    Antes que ser arquitecto, primero tienes que ser un soñador.

    Condición indispensable, para poder superar el tránsito por la Universidad.

    Una cosa que aprenderás, es que el conocimiento no es una manzana a la altura de tu mano, presta a ser cogida.

    Debes buscarla y la mayoría de las veces tendrás que plantar el manzano y esperar que dé frutos…si los dá.

    Tal cual ocurre con la arquitectura en el mundo real.

    Luego creo, son pocos los merecedores de este ampuloso título.

    Tal vez no llegues a ser arquitecto, sino después del tránsito a una mejor vida. Y tal vez nunca, por mucha papeleta te dé la universidad.

    Esto es así amigo mío, ponte a trabajar y déjate de lamentaciones si es que sientes como dices el deseo y el llamado a ser arquitecto.

  18. blancadel

    Hola amigos y compañeros. Me encuentro en una situación muy parecida a la de Blanca Espigares: pasé (tras un tiempo de trabajo en estudios) de ser alumna de la ETSAS a becaria predoctoral con docencia, no en Proyectos sino en Urbanismo. Eso me permitió, durante el primer año especialmente, acercarme muchísimo a la visión del alumno mientras compartía (en términos funcionales) el papel de mis nuevos compañeros, los profesores. Además, comparto docencia con profesores de todos los departamentos de la Escuela en una asignatura llamada Taller (que menciona Esteban de Manuel en su comentario), en la que los alumnos desarrollan un proyecto en el que “deberían” responder a los contenidos de todas las materias.

    Este salto, esta dualidad de miradas, me ha traído muchas alegrías y también algunas decepciones: Ahora soy compañera de algunos de mis profesores de la carrera, he conocido a otros nuevos. Algunos han superado mi opinión como alumna y otros la han dejado muy por debajo. Observo profesores que no renuevan sus contenidos e incluso prohíben a los alumnos (estos nativos digitales) consultar en internet para obtener referencias o herramientas de proyecto, alegando que internet no proporciona un filtro. Yo intento defender que, precisamente, su nuevo trabajo no es buscar en ficheros y pedir un libro remoto al personal de biblioteca, sino, precisamente, aprender a filtrar, algo que habéis comentado por aquí. También observo a profesores que están al tanto de novedades en el mundo digital y físico, que incitan a los alumnos a pensar. Como dice Miguel, los alumnos aún no saben que viven en “el dorado”. Y nosotros no sólo tenemos que descubrírselo: tenemos que decirles dónde están las palas y las bolsas, y cómo usarlas para llevarse todas las pepitas posibles. Observo con pena, en ocasiones, el desprecio de los docentes con una metodología “de toda la vida” ante aquellos que intentan pensar algo nuevo y trasladarlo a los alumnos: ¿qué es la docencia si no?.

    Quisiera, por último, aportar que coincido en cierto modo con algo que apunta Gerardo: la escuela en la que nosotros nos formamos nos enseñó algo muy valioso, que fue la supervivencia en un mundo bastante complejo. Es precisamente ese cambio en la sociedad del que habla María Carolina el que ha producido que los nuevos planes de estudios se adapten, no ya a los nativos digitales, sino a jóvenes que han sido educados para pensar poco y esforzarse aún menos. En absoluto creo que deba reproducirse ese mundo de los enchufes, los profesores déspotas, los caraduras y los pelotas para transmitir ese sentimiento de lucha y ansiedad por algo tan sencillo como poder corregir en clase. Pero sí habría que encontrar la manera de hacerlos despertar, de prepararlos para un mundo exterior post Escuela que es duro, duro.

    Saludos y a seguir en ello.

  19. Blanca Espigares Rooney

    Queridos amigos,

    Es fantástico que nos planteeis estas cuestiones ya que nos hacen pensar y reflexionar a todos. En mi caso, estoy dividida entre haber sido estudiante de escuela de arquitectura muy crítica con el profesorado de proyectos, después estudiante de doctorado y actualmente dentro del programa de formación de profesorado en la Universidad de Granada.

    Por una parte, recuerdo cuando nos ponían en la escuela a hacer un museo, que siempre pensaba: si los museos los hacen cuatro, ¿es necesario que nos pongan a hacer esto si probablemente nunca llegue a construir uno? ¿Me están formando para algo que no seré nunca? ¿Por qué todos los años se repite el mismo museo?

    Actualmente en el curso que imparto junto a otro profesor, en cuarto, hemos propuesto un museo, y además, como en la carta del estudiante, un museo para albergar el arte contemporaneo de la colección de la Diputación de Granada. Y desde que le dimos vueltas al tema antes de verano, sobre qué tema de proponer en un curso dedicado a equipamientos y espacios públicos, me planteé que cuando yo era alumna hubiera despotricado contra ese enunciado. Ahora sin embargo, viéndolo desde el otro lado, entiendo lo que se quiere enseñar, que es pensar y manejar información de cuestiones que no nos son tan cercanas como una vivienda, adquirir criterio, discriminar y plantear qué es y cómo dar solución.

    Estos años de formación he querido introducir en clase la web 2.0 y lo que nos brinda, porque es una realidad, porque está ahí, porque la usamos todos, y porque nos permite ampliar el aula a un sinfín de recursos. Pero es muy complicado. El miedo a lo desconocido juega en contra. Si planteas un grupo privado de facebook para compartir conocimientos o incluso comentar entre los alumnos críticas a proyectos, te dicen que eso viola alguna ley seguro, o que es un riesgo a la intimidad, o que es hacerles perder el tiempo y tienen que concentrarse en lo que tienen que concentrarse, o una de las más habituales: es que en la web casi todo lo que sale es falso y hay que decirles que acudan a bibliotecas.

    Yo concibo la 2.0 como una fuente de conocimiento, intercambio y crecimiento. Los libros también se equivocan. Lo que debemos enseñar a los alumnos es a no creerse nada, a tener criterio. A comprobar las fuentes, a si leen algo en twitter, googleen para ver si es verdad, de quién sale, quién lo ha escrito, es experto o no, es decir, lo que siempre hablamos de “curar” contenidos (odio ese palabro inglés). Pero “curar” contenidos tanto en la web como en cualquier artículo que lean o libro que consulten.

    A las Escuelas les falta incorporar unos conocimientos que estén enfocados a la adquisición de competencias digitales, con criterio, con templanza y no como si fuera el enemigo. Un tema sobre el que he escrito bastante y acudido a congresos y proximamente publicaré un post en el blog es un tema muy abandonado en las escuelas: la gestión de la información. Antes se consultaban revistas, libros, dibujábamos planos y tomábamos apuntes. Ahora la información nos llega por mail, blogs, facebook, twitter, wikis, medios audiovisuales y mil fuentes más. ¿Cómo organizamos esa información? ¿cómo la tenemos a mano? Antes lo que estudiábamos lo guardábamos en la memoria, ahora la web es una extensión de la memoria y no se trata de saberlo todo, si no de saberlo buscar, consultar, leer y valorar. Así que, si encuentro un artículo en pdf, ¿lo guardo en el disco duro para cuando le saque provecho? ¿cómo lo busco después entre los miles? ¿y un post? y una imagen de twitter? ¿y una web de consulta? ¿y una foto que hago con mi cámara del móvil? ¿y algo que me mandan por whatsapp?

    Estamos dejando de lado algo vital y es que el arquitecto, por su condición y educación, es un gestor de información buenísimo. La arquitectura y sus años en la escuela nos preparan como auténticos malabaristas: en la calle es normal participar en equipos pluridisciplinares (es además la tendencia y lo comprobado como recomendable, ya que el arquitecto no puede saberlo todo), nuestra actividad es la de gestionar mil tipos de informaciones generadas por todo el equipo, que luego filtramos, coordinamos y seguimos adelante. Somos muy buenos en esto, esa es una realidad. Sin embargo en la escuela se promueve el trabajo individual, que está bien, pero no hay ensayos pluridisciplinares profundos. No hay fórmulas que les planteemos a los alumnos cómo gestionar información, cómo discriminar, cómo “curar”… y esto no deja de ser lo que en un ejercicio de proyectos les enseñamos: filtrar informaciones, discriminar, fijar objetivos con toda la información en la mesa, priorizar ciertas cuestiones, dejar otras como secundarios y trzar la idea de forma coherente, bella, funcional… “curar” contenidos e información es una de las especialidades que adquirimos en la escuela, a base de hacer proyectos, pero no estamos en la realidad de lo que es “curar” contenidos 2.0, y hay que saltar ya!

    Por tanto, la enseñanza en las escuelas no creo que deba estar enfocada a lo que hay en la calle 100%, sino que debe formar la mirada, el pensamiento para que cuando se obtenga el título y se vayan adquiriendo competencias, se tenga criterio, y más en estos tiempos de crisis.

    Saludos!

  20. maria carolina salas

    Es a ustedes Queridísimo colega que les toca reflexionar como bien lo expresas en tu interesantísima carta.Tanto el gremio de profesionales como a los futuros, nos toca entrar en ese período de reflexión con un rol protagónico, lleno de propuestas innovadoras. El problema no es de forma…sino de fondo, que, más allá de la facultad, se pasea por una crisis de educación y envuelve a nuestra civilización…el comportamiento del hombre como ser humano sigue siendo el mismo….La actual sociedad solo muestra los grandes avances tecnológicos, pero…dónde podemos apreciar el desarrollo interno del Hombre como SER Humano…, seguimos con los mismos conflictos en los cuatropuntos del planeta. Entonces, el trabajo es hacia despertar de una nueva Conciencia Colectiva. Una vez que el colectivo sea la prioridad, nuestro mundo y nuestras sociedades serán diferentes…y al mismo, se reflejarán en nuestra Arquitectura.

  21. Manuel Saga

    Subscribo absolutamente esta carta.

    Y aceptaría el reto de los “contenedores sociales en la red 2.0 y sus derivadas transformadoras en diagramas de flujos fractales”, creo que sería un laboratorio maravilloso que incluiría arquitectura efímera, socioconstruccionismo, trabajo tanto en entornos físicos como digitales, y de paso una diagramación posterior para la divulgación de sus resultados.

    Cuando una idea se adelanta a su tiempo, siempre hay sitios donde causa sarpullidos. Es la buena señal para saber que se va por buen camino.

  22. Daniel – CCAD

    Olvidar que la crisis es la consecuencia de no haber cambiado a tiempo, no el motivo por el que hay que cambiar ahora, es en realidad perder la perspectiva.
    Una de las muchas crisis que tenemos encima es la educativa, sin duda. Y en nuestro caso se junta a otras crisis: la financiera (por supuesto), la de valores (de costado), y la de identidad profesional (de frente).
    Se dice que los arquitectos somos capaces de hacer muchísimas cosas, de diseñar casi de todo, de desempeñar un montón de papeles…pero en la escuela se nos enseña sólo a hacer una cosa: de arquitecto que gana concursos.
    Una carrera como Arquitectura debería tener unificados los temarios por curso académico, de modo que cada año se haga, de forma global y completa, un tipo de proyecto COMPLETO. Instalaciones, estructura, construcción, mediciones y presupuestos, y también las herramientas accesorias: cálculo, álgebra, geometría descriptiva, historia, estética, análisis de formas: todas las asignaturas de la mano, cada año, para hacer 3 ó 4 proyectos/trabajos completos. Y así, la valoración final del curso sería por tribunal, y no por asignatura.
    Y hagamos proyectos/trabajos de todo tipo: Museos, viviendas unifamiliares, en bloque, rehabilitación, desarrollo urbano… etc. Y si vamos aprendiendo con ello a usar la normativa vigente, pues ya lo bordamos.

    ¿Soñar? ¡Soñemos! Pero con las mismas reglas que nos vamos a encontrar al jugar a soñar fuera de la escuela.

    Sólo si jugamos a soñar en la escuela, con guías, aprenderemos a soñar de verdad y a llevar las normativas al límite, y que esos sueños sean realidades.

  23. Carlos

    Hace mas de tres años que acabe la carrera, y esta carta es el sentir general de mis 7 años de sufrimiento y penas. Las escuelas están tan desvinculadas de la realidad, que realmente da pena pensar en los años desperdiciados con una enseñanza tan bonita y tan mal ejecutada.

    Mi opinión es que el reciclaje de los dinosaurios es totalmente necesario y que alguien debe hacer algo al respecto. Espero que cartas como esta ayuden a este cometido.

    Un saludo desde http://www.Dojoarquitectos.com

  24. H

    Hay algo realmente destacable en el texto: los alumnos actuales son nativos digitales. Y eso nos obliga a los docentes a emplear Twitter, idear Blogs, manejarnos con soltura en Facebook y sobrevivir en Campus Virtuales Multimedia.
    Somos lo pioneros en el empleo de estas herramientas en la enseñanza de la arquitectura. Sólo nos queda por ver sus resultados.
    Para los que les interese:

    http://twitter.com/hitear

    http://hitear.wordpress.com/

  25. Miguel Sierra

    Enseñar, es entregar el conocimiento, sin pedestales ni contrapartida. Enseñar es AMAR, no cobrar por no ser “buen” arquitecto bebiendo de emociones innatas para saciar egos desproporcionados.
    La escuela, como la arquitectura, es pública, y no secreta,ni selectiva, ni “privada”.
    Ser arquitecto no es un título, ese es el problema….
    Lo demás…es crisis…pasajera!!!!.

  26. Susana García

    Como siempre, agudos y con un alto grado de sensibilidad. Enhorabuena queridos amigos!
    Me gustaría apuntar una reflexión.

    Es frecuente el posicionamiento de muchos compañeros que han ejercido la profesión durante muchos años, respecto a la necesidad de que los alumnos de las escuelas de arquitectura se “curtan” en las aulas, pues en la calle es verdad que luego no encontrarán piedad. También es lógico lo que opinan de muchos enunciados un poco “surrealistas”. El que proponía Gerardo me encanta!!

    Pero también hay que entender la posición de los que piensan como los editores de este blog, y muchos otros (yo incluida). Pero no creo que esa otra posición sea necesariamente “utópica”. Yo ya empiezo a apuntar edad, así que la utopía comienza a ser algo que, o se consigue, o se abandona.

    Llamadme corporativista, pero pienso que a una persona que ha estudiado una carrera como la nuestra, y que además la ha ejercido durante más o menos tiempo (aunque sea en prácticas), se le presupone una inteligencia media, como poco. Así que si no hay ningún trastornado en este o en otros foros en los que se debate sobre lo mismo…la única opción que explique tan diferentes posiciones es que….se está hablando de cosas distintas.

    En mi opinión, es absolutamente cierto lo que comentan los compañeros más críticos. Creo que todos los que hemos tenido la oportunidad de trabajar como “arquitectos tradicionales” durante los años de bonanza sabemos lo dura que es la calle, y que todo lo que se enseña en las asignaturas más “avanzadas” de las escuelas no es en absoluto práctico.
    Pero la cuestión es que, como bien saben nuestros editores, muchos de los alumnos que terminen la carrera probablemente no harán un proyecto construido en su vida. Yo probablemente, no volveré a hacerlo de nuevo.

    En este punto…qué sentido tiene seguir enseñando tradicionalmente una profesión que ya no volverá a ejercerse de forma tradicional? Eso no quiere decir que no sean necesarios los arquitectos. En absoluto!
    Más bien significa que las capacidades que traen consigo quienes desean estudiar arquitectura, y las capacidades que adquieran en la escuela, serán las necesarias para desarrollar esas “otras” formas de ejercicio de la profesión.

    Otro debate sería si, en este punto, es adecuado que en en la formación de arquitecto (con la gibarización que ha sufrido con la adaptación al EEE), se incluya tanto la formación puramente técnica como “la otra” (y en eso incluyo el paisaje, la dinamización urbana, la rehabilitación de barrios, etc).
    Pero eso…es otra historia 😉

  27. StepienyBarno

    Nuevamente, agradecer tantas visitas al post y los nuevos comentarios.
    Estamos de acuerdo con Mabelco en que un mal profesor que te corte las alas es lo por que hay. También es cierto es que, malos, malos tampoco son la mayoría, y muchos, cada vez más, son buenos. La experiencia de la que habla, Andrés, sin duda ayuda y mucho; pero no menos la capacidad docente en sí misma y ser capaces de contagiar ilusión.
    En nuestra opinión, el problema no está tanto en la persona en sí misma, como en el sistema que está demasiado obsoleto. A esto hay que añadir, como bien apunta Esteban, que muchas de ellas piensan que, algún día, todo volverá a ser como antes. La realidad manda y muchos no quieren verla; triste. Pero bueno, consuela ver que hay profesores con ganas de innovar en incluso de aplicar el “método Livingston”. Felicidades por tu aportación; alumnos afortunados los tuyos.
    Respecto a las palabras de Antonio, comentar que, aunque no estamos muy de acuerdo con la forma en que muestra su desacuerdo, lo respetamos. A su vez, generalizar siempre es injusto y no conviene meter a todos los profesores de proyectos en el mismo saco. Este “pecadillo” nosotros también lo cometemos y, algunas veces, no somos del todo justos. Aun así, te agradecemos que nos hayas dejado tu opinión.

  28. Antonio Moya

    Es verdaderamente patético que haya quien sostenga las utopías vacías de esa carta. Lo siento por su autor, que lo tendrá que pasar mal forzosamente cuando se caiga del guindo. Con planteamientos así no se puede ir por la vida. Lo siento por él y por los que como él están en Babia. De todas formas pienso que los responsables de ese estado son los mamandurrias de los profesores de proyectos, que suelen ser unos fracasados que desahogan su propio fracaso en meter en la cabeza de sus alumnos las utopías que ellos no han sido capaces de llevar a cabo. Esto evidentemente es así porque puede comprobarse que en otras facultades o escuelas los alumnos no tienen esa tontuna ni necesitan que la vida profesional les quite de cuajo el pelo de la dehesa, como en arquitectura.

  29. Andrés Morales

    Recuerdo en mi época de estudiante y como alumno colaborador del departamento de proyectos, plantear como tema de estudio e investigación, la arquitectura del turismo. Ya que en esta región es la que mayor incidencia tiene. Y es algo en lo que podríamos aportar algo. Pues no, ese era un pecado que había que mantener en el armario. Lo estiloso y que se llevaba eran las intervenciones en los cascos históricos y el referente era Venecia y su propio departamento de proyectos. Nada mas lejos de nuestra realidad. El día que terminé la carrera, el catedrático de la asignatura me ofreció la posibilidad de pasar de alumno colaborador a dar clase. Por honestidad, me negué. Precisamente ese es uno de nuestros males. No se puede dar clase, sin antes tener un mínimo, de al menos cinco años de vida profesional. Cuando uno durante estos años ha ido viendo cuál es la plantilla del profesorado, la mayor parte dando clase después del día que terminaron la carrera, incluso antes de terminar. Conociendo la mediocridad de gran parte del personal. Leyendo chorradas de discursos teóricos-poéticos, como “La playa como elemento constructivo del vacío” a uno se le ponen los pelos como escarpias y comienza a comprender el porqué de tanto estúpido vestido de negro o con reloj de mickey mouse en la muñeca.

  30. tentelkeritan

    Comparto, aunque con matices.
    En algún momento habría que hablar del perjuicio que causa en la implicación y el compromiso en la atención a los alumnos, la promoción y la preferencia de las “carreras docentes” de las nuevas generaciones de profesores. En mi opinión, a menudo, tratando de formar y garantizar una carrera académica, (algo entendible en el marco de trabajo actual) se repiten errores de generaciones anteriores que siempre habíamos y hemos criticado.
    @tentelkeritan

  31. Esteban de Manuel Jerez

    La leí esta mañana y la reenvíe a la lista de estudiantes para comentarla. Ahora la pienso subir al foroetsas. Es una pena pero, refleja bastante bien la realidad. Parece que las escuelas piensan, quizá como buena parte de la ciudad, que todo esto es una pesadilla y que todo volverá a ser como siempre.
    Como profesor, me siento responsable de abrir nuevos horizontes profesionales a los arquitectos y me dí cuenta que eso pasa por la política.
    Hacen falta arquitectos para poner orden en el desorden creado por la burbuja inmobiliaria. Después del Tsunami urbanizador viene la reconstrucción. Tenemos cientos de barrios por rehabilitar y prácticamente todo el parque de viviendas construido está muy a slejos de cumplir los requerimientos de la certificación energética. Tenemos que convertir en barrios las urbanizaciones. Hay un trabajo ingente por hacer para transformar el paisaje epigonal de la civilización industrial con su barroquismo especulativo en las bases de un nuevo orden territorial acoplado a la capacidad bioproductiva del territorio. Necesitamos a los jóvenes arquitectos aquí, con nuevos paradigmas de arquitectura.
    En taller 2, segundo curso, tema la casa, he pedido a los alumnos que busquen unos clientes que quieran reformar su casa y que la traigan al aula. Aplicamos el método Livingston de diseño participativo. Aprenden a escuchar a sus clientes, los entrevistas, hacen con ellos el diagnóstico de problemas y puntos fuertes de la casa a reformar. Estudian variantes. Todo bien hasta que el profesor de proyectos les dice que se olviden de la limitación de presupuesto. Los alumnos desconcertados me preguntan: ¿Qué hago? Y yo les pregunto: ¿tu cliente tiene presupuesto ilimitado?. Claro que no, me responden. Y entonces yo les digo: el método consiste en elaborar variantes. Junto al proyecto de cliente y vuestras variante de proyecto, añadir el proyecto del profesor de proyectos. Luego los lleváis todos a la sesión de discusión con el cliente y evalúais que propuesta resuelve mejor los problemas de la casa con los recursos disponibles. Vale soñar la casa deseada, hay que hacerlo, hay que anticiparse, se puede proyectar una casa que evolucione en el tiempo hasta llegar a ella. Pero no vale negar la realidad

  32. Mabelco

    Leo la carta de mi colega mientras me emociono, me enfado, me sale alguna que otra sonrisa de complicidad con algunas de sus frases, me siento más valiente, más reconfortada y apoyada, para finalmente sentir…tristeza. No voy a decir lo que aquí ya todos sabemos de sobra “que la arquitectura es un modo de vida, que es un sentimiento más que una profesión, que una vez que la conoces te hace perder la cabeza por ella y…bla bla bla”. Estoy de acuerdo con todo lo contado por Eseanonimosinombre.
    Es injusto que en las escuelas se nos maten las ganas, la ilusión, la esperanza…es una atrocidad. Una atrocidad contra la evolución del estudiante. Cortan alas, cuando lo que estamos deseando es desplegarlas para volar sin límites. Hablaré de mi escuela en particular y anónimamente también para no abrir heridas a aquellos que hacen una estupenda labor y puede que se dejen caer por aquí. Me hice dependiente de la arquitectura en tercero (al igual que el autor de la carta), actualmente curso cuarto.
    Recuerdo el curso anterior como uno de los años más felices de mi vida. Y no precisamente por salir con amigos, ni por viajar demasiado, ni tener a mi lado a toda la gente que me gustaría tener…No! Me sentía bien, conmigo misma, porque mis días en la universidad eran unos días llenos de emoción, de ganas e ilusión, de nervios y todo ello me hacia sentir más viva que nunca. Todo ello me lo producía la amada “Proyectos” reflejada en unos profesores extraordinarios. Gente de otro planeta seguro escondidos en cuerpos de humanos. Si, así los veía y así los sentía, yo y todo mi curso. Profesores dedicados, jóvenes y no tan jóvenes (eso no importa ni es excusa), capaces de mantenerte con los ojos como platos en cada clase, cada corrección. Traban la arquitectura con la elegancia que le corresponde pero concienzudos de el momento en el que nos encontramos. Nos hacían vibrar. Nos hacían soñar. Querían hacernos querer a la arquitectura como es, sin engaños, sin egos, sin aires de grandeza…y lo consiguieron. Vaya si lo consiguieron!
    Preguntadme cómo me siento ahora (?). Un curso más y después de dejar atrás a aquellos grandes profesionales… Con una losa sobre mi cabeza. Así es como me siento. No avanzo. Este año han parado mi crecimiento. Y después de haber pasado estos primeros meses de curso con impotencia y un sabor amargo a desencanto… Me siento triste y perdida.
    Gente reciclada, ilusionada, amante de la arquitectura en todas sus facetas. Gente real, realista y realizadora de los sueños que están por venir es lo que necesitan la escuelas de arquitectura.
    Siempre con los pies en el suelo…como me hicieron ver aquellos amados profesores de tercero.

    Nada más por mi parte.
    Gracias por vuestro tiempo.
    Y gracias por este post de alivio.

    Siento si no me he expresado todo lo bien que debería, pero lo escribo mientras estoy en una de esas clases que me despluman las alas, y esto es a lo que me dedico…

  33. StepienyBarno

    Gracias a todos por los comentarios.
    Como bien dicen Inés, Marisa y Hank, la clave de todo es la ilusión, soñar y la pasión. Todo ello se desata en la escuela por la arquitectura desde casi el primer día. No es que sea la única disciplina que lo consiga, pero la nuestra marca la forma de estudiar y, posteriormente, la forma de estar en el mundo.
    A partir de ahí, estamos de acuerdo con Antonio y Miguel en que, hay un gran salto entre el mundo universitario y la realidad y, de alguna forma, sería interesante ver cómo salvarlo.
    Respecto al comentario de Gerardo, lo primero de todo agradecerle su sinceridad; está bien que no todos estemos de acuerdo, precisamente para ello sirven este tipo de post, para ver diferentes visiones sobre un mismo tema. Aun así, creemos que lo importante no es hacer o no hacer museos en proyectos; se pueden hacer, por qué no? lo importante es que, por un lado u otro, se ayude al desembarco en el mundo profesional al alumno. Muchas veces la salida de la escuela, aun sin crisis, era muy dura; ahora con crisis, de temblar.

  34. Ines RC

    Pues yo le diria que siguiera soñando!! Cuantas veces contando mis sueños me intentaron “devolver a la realidad”. Ahora hago exactamente lo que en tercer año de carrera empecé a soñar: tras varios años de experiencia profesional como arquitecto en varios estudios de arquitectura (bastante decepcionantes y en general bajo condiciones abusivas), actualmente realizo una tesis (por la que cobro un sueldo a través de un contrato doctoral), doy clases en la universidad (por las que también me pagan), y tengo tiempo para presentarme a algun concurso de arquitectura por mi cuenta. Resumiendo, vivo muy bien.

    Cierto es que tuve que mudarme (vivo en Francia), pero me ha merecido la pena.

    Asi que por lo menos, no consintamos que nos roben los sueños. Con esfuerzo e ilusion todo puede llegar.

  35. desde Leon

    Parece que te das cuenta pronto de la ruina de la arquitectura (entendida como negocio), Llevo 15 años mas 10 de carrera (si, en mi época y en Valladolid eso era lo que duraba de media) y me doy cuenta ahora, que es demasiado tarde. La coletilla que tenemos que soportar es “cuando te vas al extranjero”, coño vete tu. Mi pasión ha sido la arquitectura y ese mundo, no tengo que montar una frutería como me han dicho.
    Otro tema que insinúas son las “fabricas” de arquitectos, esas empresas con apellido Universidad privada, por 20.000€ y cuatro años, alehop, otro arquitecto. Si, si, ya se que no están preparados, que si no tienen nada que hacer en el mercado…y después son funcionarios que te ponen trabas interpretativas de las normativas.

  36. Gerardo

    Pues, sintiéndolo muchísimo, ESTOY EN ABSOLUTO DESACUERDO con la carta. La Escuela forma arquitectos con mucha responsabilidad posterior en la sociedad, no es una guardería de colores. Te tienes que bregar con caraduras, pelotas, profesores motivadores y catedráticos que no aparecen por clase. Por que esa es la vida real. La que existe desde el principio de los tiempos, y con la que se han tenido que enfrentar todas las generaciones de arquitectos. Y eso os debería curtir para ser mejores servidores. Y si hay que proyectar un Museo, se proyecta un museo, que es lo que hacen los arquitectos ¿o que queréis proyectar, “contenedores social en la red 2.0 y sus derivadas transformadoras en diagramas de flujos fractales”?. La carta es muy bonita y tierna, pero no es real.

  37. MARISA HARO

    Enhorabuena, chic@s por la carta.
    Recuperar la ilusión en este momento en el que se nada en las mas profundas sombras es algo esencial para poder seguir viviendo.

  38. Antonio

    Me recuerda mucho a una carta o varias que escribí en el TA de la ETSAM… y más de 15 años después sigo pensando que la Escuela es una burbuja donde se te permite soñar… pero que si sales de ella te topas con una realidad que dista mucho, muchísimo, de esa utópica rutina consistente en idear, construir sueños, materializar visiones…

    Creo que has de luchar por permanecer en esa burbuja y eso sólo se consigue con un buen colchón económico por lo que para seguir viviendo de ello debes tener fondos suficientes y entrar en el sistema de castas que reina en el mundo académico… así, sólo así, podrás vivir en las nubes de por vida…

    Suerte.

  39. Miguel

    Una licencia extraña. Ya no somos estudiantes y nuestra escuela está muy, muy lejos de la,suya en muchos aspectos. En otros, lastimosamente cerca.
    Los nativos digitales de las escuelas están muy lejos de darse cuenta de “el dorado” en el que viven. Por suerte, algunos, como vosotros, nos seguimos empeñando en descubrírselo.

  40. @Hank_Caffeine

    Me siendo muy identificado en muchos de los tema que habla este compañero. Nosotros por lo visto estamos teniendo bastante más suerte, se nos plantean generalmente enunciados bastante acordes con lo que nos vamos a encontrar cuando salgamos a la calle. Lo que si que me pone malo es oír a esa gente que quiere cerrar escuelas de arquitectura y quitarnos la oportunidad de vivir haciendo lo que nos gusta…
    Mucho animo a todos los estudiantes de arquitectura, que a pesar del futuro tan negro que nos pintan seguimos dándolo todo por lo que nos apasiona.

  41. Oscar Liébana

    Estas cartas nos animan a los que estamos en ello, necesitamos que opinéis bien alto ..

    @oliebana

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio